Retiran pase de prensa a reportero que interpeló ayer a Trump; CNN respalda al periodista

Reuters

Tras el incidente de ayer al mediodía entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el reportero de CNN Jim Acosta, la Casa Blanca determinó ayer suspender el pase de prensa del periodista “hasta nuevo aviso”.

En la conferencia de prensa de ayer el periodista cuestionara al mandatario acerca de temas como la caravana migrante y la investigación sobre la intervención rusa en Estados Unidos, el presidente lo intentó callar y lo llamó persona “terrible”.

Después Sarah Sanders, secretaria de prensa de la Casa Blanca, informó que al reportero de CNN se le retiraría su “hard pass”. Mientras tanto, Acosta era detenido en una de las puertas de la residencia oficial para quitarle su acceso.

Entonces el periodista escribió en Twitter: “Me acaban de negar la entrada a la Casa Blanca. El Servicio Secreto me acaba de informar que no puedo ingresar a los terrenos de la Casa Blanca para mi reporte en vivo de las 8 pm”.

Acosta, además, publicó el video del momento en el que le es recogido su pase de acceso.

La Casa Blanca alegó que Acosta había maltratado a la asistente de prensa que le intentó quitar el micrófono durante su intento de intervención.

En su comunicado Sanders refirió así el hecho: “El presidente Trump cree en una prensa libre y espera y da la bienvenida a las preguntas difíciles de él y de su administración. Sin embargo, nunca toleraremos que un reportero ponga sus manos sobre una mujer joven que está tratando de hacer su trabajo como pasante de la Casa Blanca. Esta conducta es absolutamente inaceptable“.

Empero la respuesta a esa aseveración de Sanders llegó muy rápido, y estuvo a cargo de Allie Malloy, productora de CNN, en Twitter: “Esto es una mentira completa. La mujer agarró el brazo de Jim repetidamente. Nunca la tocó. De hecho, en un momento @Acosta le dice cortésmente ‘Perdóneme, señora’ mientras ella sigue tomando su brazo”.

Asimismo, Acosta también dijo en un tuit que la versión de Sanders es una mentira.

En su comunicado Sanders añade más acusaciones contra el reportero de CNN: “También es completamente irrespetuoso para con sus colegas que el periodista no les dé la oportunidad de hacer una pregunta. El presidente Trump le ha dado a la prensa más acceso que cualquier otro presidente en la historia. Contrariamente a las afirmaciones de CNN, no hay mayor demostración del apoyo del presidente a una prensa libre que el evento que realizó hoy (ayer). Solo ellos atacarían al presidente por no apoyar a la prensa libre cuando él recibe 68 preguntas de 35 diferentes reporteros en el transcurso de una hora y media, incluyendo varias del reportero en cuestión. El hecho de que CNN esté orgullosa de la forma en que su empleado se comportó no solo es repugnante, sino que es un ejemplo de su indignante desconsideración hacia todos, incluyendo a las jóvenes que trabajan en este gobierno. Como resultado del incidente de hoy, la Casa Blanca ha suspendido el pase del reportero involucrado hasta nuevo aviso”.

Por su parte, en otro comunicado CNN brindó respaldo a su reportero: “La Casa Blanca anunció esta noche que ha revocado el pase de prensa del corresponsal en jefe de CNN en la Casa Blanca, Jim Acosta. Eso fue hecho en represalia por sus preguntas desafiantes en la conferencia de prensa de hoy. En una explicación, la secretaria de Prensa Sarah Sanders mintió. Ella ofreció acusaciones mentirosas y citó un incidente que nunca sucedió. Esta decisión sin precedentes es una amenaza para nuestra democracia y el país merece algo mejor. Jim Acosta tiene todo nuestro apoyo”.

Hoy Acosta publicó un tuit en el que dice lo siguiente: “No crean las mentiras que vienen de la Casa Blanca. Crean en nuestras libertades. Gracias a todos por su apoyo. No retrocederemos”.

 

(Con información de CNN)

arm

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password