Recomendamos: TikTok, “fabricado para ser adictivo” (y lo será aún más): el hombre que se adentró en sus entrañas

Foto: Getty Images

Una pantalla de celular, un video en vertical y 1 minuto de tu vida. Estos tres elementos son la esencia de TikTok, la red social de videos cortos que arrasa entre los jóvenes y ha cambiado ya los hábitos de consumo de video de miles de usuarios.

¿Cómo puede ser tan adictiva?

La abres, son las 4 y cuando vuelves a mirar el reloj ha pasado una hora.

¿De verdad llevo viendo videos cortos sin parar durante 60 minutos?

El scrolling o deslizamiento infinito, un diseño característico de las redes sociales, hace bien su trabajo en Tik Tok.

Tanto que hasta la publicidad parece un video más.

Se funde con el resto de contenido hasta parecer invisible.

Esta es la primera pista de que lo que parece en principio sencillo, lleva mucho trabajo de ingeniería detrás.

La segunda, le explica a BBC Mundo Matthew Brennan, autor de “Attention Factory” (Factoría de atención) y especialista en tecnología en China, es uno de los algoritmos de recomendación más sofisticados del mundo.

Con aproximadamente 800 millones de usuarios activos al mes, su éxito no es casual.

Solo en 2019 TikTok y Douyin -su equivalente en China- fueron descargados cerca de 2.000 millones de veces en todo el mundo.

La empresa ByteDance, su propietaria, no es una start up montada en un garaje que un día se encontró con el éxito por casualidad.

Sabían cómo hacerlo

Los ejecutivos y los ingenieros detrás de la app, cuenta Brennan, sabían cómo convertir este servicio de videos cortos en una de las redes sociales más adictivas del mundo.

“No hay un equipo pequeño detrás. Es una de las mayores compañías de internet en China. Emplea a miles de personas. Si TikTok ha crecido tan rápido se debe a la experiencia de sus ingenieros y a que opera el mejor motor de recomendaciones del competitivo mercado chino”, afirma en la entrevista con BBC Mundo.

“Está rivalizando con YouTube y con Instagram, las plataformas donde la gente acude cuando tiene tiempo libre, donde va a entretenerse o en busca de estatus”, dice.

Este algoritmo usa el aprendizaje automático para conocer qué contenido prefiere cada individuo en función de su comportamiento.

“Lo que lo hace tan adictivo es que aprende qué te gusta y qué no te gusta. Y lo hace rápidamente porque en 1 minuto puedes ver 5 o 6 videos”.

“En ese tiempo, tienes que descartar el video o verlo. Y esa acción revela si te gusta o no. Así que ByteDance puede conseguir mucha información en muy poco tiempo”.

Comparado con lo que sucede en otras plataformas, el proceso es más lento.

“Puedes ver algo durante 5 minutos en YouTube sin tocar la pantalla. Si es Netflix puedes ver media hora sin hacer nada”.

“Así que el sistema obtiene menos retroalimentación. No les ayudas a entender cómo te sientes, si lo encuentras aburrido o no”, añade.

“En TikTok, interactúas constantemente con la aplicación e incluso si no lo haces, también estás dando información. Si no haces nada significa que has parado en un video y lo estás viendo. Es un indicador muy fuerte de que lo que ves te parece interesante”, dice Brennan.

“Así que rápidamente elaboran un gráfico de intereses de cada usuario y el motor de recomendaciones va a alimentar tu página con contenido para ti”.

Es otra de las claves de TikTok: la personalización es extrema.

“Lo que tú ves es diferente de lo que ve tu amigo. Ese es el poder. Por eso es tan adictiva”.

Lo mejor de cada una

Cada fase desarrollo de TikTok se basó directamente en los productos y la tecnología creados anteriormente.

“Los ingenieros replicaron la tecnología, la experiencia del producto y el libro de jugadas promocionales de su aplicación hermana, la china Douyin”, dice Brennan.

Es como si TikTok fuera una mezcla de todas las características más atractivas de las app desarrolladas anteriormente por ByteDance.

Con su despegue a nivel mundial, en 2018, confirmaron que lo aprendido en decenas de aplicaciones menos conocidas había servido para crear una plataforma que dio de pleno en la diana.

“ByteDance fue la primera empresa china de Internet en apostar “con todo” a la tecnología entonces naciente y comprometerse con la abrumadora tarea de construir un motor de recomendaciones, desafiando el “status quo” de la curación humana”, afirma el experto.

Ver más en BBC

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password