Premio Nacional de Protección Nacional

Recomendamos: Teano, ¿esposa o hija de Pitágoras?: el misterio en torno a la mujer que se cree reemplazó al gran matemático griego

Teano es una figura brillante que paradójicamente se esconde en la historia.

Aunque Hipatia es la primera matemática de la que se tiene registro detallado y confiable, algunas fuentes apuntan a que Téano pudo haber sido realmente la primera matemática.

Su nacimiento se ubica en el año 546 a.C, Hipatia nació mucho tiempo después, en el 355 d.C.

Conocer con exactitud quién fue esta pensadora de la antigüedad y cuáles fueron sus aportes se hace difícil no sólo por la escasez de evidencia que data de su época, sino porque vivió en un tiempo en el que las mujeres prácticamente no tenían ningún protagonismo fuera del hogar.

De hecho, era bien visto que la mujeres no hablaran en público.

“Para que Teano haya trascendido es porque tenía que ser una persona de una relevancia extraordinaria”, me dice el matemático Manuel de León, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España.

“Lo que se conoce son referencias de referencias, pero lo que sí es cierto es que si no hubiese tenido un talento excepcional, no sabríamos ni su nombre”, indica uno de los fundadores del Instituto de Ciencias Matemáticas de España.

La pupila

El Diccionario de Biografías de Mujeres de la Ciencia señala que Teano fue, de acuerdo con algunas fuentes, la esposa de Pitágoras.

Otras teorías la identifican como su hija y la esposa del filósofo Brontino, uno de los amigos y discípulos más cercanos de Pitágoras.

Y, para añadir aún más confusión, hay otra versión que dice que era hija de Brontino.

Algunos incluso son más escépticos y creen que se trata de dos filósofas que se llamaban Teano.

Pero la mayoría parece inclinarse por que fue su esposa.

De hecho, se les atribuyen varios hijos en común. En la cifra y en los nombres también hay discrepancias.

Pitágoras y la equidad de género

En lo que parece que no hay duda es que fue alumna y llegó a ser maestra de su fraternidad.

“La escuela de Pitágoras fue muy revolucionaria porque si se mira la percepción de los grandes filósofos griegos, a la mujer no se le da un papel relevante”, reflexiona el matemático español.

“Para Aristóteles la mujer era un hombre mal hecho, un hombre con deficiencias”.

Y Aristóteles vivió en una época posterior a la de Pitágoras.

Lo revolucionario de la academia de Pitágoras es que había igualdad de género: hombres y mujeres eran bienvenidos, la voz de la mujer era escuchada y se promovía el desarrollo de su propio pensamiento.

Más información: https://bbc.in/2yH4yqy

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password