Recomendamos también: Una asistente del apóstol de La Luz del Mundo denuncia haber sufrido abusos durante 22 años

Una demanda civil ha abierto un nuevo frente legal contra Naasón Joaquín García, líder de la iglesia mexicana La Luz del Mundo. Joaquín García, autoproclamado apóstol de Jesucristo, ha sido acusado de dirigir una compleja red para reclutar a niños, niñas y adolescentes con apoyo de la cúpula de la iglesia y prepararlos para complacerlo sexualmente, incluso con la anuencia de sus familiares. “Nos decían que era la voluntad de Dios”, ha afirmado Sochil Martin, la demandante. “Hoy es tiempo de poner un alto a esto, de decir ‘basta”, ha agregado Martin en una rueda de prensa este jueves en Los Ángeles.

Siempre según la demanda, el apóstol Naasón aprovechó su posición de poder y la coerción que ejercía entre su círculo más cercano para tener acceso a cientos de menores de edad, acosarlos y abusar de ellos. Martin, que escaló en la jerarquía de la Iglesia hasta convertirse en asistente personal del líder, fue víctima de estos abusos. “Durante 30 años me dijeron que mi cuerpo, mi mente y mi alma eran propiedad de La Luz del Mundo”, ha asegurado la demandante, que dejó la iglesia en 2016 y se dice amenazada desde entonces. Joaquín García está detenido en California desde junio pasado por abuso sexual y posesión de pornografía infantil.

Los abusos comenzaron cuando Samuel Joaquín, padre de Naasón, dirigía la organización, ha explicado Martín. A los nueve años, su tía le dijo que había sido elegida para servir al apóstol Samuel. Se le enseñó qué le gustaba y que no al apóstol, que era un “privilegio” ser tocada por él y se le obligaba a vestirse de forma “provocadora” para hacer bailes eróticos. “Cientos, sino miles de niños han sufrido el mismo destino que yo”, ha relatado. Entre los testimonios que han salido a la luz se enlistan historias de masajes, duchas, fotografías íntimas, sexo oral y violaciones a manos de los Joaquín.

De acuerdo con Martin, después de los abusos de Samuel vinieron los de Naasón, mucho antes de que se nombrara apóstol tras la muerte de su padre en 2014. Su calvario duró más de 22 años e incluyó violaciones, palizas y tocamientos inapropiados por los patriarcas del “linaje escogido por Dios”. Como parte del lavado de cerebro, se reclama en la demanda, Martin debía memorizar y repasar pasajes religiosos desde que era niña en los que se afirmaba que el “siervo de Dios” era “incapaz de pecar” y en los que se justificaba que tuviera un “harén” como el rey Salomón.

La demandante dice que los “apóstoles” no actuaron solos. Todo sucedió con el apoyo del Consejo de Obispos, el segundo nivel en la estructura de la iglesia. Según la demanda, la cúpula no solo selecciona a los menores, la mayoría niñas entre los 13 y 14 años de edad. También sirven de testaferros para el apóstol en la compra de propiedades y amasan los donativos y las ganancias que facilitaban el ostentoso estilo de vida del líder y sus familiares: compras de cientos de miles de dólares en tiendas de lujo, propiedades en barrios de alta gama con fachadas de oro y celebraciones monumentales para agasajarlo en su cumpleaños

Más información: http://bit.ly/39xknga

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password