Recomendamos también: Sale a la luz un relato inédito de Hemingway que ampliará la historia de “El viejo y el mar”

Foto: Internet

Un relato hasta ahora desconocido del escritor Ernest Hemingway fue descubierto por un nieto del escritor y publicado por primera vez en el semanario New Yorker.

En Pursuit as happiness (Búsqueda como felicidad), “Papa” –como se apodaba al escritor– narra con tonos autobiográficos una salida de pesca para perseguir un gigantesco marlín, o pez espada. Las páginas hasta ahora inéditas serán incluidas en una reedición de la novela El viejo y el mar, de inminente publicación.

El relato sigue al narrador, que se llama Ernest Hemingway igual que el autor, en busca del “mayor maldito marlín que haya nadado jamás en este océano”. Ernest y sus dos amigos –Mr Josie, el sobrenombre de su amigo Joe Russell, con quien iba a pescar en Cuba, y su ayudante Carl Gutiérrez– enganchan uno, pero al final la persecución no termina como los pescadores quisieran.

“Cuando lo vimos comprendimos qué grande era. No espantoso, magnífico”, escribió Hemingway. “Lo veíamos lento y tranquilo y casi inmóvil en el agua, con las grandes aletas pectorales como dos largos filos de guadaña violeta. Luego vio el barco y el sedal empezó a desenroscarse como si fuéramos arrastrados por un automóvil y él comenzó a saltar hacia el noroeste con el agua que salpicaba a cada salto”.

Sean Hemingway, nieto del escritor fallecido en 1961, descubrió el manuscrito dactilografiado con anotaciones de la mano del autor entre los papeles de la Ernest Hemingway Collection en la John F Kennedy Library de Boston: “No comprendo por qué no recibió gran atención. Es una joya”, explicó al New Yorker, que ya publicó el relato en inglés (por ahora sin traducción al español).

Aun teniendo tono autobiográfico, según Sean Hemingway el relato es una obra de ficción, tal vez inspirada por hechos que realmente ocurrieron, en una serie de experiencias a las que el autor agregó elementos inventados para mejorar la historia.

El viejo y el mar fue escrita originalmente en 1951, Pursuit as Happiness, ambientado en 1933, puede ser fechado “entre 1936 y 1956”, cuando Hemingway trabajaba en la adaptación cinematográfica de la célebre novela.

En cuanto al título, fue elegido por Patrick Hemingway, segundo hijo del escritor: “El manuscrito original no tenía título. Patrick –explicó Sean– eligió aquel que en Verdes colinas de Africa titulaba la última sección del libro: una adaptación de la famosa frase de la Declaración de Independencia: ‘Vida, libertad e búsqueda de la felicidad'”.

Ver más en Clarín

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password