Recomendamos también: El rey de Suecia anuncia una reforma de la academia del Nobel tras los últimos escándalos

Más de dos siglos después, la opaca Academia Sueca tendrá nuevas normas. En medio de un mayúsculo escándalo que está haciendo tambalearse los cimientos de la institución que otorga el Premio Nobel de Literatura y que ha provocado una cadena de dimisiones, el rey Carlos Gustavo de Suecia ha anunciado este miércoles una reforma de sus estatutos. Hasta ahora, las normas de la Academia no recogían la posibilidad de dimitir y establecían que el sillón de académico era vitalicio. El cambio recogerá claramente no solo la posibilidad de renuncia para que pueda haber el necesario reemplazo, sino que se considerará que cualquier miembro que no haya participado en los trabajos de la institución por un periodo de más de dos años la ha abandonado.

El anuncio del rey de Suecia, garante de esa institución independiente fundada en el siglo XVIII, llega después de la dimisión de cinco de sus 18 académicos tras un escándalo de acoso y abusos sexuales en el entorno de la Academia. Un caso que ha empañado el prestigio del galardón y que ha destapado además irregularidades financieras y filtraciones del nombre de los premiados. En el núcleo de todo está la acusación pública de 18 mujeres contra el dramaturgo y fotógrafo francés Jean-Claude Arnault. Las mujeres revelaron el pasado noviembre al diario sueco Dagens Nyheter que Arnault, casado con la académica Katarina Frostenson, varias agresiones sexuales; algunas de ellas cometidas en el entorno de la Academia o incluso en pisos pertenecientes a esta institución. Arnault, un poderoso miembro del entorno cultural en Suecia, es además promotor de Fórum, un centro literario que ha recibido financiación durante años de la Academia. Arnault ha negado todas las acusaciones a través de su abogado.

Tras las serias acusaciones, que señalaban además que el artista se había valido durante años de su posición de poder y sus vínculos con la prestigiosa institución para cometer los abusos, la Academia cortó sus vínculos con Fórum y trató de apartar a Arnault. En una de esas reuniones de académicos, se supo entonces que el artista francés había abusado no solo de numerosas mujeres del entorno cultural sueco sino incluso de algunas familiares de miembros de la Academia. Sin embargo, jamás se había actuado contra él. La secretaria permanente de la institución y encargada de anunciar el galardón, Sara Danius, encargó entonces una investigación y un informe independiente a una firma de abogados sobre el caso. Tras recibirlo, los miembros no lograron ponerse de acuerdo sobre cómo actuar y tres dimitieron; dos de ellas Frostenson y Danius, que al parecer se vio obligada a dejar su puesto a cambio de que la esposa del implicado abandonase también. Desde entonces, la Academia está paralizada ya que estas salidas se suman a otras dos anteriores, con lo que solo 11 de sus 18 asientos están ocupados, uno menos de los que se necesita para tomar nuevas decisiones; como por ejemplo la que competen al Nobel de literatura.

Más información: http://bit.ly/2qPYlkf

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password