Recomendamos también: El problema de Charles Dickens con las mujeres: del odio a su madre a la crueldad con su mujer

Charles Dickens tenía un problema más o menos confesable: no entendía a las mujeres. Lo reveló su hija Katey, años después de su muerte, sin ocultar el desdén que llegó a sentir por él. Dickens había tratado con crueldad a la madre de Katey, Catherine. La había repudiado poniendo un anuncio en un periódico…

La brutalidad de Dickens hacia su mujer, y hacia algunos de los personajes femeninos de sus novelas (con mención de honor a la prostituta Nancy), tiene una fácil explicación: el odio del autor de Oliver Twist David Copperfield hacia su propia madre, Elizabeth, a quien nunca perdonó por enviarlo a trabajar 10 horas diarias en la fábrica de betún de Warren a los 12 años. En esa época, su padre John cumplía condena por las deudas impagadas.

«Nunca lo olvidé y nunca lo podré olvidar», fue el lamento que formuló a su amigo John Foster el escritor, resucitado al cabo de 150 años de su muerte por A.N.Wilson en The mistery of Charles Dickens. Pocos libros han ahondado tanto en el lado oscuro del novelista.

La nueva biografía de Dickens arranca precisamente con los subterfugios que rodearon su propia muerte, precedida del viaje que hizo el 8 de junio de 1870 para visitar a su amante, la actriz Nelly Ternan, con quien mantuvo una relación de 13 años. Todas las semanas, Dickens tomaba puntualmente el tren a Peckam, donde vivía Nelly, que el día de marras recibió puntualmente el pago de 15 libras (trece chelines y nueve peniques) para el mantenimiento de la casa donde vivía.

La muerte del escritor a los 58 años y en la cresta de su éxito, fue propia de una de sus novelas. «No hace falta mucha imaginación para darse cuenta de qué fue lo le causó la apoplejía», recuerda A.N Wilson. «Dickens había sido el padre de 10 hijos y era un hombre de gran apetito sexual, que había trasladado a su vida amorosa la misma y exuberante energía que la escritura, al periodismo, a los viajes…».

El desenlace amoroso de Dickens habría hundido su reputación. De modo que Nelly pidió ayuda a un voluntario de una iglesia cercana y consiguió un carruaje para trasladar a Dickens semiinconsciente a su casa en Kent. Lo que ocurrió después no está muy claro, aunque Nelly había desaparecido ya de la escena cuando el escritor, falleció a las 6:10 horas del día siguiente en el hogar familiar.

Varios expertos en la vida de Dickens cuestionan su último viaje a Peckham. A.N. Wilson se decide a novelarlo en su biografía, aunque se refiere a la muerte como uno de tantos «misterios» que rodean al autor, que un año antes había recibido ya un serio aviso. Ocurrió en Chesterton, cuando escenificaba el asesinato de la prostituta Nancy a manos de su amante, Bill Sikes, en Oliver Twist.

Más información: https://bit.ly/2BiYplN

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password