Recomendamos también: El futuro de Star Wars estaba en la televisión

Deborah Chow and Pedro Pascal on the set of THE MANDALORIAN

The Mandalorian, que el viernes cerró en Disney+ su primera temporada en España, es el sueño cumplido de los seguidores más acérrimos y clásicos de las tres películas originales de Star Wars. Tiene todo lo que la última trilogía de películas, la de Disney precisamente, no logró sintetizar para muchos de esos seguidores: respetar las normas no escritas de la ficción galáctica, volver a la esencia de aventuras con pocas complicaciones narrativas (entendido como una virtud), un par de personajes memorables (y rentables, como el nuevo icono de la cultura popular Baby Yoda), frases a modo de coletillas que quedarán para la historia (“este es el camino” y “he hablado” se acabarán uniendo a “que la fuerza te acompañe” o “tengo un mal presentimiento sobre esto”) y un amor incondicional por el universo creado por George Lucas hace más de cuatro décadas. La plataforma digital estrena el 4 de mayo, que además es el Día de Star Wars, la serie documental Galería Disney: The Mandalorian, sobre las bambalinas de su primer gran éxito televisivo en la era del streaming.

El triunfo popular de The Mandalorian, la primera serie de acción real de la saga, tiene unas sólidas bases en dos exitosas ficciones de animación, The Clone Wars (2010-2014 y una séptima y última temporada en 2020, ya bajo el manto de Disney) y Rebels (que ya distribuyó la compañía de Mickey Mouse en sus cadenas tradicionales entre 2014 y 2018). La nueva serie, creada por Jon Favreau con la ayuda de Dave Filoni, ahijado artístico del creador de la saga, indaga en la mitología ya establecida y la expande por nuevos caminos. La cantidad de homenajes y guiños al universo creado en los años setenta y ochenta y a gran parte de los cómics y libros publicados posteriormente es inmensa. Y las referencias a ambas series de animación, por las que transitó Filoni con pericia, son directas.

Los ocho episodios de la serie documental, coordinados también por Favreau, se sitúan detrás de las cámaras y recogen declaraciones de los intérpretes y técnicos que la han elaborado así como imágenes del rodaje, en el que se usaron enormes pantallas LED en un plató para crear los espectaculares fondos y que parecieran paisajes reales. The Mandalorian, que antes del estreno de su segunda temporada el próximo otoño ya está renovada por una tercera, transcurre en ese universo con tintes del lejano oeste y de las películas de samuráis de Akira Kurosawa que Lucas le insufló a la historia original y añade algo de esa imagen romántica que queda de los spaghetti western, tanto por su protagonista, un cazarrecompensas hierático a lo Clint Eastwood, como por la banda sonora de Ludwig Göransson, que en un principio parece chirriar frente al universo sonoro galáctico creado por John Williams, pero que termina por otorgar a la serie una personalidad propia.

Más información: https://bit.ly/3c3WyOK

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password