Joyeria de plata mexicana para cautivar

Recomendamos también: El efecto de la publicidad de bebidas azucaradas y refrescos en la obesidad infantil

Según un estudio publicado en 2019 en la revista JAMA Pediatrics España es el quinto país europeo en el triste ranking de obesidad infantil. Casi uno de cada tres menores de entre 7 y 13 años presenta sobrepeso u obesidad. El gran consumo de refrescos y bebidas azucaradas (1.818,36 millones de litros en 2018 según datos de Statista) es una de las causas que se esconde tras el nefasto dato. No en vano, según estadísticas con base científica, los niños españoles menores de nueve años consumen refrescos y bebidas azucaradas de forma regular. Así, el 7% admite consumirlo a diario, el 16% casi todos los días (4-6 días a la semana), y el 58% algunos días (1–3 días a la semana).

La publicidad de estos productos, por su parte, explicaría en gran medida su aceptación y su gran consumo entre el público infantil. Y esto, el impacto de la publicidad en el consumo de bebidas azucaradas, es precisamente lo que han analizado dos investigadoras catalanas, Mireia Montaña Blasco y Mònika Jiménez-Morales, en el estudio Soft Drinks and Sugar-Sweetened Beverages Advertising in Spain: Correlation between Nutritional Values and Advertising Discursive Strategies, publicado por la revista científica International Journal of Environmental Research and Public Health.

Según las investigadoras, los niños españoles ven alrededor de 9.000 anuncios publicitarios al año. De ellos, una gran parte están dedicados a bebidas azucaradas y refrescos. Es más, entre 2013 y 2018 la inversión en publicidad de estos productos realizadas por las diez principales empresas del sector creció de 32 millones de euros a 53. Y en ese mismo periodo casi el 81% de la inversión se destinó a productos de valor nutricional bajo o muy bajo.

“Este aumento en la inversión se explica porque estas compañías también están lanzando más variedades de sus refrescos sin azúcares, aunque la gran inversión publicitaria se sigue realizando en las versiones clásicas (azucaradas) de sus productos”, explica Mireia Montaña, profesora e investigadora de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC. La experta reconoce que la investigación se ha centrado en la publicidad televisiva tradicional, pero considera “evidente” que todas estas empresas están realizando “grandes campañas en soportes digitales, normalmente, más transgresoras que las campañas en soportes convencionales”, para llegar a los jóvenes que han ido cambiado sus hábitos de consumo mediático hacia las plataformas digitales.

La importancia del lenguaje publicitario

Además de la inversión en publicidad, las autoras del estudio también han analizado con detalle el lenguaje utilizado en esas campañas publicitarias. Según los datos recopilados, el campo semántico más utilizado hace referencia a las cualidades de las bebidas anunciadas (sabor, burbujas, sin azúcar o light, auténtico o ecológico). El segundo fue el estado de ánimo derivado del consumo del producto, con el uso generalizado de conceptos como disfruta, sé único, sentirte bien o felicidad. “Cuanto más insano es el producto anunciado, más se asocia a cualidades extrínsecas al mismo”, asegura Montaña.

Más información: https://bit.ly/3f7xWpH

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password