Recomendamos también: Cuando Truman Capote ejerció de padre

Foto: Getty Images

Conocía a todo el mundo y todo el mundo sabía de él. Fue uno de los escritores estadounidenses más brillantes y únicos del siglo XX. Truman Capote (Nueva Orleans, 1924 – Nueva York, 1984) siempre tuvo claro que la literatura de ninguna manera debía estar reñida con los focos. Desde su brillante debut, a los 24 años, dio mucho que hablar, y, como lo prueban las biografías y películas que han ido saliendo, la conversación no terminó cuando murió, hace ahora 35 años, a punto de cumplir los 60.

Osado, provocador, cotilla impenitente, su lengua viperina y su pluma afilada eran capaces de diseccionar con la misma frialdad a una despampanante estrella de Hollywood que a un asesino. Pero hay otras caras de Capote más desconocidas, como el papel protector que ejerció sobre Kathy Harrington, hija de uno de sus amantes y a la que apadrinó. Esta historia se recoge ahora en el documental The Capote Tapes, escrito por Holly Whiston y Ebs Burnough, y dirigido también por este último. El filme, presentado en el Festival de Toronto en 2019 y estrenado en Reino Unido hace poco más de un mes, llega este miércoles 24 de marzo a la plataforma Filmin.

Ebs Burnough, asesor de la primera dama y subsecretario de la oficina de relaciones externas de la Casa Blanca durante la administración de Barack Obama, comprendió tras leer una biografía sobre el fundador de la cadena televisiva CBS, William S. Paley, que la historia que realmente le fascinaba era la subtrama sobre Capote. “Volví a leer sus libros y empecé a entrevistar a gente como la periodista de cotilleos Liz Smith, que le conoció mucho”, explica Burnough por videoconferencia desde el Caribe, donde se encuentra con su esposo, el financiero belga Pierre Lagrange, y su hija pequeña.

A Burnough le intrigaba la estrecha amistad que unió al escritor y a la mujer de Paley, la bella Barbara, Babe, pero sobre todo su abrupto final. El corte radical con ese “cisne” (así se refería Capote a las mujeres de la alta sociedad con quienes compartía confidencias) fue en respuesta a la publicación en la revista Esquire en 1975 de un extracto de Plegarias atendidas, la novela en la que llevaba años trabajando y que nunca pudo terminar.

El título del nuevo documental hace referencia a las cintas con las entrevistas que el editor de The Paris Review, George Plimpton, mantuvo comás de un centenar de personas mientras preparaba una historia oral sobre Capote publicada finalmente en 1997, en la que “varios amigos, enemigos y distractores recuerdan su turbulenta carrera”, como aclaraba el subtítulo. El equipo de Burnough transcribió aquellos audios. Las voces que contienen incluyen desde a la actriz Lauren Bacalll hasta el escritos Normal Mailer. “¡Su actitud era agotadora!”, se escucha decir a Mailer, al recordar la tensión que pasó cuando entraron juntos a una cervecería atestada de fornidos irlandeses y Capote revoloteaba entre estos tipos mientras él pensaba que acabaría teniendo que pegarse con alguno de ellos. No pasó nada. “A Capote lo abandonaron de niño, pasó por mucho y desarrolló una coraza que le permitió sobrevivir. De alguna manera, supongo que eso le hacía ser cruel con los demás”, reflexiona Burnough.

Ver más en El País

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password