Recomendamos: Luigi, el hermano perdedor de Mario, protagoniza uno de los éxitos del año

Foto: Verne

Más de un analista dentro de la industria del videojuego puede haberse sorprendido bastante con esta noticia: Luigi’s Mansion 3 se ha convertido en el lanzamiento de Nintendo más exitoso de este año. Y lo cierto es que no lo tenía fácil. En la consola de Nintendo, la competencia es especialmente fuerte y la lucha entre títulos exclusivos, indies populares y juegos Triple A (producidos por grandes desarrolladoras y con alto presupuesto) ha enfrentado a regresos emblemáticos como The Legend of Zelda: Link’s Awakening, nuevas entregas de series de éxito como Call of Duty: Modern Warfare e incluso a los gansos maleducados de Untitled Goose Game. Pero a Nintendo la jugada le ha salido redonda. Tras una estrategia cuidada, es el hermano de Mario el que ha salido victorioso.

Lanzado el pasado 31 de octubre, Luigi’s Mansion 3 es un juego de aventuras en el que el cobarde protagonista se verá obligado a recorrer los diferentes pisos de un hotel de lujo, rebosante de fantasmas, para salvar a Mario y sus amigos del malvado Rey Boo. Sus armas son tan ridículas como ingeniosas: una aspiradora de espectros y una luz especial para paralizarlos.

Según nos cuenta vía email Víctor Martínez –conocido como @chiconuclear en Twitter– periodista de videojuegos y un estudioso del universo Nintendo, la saga Luigi’s Mansion es una comedia de aventuras en la que es el humor lo que pone un color especial: “Todo es cómico: desde el propio Luigi, asustadizo y subalterno y aun así encargado de salvar a sus amigos, hasta los fantasmas, puro slapstick [comedia física, hecha con el cuerpo], o el hotel mismo y los mil y un objetos que puedes aspirar o lanzar por los aires. Es como Los Cazafantasmas de Buster Keaton”.

Coincide con esta descripción Nacho Bartolomé, también periodista y colaborador de la web Nintendatos que subraya lo sorprendente que resulta el hecho de que “el mejor juego de Nintendo del año” no haya sido desarrollado fuera de las oficinas de la compañía sino “a miles de kilómetros de distancia por Next Level Games, un estudio con sede en Vancouver, Canadá”

La sorpresa ante el éxito viene porque, aunque las dos entregas anteriores tenían componentes muy similares y ambas podían disfrutarse también en una consola portátil y enfocada a un jugador casual, no ha sido hasta este tercer título cuando el público ha entregado su voto de confianza al hermano de Mario. En su primera semana en tiendas, Luigi’s Mansion 3 ha superado con creces el lanzamiento de las entregas anteriores y, a 14 de noviembre, lleva dos semanas consecutivas como líder absoluto de descargas en la eShop, la tienda virtual de Nintendo. Los motivos que lo explican son variados, desde el buen hacer de la compañía japonesa al encanto de un personaje con mucha historia detrás.

Una estrategia de miedo

Si nos quedamos solo con su imagen colorida, familiar y cercana, es fácil olvidar que Nintendo es una corporación rígida y estricta, experta en maximizar beneficios. “A veces es tentador no pensar en la audacia de Nintendo como empresa pura y dura, pero lo cierto es que pocas compañías son tan conservadoras en ese sentido”, recuerda Martínez. La sombra de Satoru Iwata —antiguo presidente y director ejecutivo de la compañía, famoso por su simpatía y cercanía— es alargada, y la estrategia en comunicación impuesta por el apodado “la sonrisa de Nintendo” sigue aún presente en el día a día.

Para ver la calculada estrategia puesta en marcha por la compañía con Luigi’s Mansion, hay que hacer retrospectiva. La primera entrega de la saga fue desarrollada por Nintendo Entertainment Analysis and Development y publicada en septiembre del 2001 en GameCube, llegando unos años después a 3DS para hacer el juego accesible a sus más de 78 millones de jugadores. No sería hasta 12 años después que llegaría la continuación creada por Next Level Game, un estudio externo, bajo la estricta supervisión de Shigeru Miyamoto, considerado “padre de los videojuegos modernos” y uno de los productores originales de la saga.

Martínez nos explica el porqué de esta tardanza: “Luigi’s Mansion 2 no se publicó hasta que no hubo una excusa apropiada: el Año de Luigi (de mayo de 2013 a mayo de 2014), en el que se publicaron varios juegos que giraban alrededor de ese personaje. Gracias a esa campaña de marketing, Luigi’s Mansion 2 sigue siendo uno de los diez juegos más vendidos de Nintendo 3DS, una consola llena de superventas”.

Pero la llegada de Luigi’s Mansion 3 seis años después de su predecesor no se debe solo al éxito del mismo. Uno de los sustentos de Nintendo Switch, la última consola de la compañía, son sus continuos lanzamientos exclusivos, y nada como un juego basado en simpáticos fantasmas para alegrar el periodo más tenebroso del año, las fechas cercanas a Halloween. Pero el gran secreto, al menos para Martínez, se encuentra en la nostalgia: “La serie Luigi’s Mansion es un símbolo perfecto de los años de GameCube, una época de gran creatividad y vanguardia tecnológica para Nintendo”.

Más información en Verne

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password