Recomendamos: “Me sentí como un pedazo de carne en el mercado”: así eran las fiestas privadas de Donald Trump antes de llegar a la presidencia

A Donald Trump siempre le han gustado las mujeres bellas. Y nunca lo ha escondido.

“Tiendo a que me gusten las mujeres lindas, más que las mujeres que no son atractivas”, dijo en un programa de televisión en 1993.

La misma idea la repitió más de diez años después, en una grabación secreta de 2005 que vio la luz hace dos años en la que aseguraba que “se sentía automáticamente atraído por mujeres bellas“.

Su gusto por las mujeres bellas pueden haber hecho que parte de su imperio empresarial se haya construido en torno a las modelos y los certámenes de belleza.

En 1996, Donald Trump compró la organización de los concursos de Miss Universo, Miss Estados Unidos y Miss Estados Unidos Adolescente. En 1999 fundó la agencia de modelos Trump Model Managment, más conocida como T-Models.

Su primera esposa fue modelo. La segunda actriz y la tercera y última, Melania Trump, hoy primera dama de los Estados Unidos, también fue modelo internacional.

Ya en la década los 80 y 90 Trump organizaba y acudía fiestas en las que coincidía con personajes del mundo de la moda. Muchas eran modelos. El programa de investigación Panorama de la BBC pudo hablar con algunos de los asistentes a estos eventos.

Menores de edad

Barbara Piling era una modelo de 17 años en los 80 cuando coincidió con Donald Trump en una fiesta.

“Me preguntó cuántos años tenía. Le dije que 17 y me dijo: ‘Oh, estupendo, ni demasiado vieja ni demasiado joven. Eso es genial'”, dice Piling para el programa Panorama y por primera vez en público.

También recuerda cómo en esa fiesta había niñas de 14 y 15 años, asegura.

“Yo tenía 17 y podía ver claramente que ellas eran mucho más jóvenes que yo. Se veía en su forma de vestir y por cómo hablaban”, aseguró a la BBC

Estando en la fiesta, a Piling le sorprendió la forma en la que Trump actuaba con las mujeres.

“Recuerdo que pasó una mesera para ofrecerle una bebida. Él la rechazó pero le dio una palmada en las nalgas y le dijo: ‘No te preocupes que esa no es tu propina'”.

Piling dice haberse quedado asombrada por este tipo de comportamiento, pero cuenta que no fue la única.

“Yendo al baño coincidí con una de las chicas. Ella salía, yo entraba y le dije: ‘¿Has hablado con ese tal Trump?’ Sí, me contestó. ‘Intentó agarrarme el trasero'”.

Solo quería salir de allí, asegura.

“Sentí que estaba en la presencia de un tiburón a punto de girar los ojos para morderme”.

Muchas otras mujeres que hablaron con Panorama y coincidieron con Trump en otras fiestas privadas lo describieron con la misma imagen.

Una de ellas fue Heather Braden. También exmodelo, tenía 23 años cuando coincidió con Trump en Miami a finales de los 90. Ella era una de las más mayores allá.

Más información: https://bbc.in/2m8qjW8

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password