Recomendamos: El fin de una era: qué pasará cuando los ‘likes’ desaparezcan

Los likes son un pilar de las redes sociales. Su papel como microplacer barato, guiño sugerente o métrica de interés es central en Instagram, Facebook o Twitter. Pero desde hace unos meses, su posición privilegiada está a prueba.

Instagram ha ocultado en siete países el contador público de likes y visualizaciones de vídeos. Los usuarios solo ven foto y comentarios, no si esa foto ha gustado mucho o poco. Facebook prueba en Australia y Vietnam no mostrar los likes y reacciones. Twitter no ha ido tan lejos de momento: para ver el número de retuits y likes hay que dar un clic sobre el tuit.

Las compañías presentan todos estos cambios como la priorización del contenido y una reducción de la ansiedad de los usuarios: “Estamos probando muchas opciones, pero una es animar a la gente a que lea el contenido sin tener una reacción”, comenta Sara Haider, jefa de Producto en Twitter, en un podcast reciente.

El mensaje de las redes a sus usuarios parece ser: relajaos, que los likes no son para tanto. El impulsor del botón de like en Facebook, Justin Rosenstein, se arrepiente de su creación: “Es muy común para los humanos desarrollar cosas con la mejor de las intenciones y que tengan consecuencias imprevistas y negativas”, afirmó en The Guardian. Esta atención sobre los likes deriva del creciente movimiento de bienestar digital, que reclama más calma y pausa para los usuarios.

Si los likes cayeran definitivamente en desgracia, sería el fin de una era para las redes. Pero con el nivel de penetración de estos servicios en nuestras vidas, las consecuencias serían menos sustanciales de lo que parece. Además, el botón de like seguirá: solo se esconderá el contador público.

La maniobra parece en beneficio del usuario, pero las redes no impondrán una medida que haga disminuir su uso. “Al quitarlo, la gente se va a sentir más libre de publicar, porque no se va a comparar”, dice Jesús San Román, cofundador de Binfluencer. “Pero entiendo que debe haber otra razón. Están probando si el uso de la red aumenta o disminuye con los likes”, añade.

Aunque Facebook da a entender que los primeros resultados son positivos, todo lo que la compañía se anima a decir en público por ahora es que están realizando ensayos: “Estamos haciendo una prueba limitada donde likes, reacciones y las visualizaciones de vídeos pasan a privado en Facebook. Recogeremos reacciones para ver si este cambio mejora la experiencia de la gente”.

Facebook, propietaria también de Instagram, es la compañía que más lejos ha ido en sus pruebas en ambas redes. El movimiento puede encajar con su decisión de mover Facebook hacia grupos más privados: “Con el tiempo, creo que una plataforma social privada será más importante que las plazas digitales”, dijo Mark Zuckerberg en abril. En grupos menos públicos, los likes serán una métrica menos importante.

De hecho, los likes ya han perdido peso. Una buena parte del consumo de Instagram o Facebook se hace en stories (imágenes o vídeos breves que desaparecen al cabo de unas horas) y no muestran likes ni visualizaciones: “No me parece muy arriesgado que eliminen los likes, porque Instagram y Facebook cada vez se centran más en contenido en tiempo real y stories que caducan”, dice David García, investigador en el Complexity Science Hub de Viena.

Más información: http://bit.ly/335uHJf

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password