Recomendamos: Cuando The Who le arruinó el circo a los Rolling Stones

Foto: Michael Randolf

Cuando Mick Jagger y Keith Richards vieron la primera edición de The Rolling Stones Rock and Roll Circus un mes después de su filmación, en enero de 1969, se sorprendieron por lo bien que había estado The Who y por la fatigada actuación de los Stones. Richards sólo dijo: “Parece el Rock and Roll Circus de los Who”.

“El material se archivó, aunque no estaba claro si era de forma definitiva como casi sucedió; pero sí, la razón de que se haya pospuesto fue la excelente actuación de los Who frente a la de los Stones”, afirmó el director de la filmación, el cineasta Michael Lindsay-Hogg en una entrevista con la revista Rock Cellar.

Y eso fue todo hasta 1993, en que la película que se creía perdida apareció dentro de un contenedor en el granero de la casa del guitarrista de los Who, Pete Townshend junto con mucho material fílmico de la banda. Llevó tres años restaurarla y finalmente se estrenó el 12 de octubre de 1996, en el Festival de Cine de Nueva York. Veintiocho años después de haber sido filmada y con categoría de documento musical del rock inglés.

Además de la magistral actuación de The Who participaron del Rock and Roll Circus de los Stones, Jethro Tull, con un invitado especial Tony Iommi (Black Sabbath) en la guitarra, el bluesman Taj Mahal, Marianne Faithfull, Yoko Ono y Dirty Mac, un súper grupo con John Lennon y Eric Clapton en guitarras, Richards en el bajo y Mitch Mitchell en batería; entre las anécdotas que rodearon este espectáculo, Lindsay-Hogg confirmó que hubo una audición con Led Zeppelin, pero que fueron rechazados porque suponían que eran demasiado competitivos.

Se filmó el 11 y 12 de diciembre de 1968 para estrenarla en algún momento del invierno del año siguiente con un presupuesto de 500.000 libras esterlinas (672.480 dólares). La iniciativa para este programa pensado para televisión fue de Jagger que, al parecer, se inspiró en el Magical Mystery Tour, de los Beatles y Catch Us If You Can, del grupo Dave Clark Five.

“Mick me llamó en septiembre para proponerme hacer un programa, pero nada más lejos que querer copiar lo que habían hecho los Beatles. Había trabajado con ellos cuando estaba en el programa Ready Steady Go, de la televisión inglesa; en ese espacio estrenaron The Last Time, Satisfaction y Paint it Black y había salido muy bien. Confiaban en mí. Yo sabía que el espíritu de esta propuesta debía ser algo original, algo que tuviera que ver con la imagen que se estaban labrando; como alguien dijo de Lord Byron: loco, malo y peligroso de conocer”, señaló Lindsay-Hogg.

La idea de representar un circo fue del propio cineasta en las oficinas del grupo, en Maddox St., a donde concurría diariamente. Primero surgió el nombre The Rolling Stones Rock and Roll Circus, que Jagger aceptó inmediatamente. La siguiente charla fue para definir ¿qué tipo de circo? y el cantante llegó preparado: “Un circo ambulante de nivel medio, no muy elegante como el Ringling Brothers Circus, ni tampoco decrépito”.

“Trabajamos con gente de circo, sólidos artistas, payasos, malabaristas, trapecistas, un forzudo y un lanzafuego, que no recuerdo si quedó en la filmación”, contó el cineasta. Una versión señala que al comienzo del programa se filmó una pelea de los payasos con tablas de madera muy sonoras que no terminó del todo bien, ya que en algún momento se pusieron violentos en serio y no quedó demasiado divertido.

Otra de las versiones cuenta que en el ensayo general había previsto una pelea de canguros boxeadores; era una audición para ver cómo se comportaban. En medio de todo ese despliegue estaba John Lennon, con su hijo Julian y Yoko Ono. Cuando se hizo un break, Yoko se acercó a Lindsay-Hogg y le dijo. “Si están los canguros boxeadores, John se va del programa. Es muy cruel todo esto”, a lo que el director accedió sin problema. “Entre unos canguros boxeadores y John Lennon, me quedó con Lennon”, habría afirmado.

Ver más en Clarín

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password