Recomendamos: Coca Cola también retiró sus anuncios de Facebook y Twitter por su manejo de los mensajes de odio y la desinformación

Foto: Depositphotos

La compañía Coca-Cola, que invierte enormes cantidades de dinero en anuncios, informó este viernes que suspende sus publicidades en las redes sociales “durante al menos 30 días” a partir de julio y, de esta forma, se suma al boicot de empresas a Facebook y Twitter por sus fallas en el manejo de los mensajes de odio y la desinformación.

“No hay lugar para el racismo en el mundo y no hay lugar para el racismo en las redes sociales”, dijo James Quincey, el director ejecutivo del gigante mundial, en un breve comunicado.

“Nos tomaremos este tiempo para reevaluar nuestros estándares y políticas publicitarias para determinar si se necesitan revisiones internas y qué más podemos esperar de nuestros socios de redes sociales para librar a las plataformas de odio, violencia y contenido inapropiado”, agregó la compañía en una nota de prensa. “Les haremos saber que esperamos una mayor responsabilidad, acción y transparencia de ellos”, añadió.

Las acciones de Facebook y Twitter ya se habían derrumbado más del 7% en las operaciones de mediodía del viernes después de que la multinacional Unilever dijo que retiraría su publicidad de las compañías de redes sociales durante el resto del año.

Unilever, fabricante de productos de consumo, anunció este viernes que suspendería su publicidad en Facebook y Twitter como consecuencia de la “atmosfera polarizada” que tiene lugar en el escenario político de Estados Unidos.

“Debido a la actual polarización, tiene que haber mucho más cumplimiento [de las normas] en el área de discursos de odio”, afirmó el vicepresidente de medios globales de la empresa, Luis Di Como, en una entrevista con el medio financiero estadounidense The Wall Street Journal.

“Seguir anunciándonos en estas plataformas en este momento no añadiría valor a la gente ni a la sociedad”, subrayó el representante de Unilever.

El gigante de bienes de consumo empaquetados con sede en Londres dijo que mantendría su inversión publicitaria planificada en los Estados Unidos al destinar los fondos a otros medios. Unilever fabrica los helados Breyers y Ben & Jerry’s, la mayonesa de Hellmann, los tés Lipton y Pure Leaf, junto con productos básicos de consumo como Dove.

El boicot de Unilever se suma al que han puesto en marcha más de 90 compañías en los últimos días. Entre ellas se cuentan Verizon, VF Corporation (dueña de Vans o North Face), Ben & Jerry’s o la distribuidora cinematográfica Magnolia Pictures.

De acuerdo con un artículo de CNBC, las organizaciones están pidiendo a Facebook que controle más estrictamente los discursos de odio y la desinformación mediante acciones mas asertivas en la red social.

Entre los pedidos se encuentra la creación de una sección de moderadores que reciba las quejas de los usuarios que aleguen haber sido discriminados por su raza o religión, y dejar a las empresas ver cuan seguido han aparecido sus publicidades cerca de contenido que luego fue removido por contener desinformación u odio, y permitir que recuperen su dinero en ese caso.

El año pasado, Facebook generó unos USD 69.7 mil millones en ingresos en publicidad a nivel mundial a través de sus anunciantes. La plataforma informó a principios de este año que tiene más de 8 millones de anunciantes.

Ver más en Infobae

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password