Recomendamos: “Chile hoy es un país zombi”: John Müller, periodista chileno

Han pasado más de 40 días desde que estalló la crisis política y social más importante en los últimos 30 años en Chile.

Para muchos manifestantes, este país sudamericano “despertó”; despertó de un sistema de abusos que ha provocado desigualdad durante largo tiempo.

Una idea a la que se opone radicalmente el periodista chileno John Müller. Para este especialista en temas económicos e internacionales -y columnista de diarios como El Mundo o El Mercurio-, Chile hubiera despertado si su gente estuviera más “feliz”.

Pero para él, hoy nada cercano a ello está ocurriendo.

Las consecuencias de esta crisis -advierte- no serán pocas pues Chile perdió una reputación que le costó años construir. “La gran pérdida es reputacional. Chile ya no puede decir que es distinto del barrio donde vive”, dice respecto a Latinoamérica.

Desde su oficina en Madrid, donde está radicado hace varios años, le da a BBC Mundo esta entrevista donde aborda parte de los acontecimientos que han marcado la historia reciente de Chile.

¿Cómo ve la situación actual en la que se encuentra Chile?

En este momento, en Chile hay un estado de anomia social, de anarquía, donde se ha disparado una falta de respeto a la autoridad provocada por un descrédito de las principales instituciones del país y sobre todo de las instituciones que son las encargadas de mantener el orden público.

¿No es también un despertar de una sociedad que considera injusto y desigual el sistema económico y político?

El argumento de la desigualdad, que lo dio todo el mundo en un primer momento, con el tiempo ha cambiado. Porque cuando uno cree que hay desigualdad, no ataca ni destruye las infraestructuras, la red de distribución de alimentos, no destruye lo poco que tiene.

No tiene ningún sentido protestar en contra de la desigualdad y destruir el patrimonio común.

¿Usted, entonces, apoya el sistema político y económico chileno?

El único bien público que se le pide a los políticos es que gobiernen. Y en Chile el gobierno no estaba gobernando, consiguió aprobar una ley en 18 meses, en un congreso que no tiene mayoría.

Esto significa que el sistema político es disfuncional para un mundo moderno que no puede esperar tanto tiempo para que se produzca el bien que espera. Los chilenos estaban esperando reformas de fondo, estaban esperando que se gobernara y eso no se estaba haciendo con eficacia.

En segundo lugar, hay un tema económico importante, pues no se estaba generando el nivel de prosperidad y crecimiento que los chilenos esperaban. Eso es evidente.

Por último, el que entró en crisis es el modelo social. Ahí te doy la razón: efectivamente la desigualdad es un factor importante.

Pero no solo la desigualdad de rentas, sino la de trato, esa desigualdad que ve la gente cuando un senador no va a la cárcel pese a que iba conduciendo ebrio, a que las personas que cometen delitos de colusión, se libran con un curso de ética.

Ese es el tipo de desigualdad que tiene que ver con el acceso a la justicia, a servicios sanitarios y sobre todo con el trato. Esa es la desigualdad más irritante que hay en Chile.

Más información: https://bbc.in/2Lu8LkH

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password