Recomendamos: 3 noticias falsas que propiciaron guerras y conflictos alrededor del mundo

“Si una historia es demasiado emocional o dramática, es probable que no sea real. La verdad suele ser aburrida”, afirmó la periodista ucraniana Olga Yurkova durante la charla inaugural de TED 2018 que tuvo lugar este mes en Vancouver, Canadá.

En su conferencia, la activista contra las noticias falsas —cofundadora del sitio StopFake— dijo que las informaciones fraudulentas son “una amenaza para la democracia y la sociedad”.

“Ucrania lleva cuatro años sujeta a la propaganda rusa. Pero las noticias falsas están ocurriendo en todo el mundo”, aseguró.

“La gente ya no sabe lo que es real y lo que es falso, muchos han dejado de creer. Y eso es incluso más peligroso”.

Yurkova lanzó StopFake en 2014 para abordar el problema en Ucrania. Desde entonces, el grupo ha evolucionado hasta convertirse en una sofisticada organización de comprobación de hechos en 11 idiomas.

“La gente ya no sabe lo que es real y lo que es falso, muchos han dejado de creer en todo. Y eso es incluso más peligroso”

Olga Yurkova, fundadora de StopFake.

Hasta la fecha, ha revelado más de 1.000 historias engañosas en Ucrania y ha enseñado a más de 10.000 personas de todo el mundo a reconocer cuándo una noticia es falsa.

Todo comenzó con un evento especialmente macabro publicado por medios estatales rusos que tuvo grandes repercusiones en el conflicto con Ucrania… y que nunca llegó a suceder.

1. “El niño crucificado” en Ucrania
En esta noticia distribuida por medios rusos hablaba de Galyna Pyshnyak, una mujer que decía ser una refugiada rusa. Pero Pyshnyak era en realidad la mujer de un militante prorruso.

“Una refugiada de Sloviansk recuerda cómo un niño pequeño y la esposa de un miliciano fueron ejecutados frente a ella”, tituló el canal estatal Channel One Russia el 12 de julio de 2014, en medio de la recién estallaba guerra del Donbás (este de Ucrania).

La mujer aseguraba entre llantos que los soldados ucranianos habían crucificado públicamente a un niño de tres años en frente de su madre “como si fuera Jesús”, mientras el pequeño gritaba, sangraba y lloraba.

“La gente se desmayaba. El niño sufrió durante una hora y media y después murió. Luego fueron por su madre”, relató.

Pero todo era mentira.

De hecho, no solo no ocurrió, sino que el lugar también fue inventado: “Dijeron que el ejército acorraló a los residentes locales en la Plaza Lenin, en la ciudad de Sloviansk, pero esa plaza no existe”, cuenta Yurkova.

A pesar de ello, este episodio tuvo gran alcance y fue reflejado en varios estudios como un ejemplo de “desinformación” en los medios modernos de comunicación de masas.

Para Rusia, esta noticia fue “una buena pieza de propaganda”, escribió el periodista Andrew Kramer en un artículo que publicado por el diario estadounidense The New York Times en febrero de 2017.

Más información: https://bbc.in/2vKwyHx

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password