Recomendamos: 15 titanes de la música clásica con vidas tan turbulentas como las estrellas del rock

Foto: Getty Images

Keith Richards, David Bowie, Mötley Crüe, Iggy Pop, Lou Reed, Guns N’Roses… Todos se dedicaron al oficio de hacer rock; todos vivieron momentos en los que el vicio y la creatividad caminaron de la mano. Todos sabemos lo que quiere decir llevar “una vida de rock”. Desde mediados de los años cincuenta, con el nacimiento del género, surgió también este estilo de vida disipado y hedonista muchas veces colindante con el tormento.

Pero mucho antes de haber nacido los rockeros canallas, este tipo de vida mundano y peligroso ya lo habían experimentado otros músicos. Claro que no vestían con pantalones de cuero ajustado y cadenas. Pero sus vidas sí que fueron rock and roll.

Beethoven (Bonn, 1770-Viena, 1827): destrozaba casas en ataques de ira

¿Por qué es un genio? ¿Hay que explicarlo? La respuesta está en sus nueve sinfonías, sus cinco conciertos para piano y orquesta, las más de 30 sonatas para piano, la ópera Fidelio y sus piezas vocales.

¿Por qué su vida fue turbulenta? Beethoven fue un niño prodigio de la música gracias al empeño de su padre, un hombre alcohólico y violento que hizo todo lo posible por conseguir que el muchacho fuera un nuevo Mozart. Su dura infancia, sumada a una sordera que lo aisló totalmente del mundo y de la vida social, hicieron de él una persona taciturna y con problemas de carácter, que llegó a vivir en setenta domicilios diferentes, algunos de los cuales destrozó en ataques de ira.

Prokófiev (Sóntsovka, 1891-Moscú, 1953): un peligro al volante

¿Por qué es un genio? Obras como Romeo y Julieta, Pedro y el lobo o sus conciertos para piano y violín demostraron su capacidad para combinar la tradición rusa con las innovaciones musicales de la modernidad y le convirtieron en uno de los grandes clásicos del siglo XX.

¿Por qué su vida fue turbulenta? A Prokófiev le encantaban los automóviles y la velocidad. De hecho, gracias a su prestigio como compositor consiguió que las autoridades soviéticas le permitieran importar de occidente un modelo Ford. Sin embargo, todo lo que tenía de buen músico lo tenía de mal conductor. En una ocasión arrolló a dos ciclistas que circulaban por una carretera; en otra, atropelló a una joven que caminaba por el centro de Moscú. El accidente más grave que sufrió fue aquel en el que su familia y él salieron disparados del vehículo en el que viajaban. Aunque no hubo víctimas, Prokófiev sufrió daños en una de sus manos que le impidieron tocar durante una temporada.

Johannes Brahms (Hamburgo, 1833-Viena, 1897): una vida de infidelidad

¿Por qué es un genio? Es considerado una de las tres b de la música clásica junto a Beethoven y Bach. En pleno romanticismo, Brahms rechazó las innovaciones de músicos como Liszt y Wagner para mantenerse fiel a clásicos como Mozart y Haydn, bajo cuya influencia compuso conciertos, sinfonías y danzas.

¿Por qué su vida fue turbulenta? Desde muy joven, Johannes Brahms recibió el apoyo de Robert Schumann y su esposa Clara, que, nada más conocer al muchacho, quedó prendada de su talento musical y atractivo físico. A espaldas de Schumann, Johannes y Clara comenzaron una relación que continuó cuando el famoso músico falleció en 1856. A pesar de ello, nunca llegaron a casarse e incluso acordaron romper las cartas que probaban su infidelidad, pero no lo cumplieron. Por eso ahora se conoce aquello de lo que Schumann nunca se enteró.

Brahms tuvo una apasionada relación con Clara, la mujer de otro gran compositor, Robert Schumann, que nunca se llegó a enterar. En la imagen, escena de la película ‘Geliebte Clara’, con Clara y Brahms.

Brahms tuvo una apasionada relación con Clara, la mujer de otro gran compositor, Robert Schumann, que nunca se llegó a enterar. En la imagen, escena de la película ‘Geliebte Clara’, con Clara y Brahms.

Haydn (Viena 1732-1809): un feo con una legión de fanáticos

¿Por qué es un genio? Ha sido denominado “el padre de la sinfonía” y “el padre del cuarteto de cuerda”, calificaciones que podrían ampliarse a “titán de la sonata” o “coloso del trío con piano”. Entre sus obras más conocidas están la Sinfonía número 45, las Sinfonías de Londres y el oratorio La creación.

¿Por qué su vida fue turbulenta? Haydn era de corta estatura, tenía un aspecto débil –posiblemente por haber sufrido desnutrición en su infancia– y había sufrido viruela, enfermedad que había dejado secuelas en su rostro. Testimonios de la época afirman que era extremadamente feo, lo que no impedía que levantase pasiones entre sus seguidoras. La admiración que despertaba entre los aficionados a la música hizo que se le cortase la cabeza a su cadáver para que los frenólogos investigasen el origen de su genialidad. En los años cincuenta se recuperó el cráneo y se devolvió a la tumba pero, como no se sabía qué hacer con el que se había puesto en su lugar, también se dejó allí. En la actualidad, la tumba del compositor contiene un cuerpo y dos cabezas. Más genialidad, imposible

Chaikovski (Vótkinsk, 1840-San Petersburgo, 1893): el suicidio como objetivo

¿Por qué es un genio? Su música para ballets como El lago de los cisnes, El cascanueces o Romeo y Julieta son piezas claves del repertorio clásico que se siguen interpretando en la actualidad. Pero como no todo van a ser ballets en esta vida ni en la de Chaikovski, su Concierto número 1 para piano, sus Sinfonías 5 y 6 o su ópera Eugenio Oneguin son razones suficientes para considerarlo un genio de la música.

¿Por qué su vida fue turbulenta? Chaikovski era gay, pero pasó toda su vida ocultando su condición sexual, para lo que no dudó en mantener relaciones con mujeres e incluso casarse con una de sus alumnas, Antonina Miliukova, con la que tuvo una vida desdichada. Su sufrimiento era tal que intentó suicidarse lanzándose desnudo de cintura para arriba al río Moscova, de donde salió cuando pensó que había pillado una pulmonía. Como no fue así, volvió a intentar matarse de una forma peculiar: aprovechó que se había declarado una epidemia de cólera en San Petersburgo para beber agua sin hervir. Cuatro días después falleció de la enfermedad.

Chopin (Żelazowa Wola -Polonia-, 1810-París, 1849): asiduo a prostíbulos

¿Por qué es un genio? Es uno de los máximos representantes del romanticismo y uno de los compositores para piano más influyentes de la historia. Supo combinar la música clásica con el folclore popular polaco en sus polonesas, mazurcas y danzas.

¿Por qué su vida fue turbulenta? Chopin tenía un carácter difícil, que desplegaba especialmente cuando impartía clases de piano. Olvidando las altas remuneraciones que recibía por ello, Chopin estallaba en cólera por cada fallo de los alumnos y, además de gritos e insultos, acostumbraba a romper parte del mobiliario a su alcance. Además, sufría de tuberculosis, frecuentaba prostíbulos y gustaba de las relaciones sentimentales intensas y tormentosas, como la que mantuvo con George Sand, con la que, según la escritora, no mantenía relaciones sexuales para evitar enrarecer el noviazgo.

¿Por qué es un genio? Tan solo un oratorio como El Mesías justificaría pasar a la historia de la música. En el caso de Händel hay que añadir, por ejemplo, La música para los reales fuegos artificiales, Música acuática o las óperas Rinaldo y Agripina.

¿Por qué su vida fue turbulenta? Una de las principales aficiones del maestro barroco era la bebida. Se comenta que Händel componía mejor cuanto más había bebido y, de hecho, esa fue una de las causas de su muerte. Muchos de los recipientes en los que se guardaban el vino, el ron, la cerveza o la ginebra estaban hechos de plomo, lo que provocaba intoxicaciones a quienes los consumían y, claro, a más consumo, más toxicidad.

Schubert (Viena, 1797-1828): bipolar y de vida disoluta

¿Por qué es un genio? Franz Schubert fue capaz de componer en apenas 31 años de vida una amplia y variada obra musical que incluye lieder, sonatas, conciertos y sinfonías. A pesar de ello, hubo que esperar a finales del siglo XIX para que su talento fuera reconocido como merecía. Para entonces, él ya había muerto.

¿Por qué su vida fue turbulenta? Schubert tuvo una vida breve, pero vertiginosa. Cliente habitual de prostíbulos, contrajo sífilis y gonorrea. Asimismo, le gustaba beber y tenía frecuentes periodos de depresión, aderezados con pensamientos paranoicos. Schubert era bipolar (en esa época no estaba diagnosticado con ese nombre) y pasaba de periodos de euforia a otros de completa depresión. Ese tobogán anímico le provocaba la idea de que tenía enemigos que podrían envenenarle.

Más información en: El País

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password