Recomendamos: Primer retrato de ómicron: crece de manera exponencial y no está claro que sea más leve

Foto: NIAID-RML/AP

La comunidad científica ya ha esbozado un primer retrato de ómicron, la nueva versión del coronavirus detectada hace tres semanas en el sur de África. La variante, con una cantidad insólita de mutaciones, se está expandiendo por el planeta a una velocidad nunca vista en sus antecesoras. Las autoridades europeas han alertado de que el crecimiento de ómicron es “exponencial”. Los casos se duplican cada dos días, según los datos británicos. Ómicron es capaz de multiplicarse 70 veces más rápido en los bronquios humanos que la variante todavía dominante, la delta, según un estudio preliminar de la Universidad de Hong Kong divulgado este miércoles. Los autores, encabezados por el reputado virólogo Michael Chan, infectaron células humanas en el laboratorio y observaron que ómicron es muy exitoso en las vías respiratorias altas, lo que explicaría la explosión de contagios, pero es 10 veces menos eficiente que sus predecesores en el pulmón, lo que sugiere una menor letalidad.

El propio Chan ha subrayado que “la gravedad de la enfermedad en los seres humanos no está determinada solamente por la multiplicación del virus, sino también por la respuesta inmune de la persona infectada, que puede conducir a una tormenta de citoquinas [una reacción inmunitaria que puede ser mortal]”. Chan no es optimista. “Al infectar a muchas más personas, un virus muy infeccioso puede causar más casos graves y muertes, aunque el virus en sí sea menos patógeno”, ha advertido en un comunicado. Un informe del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, publicado este miércoles, considera “muy probable” que la llegada de ómicron aumente las hospitalizaciones y las muertes respecto a las esperadas con la variante delta.

Multitud de estudios preliminares apuntan a que ómicron es capaz de engañar a la primera línea de defensas humanas —los anticuerpos inducidos por la vacuna o por una infección previa— y provocar nuevas infecciones leves en los vacunados con solo dos dosis y en las personas que ya han pasado la covid. La eficacia de dos pinchazos de Pfizer para prevenir estos casos leves cae tras cuatro meses hasta el 35% frente a ómicron, según un análisis provisional de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido. Con dos inyecciones de AstraZeneca, la protección sería del 0%, siempre hablando de infecciones leves.

El mismo estudio señala que una tercera dosis con Pfizer eleva la protección al 75%, en el caso de los que ya estaban vacunados con dos pinchazos de esa marca, y al 71%, en el caso de los que recibieron AstraZeneca, según recalca uno de los coautores, el epidemiólogo hispanobritánico Jamie López Bernal. “Sugiero que todos se vacunen con la dosis de refuerzo cuando les llegue el turno. Con la experiencia que tenemos con otras variantes, es muy probable que la protección contra complicaciones graves de covid sea mayor que la protección contra la infección, así que los que no hayan recibido las primeras dos dosis deben vacunarse lo antes posible”, explica López Bernal.

Un gran brote ocurrido en Noruega ilustra la facilidad de ómicron para transmitirse incluso entre personas vacunadas. El 26 de noviembre, 117 trabajadores de la empresa de energías renovables Scatec celebraron una cena navideña en un restaurante de Oslo, con uno de los participantes recién llegado de Sudáfrica. Prácticamente todos estaban vacunados, pero el 74% acabaron infectados por ómicron. Los afectados, con una media de 38 años, han tenido en su mayoría tos, fatiga, mocos, dolor de garganta y fiebre, pero por el momento no consta ninguna hospitalización, según un estudio del Instituto Noruego de Salud Pública divulgado este jueves. Los autores destacan que los síntomas aparecieron en general a los tres días de la fiesta, más rápido que con la variante delta (4,3 días) o las anteriores (cinco días).

Si los virus de la variante ómicron consiguen regatear a los anticuerpos se encuentran con una segunda línea de defensa, la de los linfocitos T, unos glóbulos blancos que, una vez iniciada la infección leve, pueden impedir que se convierta en una enfermedad grave. El vacunólogo estadounidense Phil Krause, presidente del grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en vacunas contra la covid, ha subrayado este jueves que esta barrera de linfocitos T, tanto la generada por las vacunas como la resultante de infecciones previas, “permanece en gran medida intacta” frente a ómicron.

La mayor empresa sudafricana de seguros médicos, Discovery, publicó este martes resultados esperanzadores. Sus análisis preliminares de más de 200.000 casos sugieren que dos dosis de la vacuna de Pfizer mantienen un 70% de efectividad —un 60% en los septuagenarios— a la hora de evitar las hospitalizaciones por la variante ómicron. Es una caída respecto al 93% que se registró con la variante delta, pero sigue siendo una protección alta. Sin embargo, la eficacia de dos pinchazos de Pfizer para evitar cualquier tipo de infección —que en su mayoría serían leves o asintomáticas— apenas llegaría al 33%, frente al 80% anterior, según el informe provisional de la aseguradora, realizado en colaboración con el Consejo de Investigaciones Médicas de Sudáfrica.

Ver más en El País

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password