Recomendamos: ¿Pasará o empeorará? Los escenarios de la pandemia en 2022

Foto: Getty Images

Dos años después del descubrimiento del coronavirus causante de la covid-19 en Wuhan, China, el mundo parece estar más cerca del fin que del comienzo de la pandemia.

Sin embargo, para que este final se convierta en realidad en 2022, es necesario reducir la desigualdad en la distribución de vacunas y asegurar que al menos el 70% de la población mundial reciba dosis de este inmunizante durante los próximos meses.

Esa es la evaluación que realizó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en una serie de comunicados recientes.

En una conferencia de prensa el 22 de diciembre, el director general de la organización, el biólogo etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, proyectó que “2022 tiene todo lo necesario para ser el año en que termine la pandemia de covid-19”.

En su opinión, tras dos años de intensa crisis sanitaria y más de 5,4 millones de muertos, el mundo “ya conoce muy bien el virus y tiene las herramientas para combatirlo”.

Al mencionar estas herramientas, el representante de la OMS se refirió a vacunas, métodos preventivos (uso de mascarillas, distanciamiento social, desincentivos a las multitudes), sistemas de vigilancia epidemiológica y genómica del virus y conocimiento acumulado sobre el tratamiento de la enfermedad.

Los especialistas entrevistados por BBC News Brasil coinciden con estas proyecciones y transmiten un cauto optimismo para los próximos meses.

“La tendencia es que 2022 sea mejor que 2021 y se distinga como el año en el que la pandemia terminará. Pero está claro que, hasta entonces, hay que seguir con todas las precauciones”, señaló el epidemiólogo Pedro Hallal, profesor de la Universidad Federal de Pelotas.

“Vale aclarar que 2022 puede marcar el fin de la situación pandémica, pero esto no es sinónimo de erradicar el coronavirus. Todo indica que seguiremos teniendo casos y muertes, pero ya no seguiremos en esa situación de falta de control y colapso de hospitales “, reflexionó la microbióloga Natalia Pasternak, presidenta del Instituto Questão de Ciência.

A continuación te contamos cómo algunos aspectos relacionados con la pandemia, como la vacunación, la disponibilidad de nuevos tratamientos y la aparición de variantes, pueden evolucionar a lo largo de 2022.

Vacunación: más equidad global, tercera dosis, campañas periódicas y protección a la niñez

Desde un punto de vista global, el mayor obstáculo a superar en relación a la vacunación contra la covid-19 es la desigualdad en la distribución y acceso a estos productos.

Si bien algunos países, como Israel, ya están estudiando la aplicación de una cuarta dosis a su población, otros ni siquiera han logrado proteger a los grupos más vulnerables, como las personas mayores y los profesionales de la salud.

La situación es particularmente preocupante en los países más pobres: Haití, Chad, Burundi y el Congo aún no han vacunado ni siquiera al 1% de su población.

“Y no basta donar lotes de vacunas. Es necesario que los organismos internacionales ayuden a estos países a crear una estructura de distribución y comunicación, para que las campañas lleguen efectivamente a las personas”, alertó la infectóloga Nancy Bellei, profesora e investigadora de enfermedades respiratorias en la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp).

En esta área, la buena noticia es que no debería haber escasez de dosis en 2022. Según cálculos de la Federación Internacional de Asociaciones de Productores Farmacéuticos, en junio se deberían fabricar alrededor de 24.000 millones de unidades de inmunizantes contra la covid. En comparación, en 2021 se entregaron 12.500 millones.

La cantidad proyectada para 2022 sería suficiente para proteger a toda la población mundial.

Buscar una mayor equidad en la vacunación no es solo una cuestión de solidaridad entre los pueblos. Como sugiere el nombre, la pandemia es un problema global y, mientras haya personas desprotegidas, toda la humanidad seguirá en peligro.

“La variante ómicron vino precisamente para darnos una ‘bofetada’ y mostrar lo que pasa cuando no hay igualdad en el acceso a vacunas. Mientras no haya una protección homogénea estaremos sujetos a la aparición de nuevas versiones del coronavirus “, advirtió Pasternak, quien fue seleccionada por la BBC como una de las 100 mujeres más inspiradoras e influyentes de 2021.

La microbióloga destacó que la llegada de ómicron también confirmó la necesidad de administrar tres dosis de vacuna para asegurar un buen nivel de protección frente a las formas más graves de covid-19.

“Esto cambió nuestra perspectiva: antes pensábamos en dos dosis, ahora sabemos que son necesarias tres”, agregó.

El año 2022 también debería proporcionar más respuestas sobre la necesidad de dosis de refuerzo de inmunizantes contra la covid, como sucede con la vacunación contra la influenza.

“Aún no estamos seguros de cómo será la frecuencia de vacunación contra la covid, ya que necesitamos observar por un período más largo la dinámica de circulación del virus, la intensidad de nuevas variantes y el comportamiento del sistema inmunológico”, afirmó el infectólogo Julio Croda, de la Fundación Oswaldo Cruz (FioCruz).

“Pero es probable que parte de la población más vulnerable necesite refuerzos, como las personas mayores, los inmunosuprimidos y los trabajadores de la salud”, agregó el médico, quien también es profesor de la Universidad Federal de Mato Grosso do Sul.

“En las últimas semanas, hemos visto un aumento significativo en la proporción de niños hospitalizados con covid-19 en muchas partes del mundo”, señaló Croda.

“Es fundamental que la vacunación también avance en este grupo de edad”, agregó el médico.

Variantes: optimismo creciente sobre ómicron y temor a posibles nuevas versiones del virus

La detección de la variante ómicron en Sudáfrica a finales de noviembre representó un verdadero balde de agua fría.

Rápidamente clasificada como una variante de preocupación por la OMS, esta nueva versión del coronavirus llamó la atención por la cantidad y variedad de mutaciones. Muchas de ellas indicaron una mayor capacidad de infección y un potencial para eludir la inmunidad obtenida con un cuadro previo de covid-19 y mediante vacunación.

Un mes y algunos días después del descubrimiento, algunas de estas proyecciones más pesimistas resultaron ser ciertas: ómicron se ha extendido rápidamente a muchas partes del planeta, se ha vuelto dominante en muchos países y está detrás de los registros recientes de nuevos casos: el 28 de diciembre, por ejemplo, se registraron por primera vez más de un millón de infecciones por coronavirus a nivel global en 24 horas.

Por otro lado, estudios publicados en los últimos días traen la esperanza de que la covid-19 provocada por esta variante pueda ser más leve y provocar menos hospitalizaciones y muertes.

“Ya podemos decir, con bastante certeza, que ómicron es mucho más infecciosa que el virus original, pero parece ser menos agresiva, sobre todo entre las personas que ya han sido vacunadas”, señaló Hallal, quien también es profesor invitado en la Universidad de California en San Diego.

“Pero hay que considerar que esta información aún es preliminar y necesita ser confirmada por otras investigaciones”, agregó el epidemiólogo.

“Lo que necesitamos entender mejor ahora es si esta variante tiene alguna desventaja y no puede replicarse muy bien en los pulmones, lo que conduciría a enfermedades menos severas, o si la menor agresividad observada en este momento es el resultado de un factor estadístico, como el hecho de que las personas vacunadas estén más protegidas de la hospitalización y la muerte”, explicó Pasternak.

Y que esta variante sea potencialmente menos agresiva tampoco significa que causará menos estragos en el sistema de salud. Con millones de personas infectadas, la demanda de acceso a hospitales y salas de emergencia tiende a aumentar, aunque con una frecuencia menor en comparación con oleadas anteriores. Esto, a su vez, puede provocar falta de suministros, de camas y de profesionales de la salud.

Aún mientras esas previsiones no se confirman, el mismo hecho de que haya surgido una nueva variante tan infecciosa sirve como una advertencia para todo el mundo, señalan los expertos.

Ver más en BBC

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password