Partido Nacional de Honduras llama a sus rivales a dejar atrás los mensajes de odio en sus campañas electorales, tras crimen de uno de sus activistas políticos

Por Jahel Hernández/ enviado

San Pedro Sula – El lunes pasado, Mario Reinieri González, activista de la campaña presidencial de Juan Orlando Hernández, fue asesinado a balazos en su casa de la colonia 21 de octubre en Tegucigalpa, capital de Honduras; los homicidas dejaron una cartulina junto al cadáver. Es claro: lo mataron por promover al candidato a la reelección.

En un país dividido políticamente, la violencia ha estado presente en los discursos de campaña. Por un lado, el gobierno difundiendo sus resultados con cifras que indican la disminución en alrededor del 50% de los índices de muertes violentas, y por el otro, la oposición, principalmente la de izquierda, reclamando que los avances se hayan logrado al sacar a los militares de los cuarteles para tareas de seguridad.

Pero el crimen de Reinieri González puso las cosas al extremo, porque las investigaciones indican que fue asesinado por un grupo de la Pandilla 18 de las Maras, delincuentes a los que el Estado hondureño les tiene declarada una guerra sin cuartel, los cuales expresaron en forma macabra sus preferencias electorales, pues escribieron en la cartulina: “Este es un ejemplo para los que apoyan a JOH (Juan Orlando Hernández)”.

Mario ya había sido amenazado por ser admirador del presidente y militante nacionalista; al parecer fue víctima de una ola de tensión producto de las descalificaciones de la oposición al proceso electoral y como resultado de que las maras no quieren otros cuatro años más de gobierno nacionalista.

El martes por la mañana, el presidente se pronunció enérgico contra el crimen organizado y dijo que las elecciones del 26 de noviembre “tienen que ver con dos proyectos, el de los que queremos paz y seguridad, y los que quieren que la delincuencia tenga de rodillas al pueblo de Honduras”.

Este miércoles, después de tres enfrentamientos a balazos con delincuentes, la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA) logró la captura de los implicados en el asesinato de González. Se trata de un grupo de Maras y entre ellos resaltan tres menores de edad, además de una mujer y un taxista. Catorce personas en total.

El Partido Nacional emitió un comunicado en el que lamentó el crimen de su activista a manos de los Maras, y manifestó además que “es evidente a quiénes no les conviene que gane Juan Orlando Hernández, a los delincuentes (…) aquellos que han desangrado Honduras”, en referencia a la incansable lucha contra mareros, extorsionadores y narcotraficantes, que ha mantenido el gobierno de JOH desde que asumió la presidencia.

El Partido Nacional aprovechó para enviar un mensaje público a Luis Zelaya Medrano, candidato a la presidencia por el Partido Liberal, y Salvador Nasralla Salum, presidenciable de la Alianza de Oposición, adversarios en esta contienda del presidente Juan Orlando Hernández, para que “dejen de repartir odio y mejor inviten a la ciudadanía a votar en paz”.

Las elecciones en Honduras se realizarán dentro de 16 días. Además de presidente, se elegirá a los diputados al Congreso nacional y los alcaldes municipales. Las dos principales fuerzas de oposición son el Partido Liberal, y la Alianza de Oposición.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password