Recomendamos: “¿Qué hicieron para merecer esto?”: los niños que han muerto en el conflicto entre israelíes y palestinos

Foto: Anadolu Agency

La violencia entre israelíes y palestinos continúa sin dar señales de resolución, pese a los llamados internacionales para que cesen las hostilidades.

Después de semanas de tensión en la ocupada Jerusalén Este, a inicios de mayo se desataron enfrentamientos entre palestinos y la policía de Israel en la Explanada de las Mezquitas o Monte del Templo, un lugar sagrado para judíos y musulmanes.

Ante la dura represión israelí que dejó centenares de heridos palestinos, Hamás comenzó a lanzar cohetes de forma masiva desde Gaza hacia Israel, cuyas fuerzas militares respondieron con bombardeos sobre la Franja.

De las 219 personas que han muerto como resultado de los ataques en la Franja de Gaza, al menos 63 son niños, según el Ministerio de Salud dirigido por Hamás. Además, unas 1.500 personas han quedado heridas.

Mientras, entre las 10 personas fallecidas en Israel, dos eran niños.

Aquí te contamos las historias de algunos de los menores que han muerto en el conflicto.

Niños de la familia alKawalek, de 5 a 17 años

Cuando un ataque israelí golpeó la calle al Wihda en el centro de la ciudad de Gaza el domingo por la mañana, se cree que al menos 13 miembros de la familia al Kawalek murieron al quedar enterrados entre los escombros de su propia casa.

Muchas de las víctimas eran niños, y uno tenía tan solo seis meses, según reportes de medios locales.

“No vimos nada más que humo”, le dijo al periódico palestino Felesteen Online uno de los sobrevivientes de la familia, Sanaa al Kawalek. “No podía ver a mi hijo a mi lado. Lo estaba abrazando, pero no podía ver nada”.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) describieron el bombardeo como “anormal” y dijeron que las bajas civiles no fueron intencionadas.

Un portavoz dijo que los ataques aéreos habían provocado el colapso de un túnel y el derrumbe de casas.

Entre los muertos de la familia al Kawalek se encuentran las hermanas Yara, de 9 años, y Rula, de 5.

Ambas habían estado recibiendo tratamiento por trauma por parte del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC).

Las al Kawalek eran chicas educadas que siempre hacían sus deberes a tiempo, le dijo a la BBC una de sus maestras, que no quiso ser identificada.

Niños de la familia al Hadidi, de 6 a 13 años

El viernes, la esposa y los hijos de Muhammad al Hadidi —Suhayb, de 13; Yahya, de 11; Abderrahman, de 8; Osama, 6; y Omar, de cinco meses— se vistieron con sus mejores ropas y fueron a visitar a sus primos cercanos, en el campo de refugiados de Shati, en las afueras de la ciudad de Gaza, para celebrar el Eid al Fitr, que marca el final del Ramadán.

“Los niños se pusieron su ropa de Eid, cogieron sus juguetes y se dirigieron a la casa de su tío para celebrar”, dijo su padre, de 37 años, a unos periodistas.

“Más tarde llamaron y pidieron quedarse a pasar la noche y acepté”, contó.

Al día siguiente, el edificio donde se habían alojado fue alcanzado por los ataques israelíes.

Solo Omar, de cinco meses de edad, sobrevivió después de ser rescatado de los escombros en los que yacía junto a su madre muerta.

“No llevaban armas, no disparaban cohetes”, dijo al Hadidi sobre sus hijos. “¿Qué hicieron para merecer esto? Somos civiles”.

En medio de los escombros había juguetes para niños, un juego de Monopoly y, en la encimera de la cocina, platos sin terminar de comida de la reunión por el Eid.

“Cuando mis hijos se fueron a dormir, esperaban que cuando se despertaran todo hubiera terminado. Pero ahora se han ido. Solo tengo su recuerdo y el olor de ellos en mi casa”, dijo al Hadidi al periódico The Times de Londres.

Ver más en BBC

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password