Un mundo en cuarentena: los países se protegen contra el Covid-19

Cuartoscuro

Diversos países, desde los que han registrado los mayores casos después de China hasta uno que aún no ha reportado ninguno, toman medidas para evitar la recepción y propagación del coronavirus. Esas políticas van desde la declaratoria de mártires a quienes mueran combatiendo la infección hasta fuertes inversiones para mitigar los efectos de la pandemia. De algunos de estos casos tal vez pueda tomar ejemplo México.

Después de China, uno de los países que más se ha visto afectado por el Covid-19 es Italia, en donde ya hay más de 12 mil casos de infectados, además de que ya se registran casi mil muertes, la mayoría de personas de la tercera edad. En el país ya se ha anunciado una suerte de toque de queda, y han cerrado sus puertas todo tipo de escuelas, teatros, museos, estadios, además de lugares como restaurantes, bares y tiendas donde no se expendan productos básicos. Así casi todos los comercios permanecen cerrados, con excepción de farmacias, supermercados y gasolineras. También el turismo ha caído dramáticamente.

Por si fuera poco, en algunos lugares del país se debe tener un permiso especial para andar por la calle, el cual puede ser tramitado vía internet. Ese documento puede ser solicitado por la Policía.

Muchas fábricas continúan en labores, pero con la menor cantidad de personal posible, y otras se encuentran paradas por el temor de los trabajadores a contraer el coronavirus.

También la demanda de camas en hospitales ha aumentado, y se ha advertido de una situación en la que no haya los recursos suficientes para atender a todos los pacientes, por lo que tendrían que seleccionarse los casos que tuvieran más posibilidades de sobrevivir.

Sin embargo, se calcula que si se mantienen las condiciones de aislamiento, en un mes deberá estar controlado el contagio. Lo que opera a favor es que, según encuestas, la mayoría de los italianos están de acuerdo con las medidas para combatir el Covid-19.

Corea del Sur ha sido otro país muy golpeado por el coronavirus, que ha registrado hasta hoy unos 7 mil 755 casos y 63 muertes. Desde que las autoridades de salud de ese país informaron del primer caso en su territorio el 20 de enero, realizaron una intensa y amplia campaña de detección de casos, y en los primeros días aplicaron 196 mil tests. Esa detección temprana ha llevado a que sólo el 10 por ciento de los pacientes requieran hospitalización, lo que ha implicado la atención de unas 10 mil personas diarias, incluso con síntomas leves.

De esa medida ubicaron el principal centro de infección en ese país, la ciudad de Daegu, en donde se ha registrado 75 por ciento de los casos de Covid-19.

Pese a las medidas que han tomado, ayer se reportaron 90 casos nuevos de coronavirus, lo que significa un repunte del contagio.

Irán, uno de los cuatro países más afectados por el Covid-19 y donde han fallecido infectados importantes miembros del gobierno, cerró escuelas, suspendió actos masivos y disminuyó las horas de trabajo. Una de sus principales medidas ha sido la de evitar difundir rumores, e incluso se ha prohibido a la mayoría de los funcionarios anunciar los datos de personas infectadas, los que sólo podrán ser proporcionados por el ministerio de Salud; quien viole esa norma será acusado de atentar contra la seguridad nacional.

Al respecto de esta pandemia, el ayatola Ali Jamenei estableció que los médicos y enfermeras que mueran combatiendo el coronavirus “serán reconocidos como mártires”.

Por su parte el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo hoy que su veto a los viajes procedentes de 26 países de Europa podrían acortarse o incluso extenderse más de 30 días, lo cual depende del desarrollo del coronavirus. También podría levantarse pronto la prohibición de entrada a quienes hayan viajado recientemente a China, porque este país “ha hecho muchos avances en las últimas semanas”.

Trump ha considerado al Covid-19 como virus extranjero, y acusó a la Unión Europea de no tomar precauciones contra él, como restringir los viajes desde China.

La suspensión de los viajes europeos (medida que fue rechazada por varios líderes de ese continente) entrará en vigor desde la medianoche de mañana, y será levantada cuando Trump lo decida.

Pero también organizaciones privadas han tomado medidas contra el avance del coronavirus: la National Basketball Association (NBA) ha decidido suspender su temporada, mientras que Disneylandia cerrará sus puertas desde el sábado y hasta el fin de mes.

Japón ha reportado mil 326 casos y 22 muertos, determinó la suspensión de actividades en las escuelas y cancelar la realización de actos masivos. Se mantiene ententredicho la realización de los Juegos Olímpicos de este año. Pero el gobierno también dedicará 4 mil 100 millones de dólares a respaldar a pequeñas y medianas empresas, además de apoyos a padres de familia que necesitan cuidar de sus hijos por el cierre de escuelas y para el desarrollo de vacunas contra el virus.

En Alemania la canciller Angela Merkel dijo que no se trata de aislar el país sino de que su sistema de salud no sea desbordado. Consideró que entre 60 y 70 por ciento de la población podría resultar infectada, y que su principal estrategia será ganar tiempo, por lo que el gobierno alemán ha llamado a limitar los contactos sociales, disminuir los viajes y evitar actos culturales o deportivos masivos. Asimismo, se propone dedicar atención especial a los casos en personas de más de 65 años.

A su vez el gobierno de Francia, en donde ya hay alrededor de 3 mil casos y 61 muertos, decidió cerrar colegios y universidades a partir del próximo lunes y hasta nuevo aviso, además de que ha considerado incluso el cierre de fronteras, lo cual se tendrá que determinar a nivel europeo.

Emmanuel Macron, presidente francés, llamó a la del coronavirus “la mayor crisis de salud que Francia ha conocido en un siglo”.

En España, donde ya hay más de 3 mil casos y 84 muertos, se han cerrado los centros escolares. Asimismo el presidente, Pedro Sánchez, ha anunciado apoyos económicos muy importantes: 3 mil 800 millones dedicados a la sanidad pública, 400 millones para turismo y transporte, y 14 mil millones dedicados a la reactivación de la economía. Pese a ello, también está considerando declarar el estado de alarma.

Pero también ha decidido cerrar sus puertos a los cruceros turísticos hasta el 26 de marzo, además de que la Generalitat de Cataluña ordenó el confinamiento de 70 mil habitantes de cuatro municipios.

En Portugal, donde ya hay 78 casos de Covid-19, el gobierno determinó el cierre de escuelas, guarderías y discotecas hasta Semana Santa, además de que se limitarán actividades en restaurantes y centros comerciales.

Bélgica ha anunciado las mismas medidas, y ha decidido que sólo sean abiertas farmacias, tiendas de alimentos y supermercados.

Por otra parte, el gobierno de El Salvador, encabezado por Nayib Bukele, declaró en cuarentena ese país durante 21 días, aunque aún no hay ningún caso reportado y sólo 56 personas en cuarentena preventiva.

De esa forma se impedirá el ingreso de extranjeros que no sean diplomáticos o residentes, además de que los salvadoreños que lleguen del exterior serán sometidos a una cuarentena y prueba clínica para determinar si están infectados.

Asimismo, los centros educativos permanecerán cerrados, no así los comercios y la industria, además de que se suspenderán actos donde haya más de 500 personas.

Otros países latinoamericanos, como Argentina, Colombia, Chile, Guatemala y Perú han declarado en cuarentena a viajeros procedentes de Europa y China.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password