Expresidente español visita a opositores venezolanos; Venezuela necesita diálogo, afirma

Etcétera
Internacional

Felipe González, expresidente de España, visitó Venezuela. Arribó a Caracas para participar en la defensa de los líderes opositores venezolanos presos Leopoldo López y Antonio Ledezma. Su primera visita fue a la familia López. Se reunió durante más de cuatro horas con ellos y con el equipo de abogados de la defensa. En el encuentro estuvieron presentes la esposa de López, Lilian Tintori, la de Ledezma, Mitzy Capriles y la del también opositor preso Daniel Ceballos, Patricia Gutiérrez. Después de la reunión, Felipe González afirmó que “Venezuela necesita mucho diálogo” y aplaudió el “buen gesto” del presidente Nicolás Maduro al mostrar su intención de convocar a elecciones este año.

Al visitar la casa de Antonio Ledezma, donde cumple su arresto domiciliario, González afirmó: “Me gustaría encontrar un país donde no hubiera buenos y malos”, aunque no se refirió a las manifestaciones convocadas por el gobierno en contra de su visita. El expresidente español tuvo que esperar casi una hora para que las autoridades venezolanas autorizaran su entrada para visitar a los presos políticos. Aunque González ha sido declarado como persona non grata por el gobierno venezolano, no tuvo ningún problema a la hora de entrar a Venezuela, procedente de Bogotá, Colombia.

Mientras González mantenía su primera reunión con los abogados de los opositores venezolanos, en el barrio de Sebucán, la televisión estatal transmitía las protestas convocadas por el oficialismo contra el expresidente español y las calificaban como “concentraciones patrióticas”. En redes sociales, el gobierno ha impulsado la etiqueta #VenezuelaSeRespeta, contra la visita de González.

Más tarde, luego de la llegada del español, el Tribunal Supremo emitió un comunicado en el que reiteraba su “rechazo categórico a toda acción extranjera de carácter injerencista en asuntos judiciales que competen única y exclusivamente a los tribunales venezolanos”. En ese sentido, el gobierno venezolano ha enfatizado que la ley venezolana no ampara la participación del exmandatario en la defensa de los opositores presos, aunque los abogados y familiares de estos han asegurado que el papel de González será el de asesor externo, y en ningún caso el de abogado litigante.

Durante todo el trayecto, la comitiva de González estuvo escoltada por miembros de la policía política venezolana y la Policía Nacional Bolivariana, que cortaron el tránsito para que los casi 20 automóviles que acompañaron al expresidente español avanzaran rápidamente.

Por ahora, González ha señalado que tiene previsto acudir a una de las vistas del juicio a López, que se presume se realizará el miércoles. Intentará visitar al líder del partido Voluntad Popular en la cárcel militar de Ramo Verde, donde permanece desde febrero de 2014.

(Con información de El País, de España)

gapu

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password