EU suspende a militares responsables del bombardeo de Médicos Sin Fronteras en Kunduz

Internacional

Después de que en octubre pasado fuerzas estadounidenses bombardearon un hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Kunduz, Afganistán; este miércoles el Pentágono informó que los militares responsables del ataque fueron suspendidos del servicio y serán sancionados disciplinariamente.


John Campbell, máximo responsable militar estadounidense en Afganistán, dijo que el reporte de tres mil páginas arrojó que el incidente donde 30 personas perdieron la vida, se debió a errores humanos por que algunos de los implicados en el ataque no respetaron las reglas de combate, sin embargo, no reveló el número de sancionados.


“Este fue un accidente trágico pero inevitable causado sobre todo por errores humanos mezclados con errores de procedimiento. Los militares responsables ya fueron suspendidos a la espera de que se determinen medidas administrativas y disciplinarias”.


El Pentágono, quien realizó el informe con ayuda de un equipo de la OTAN, señaló desde su base en Kabul, que no es necesario realizar una investigación independiente tal y como lo exige MSF, pues su reporte es completo e imparcial.


Por su parte el ejército estadounidense insiste en que las fuerza de participación en el bombardeo desconocían la ubicación del hospital y que éste fue confundido con un objetivo personal de EU, lo que revela que tanto el personal que solicitó el ataque como los que lo ejecutaron no verificaron que la instalación era un objetivo militar legítimo.


Asimismo, aceptaron que a pesar de que recibieron una llamada de MSF 12 minutos después de iniciar el ataque, fue demasiado tarde, pues ya habían destruido el lugar.


Wilson Shoffner, portavoz de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, y Campbell afirmaron que jamás volverán a cometer un error de este tipo y no descartaron que se vayan a tomar medidas contra más militares involucrados en el incidente en el futuro.


Christopher Stokes, director general de la organización médica y humanitaria, dijo que la versión estadounidense de los acontecimientos los deja con más preguntas que respuestas, por lo que insistió en la investigación independiente.


“El estremecedor catálogo de errores muestra una negligencia grave por parte de las fuerzas estadounidenses y violaciones de las reglas de combate que no puede ser atribuido sólo a un error humano individual”.


(Con información de El País)



slg

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password