EU promulga ley que limita el espionaje de la NSA

Etcétera
Internacional

Después de varias discusiones, el Congreso de Estados Unidos aprobó una nueva legislación referente a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), en la que limitó su poder en materia de política de seguridad y de defensa.

Las limitaciones que la nueva legislación establecen refieren a una de las áreas más sensibles: la recolección masiva de datos de llamadas telefónicas internacionales realizadas desde Estados Unidos.

Este martes, el presidente Barack Obama dio la bienvenida a la nueva regulación. Hasta antes de la reforma, la NSA tenía la posibilidad legal de acumular los datos de todas las llamadas, gracias a la Cláusula 215 de la Ley Patriótica, un texto aprobado en octubre de 2001, como una forma de reaccionar a los atentados terroristas del 11 de septiembre. La nueva legislación se ha denominado “Ley de la Libertad”, y remplaza a la Cláusula 215. Con ella, ahora serán las empresas telefónicas quienes tengan la posibilidad de acumular esos datos y no la agencia estadounidense. De esta forma, cuando la NSA considere que necesita ese tipo de información, denominada “metadatos”, ya sea de un individuo en particular o de forma masiva, deberá hacer una solicitud formal a la compañía telefónica. En ese momento, el Tribunal de Supervisión de Inteligencia Extranjera, organismo secreto formado por varios jueces, deberá decidir si la petición de la agencia gubernamental se apega a Derecho. Generalmente ese tribunal cede a las peticiones de la NSA, lo que significa que no será un gran obstáculo.

“Es un gran paso en la dirección de la transparencia del Gobierno”, declaró ayer el experto en seguridad David Unger, profesor de la Universidad Johns Hopkins y autor del libro The Emergency State (El Estado de Emergencia), en el que analiza cómo el aparato de defensa de Estados Unidos ha ido expandiéndose en las últimas décadas y se ha modificado.

A la par, “la mayor parte del aparato de supervisión [de las telecomunicaciones] construido tras el 11 de septiembre seguirá intacto, que es lo que quieren los ciudadanos estadounidenses”, señaló Unger, que también fue miembro del Consejo Editorial del diario neoyorquino The New York Times.

Asimismo, La Ley de Libertad establece más transparencia para las sentencias del Tribunal de Supervisión de Inteligencia Extranjera. Justamente ese punto fue uno de los mayores obstáculos para que la norma fuera aprobada, pues los líderes republicanos, encabezados por el presidente del Senado, Mitch McConnell, no la consideraban pertinente,

Sin embargo, la reforma ahora promulgada no afecta a la capacidad de Estados Unidos para interceptar comunicaciones fuera de sus fronteras, aspecto que fue totalmente ignorado en la discusión, lo que indica que la dinámica estadounidense en ese sentido no cambiará en los próximos tiempos.

(Con información de El Mundo, de España)

gapu

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password