En Turquía no hay caza de brujas contra periodistas: ministro de Exteriores

Internacional

En Turquía no hay una caza de brujas contra periodistas, sino contra delincuentes que apoyan el terrorismo”, afirmó el ministro turco de Relaciones Exteriores, Mevlut Cavusoglu.


No obstante, Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha denunciado en varias oportunidades que ese país se ha convertido en la mayor cárcel de comunicadores del mundo.


Las autoridades turcas han encarcelado a 100 comunicadores, cerrado 150 medios de comunicación, rescindido 775 acreditaciones de prensa y al menos dos mil 300 periodistas se han quedado sin empleo”.


Asimismo, organizaciones de derechos humanos cuestionan que más de 40 mil personas han sido encarceladas y unas 120 mil expulsadas de su trabajo bajo la mínima sospecha de que son terroristas y conspiran en contra del presidente Recep Tayyip Erdogan, que el año pasado enfrentó un fallido golpe de Estado. “Tantas injusticias no pueden haberse llevado a cabo con las suficientes garantías”, dicen.


Durante un encuentro con periodistas españoles tras participar en una conferencia organizada por el Instituto Elcano en Madrid, Cavusoglu negó el pasado jueves que las autoridades turcas obren en contra de la libertad de prensa.


“No consideramos a RSF como una organización objetiva (…) No existe un solo periodista encarcelado por informar o criticar al gobierno. Las detenciones obedecen a su apoyo al terrorismo (por medio de la propaganda)”.


Cavusoglu pidió, entre otras cosas, que distingan informadores que hacen su trabajo de aquellos involucrados en actividades ilegales: “No se puede pedir inmunidad por ser periodista, como tampoco se puede pedir por ser político”.


Además rechazó una a una las acusaciones de represión ciudadana tras la intentona del 15 de julio de 2016.


Todos los autores del golpe están detenidos menos su cerebro (el clérigo Fetullah Gulen)”.


Según el funcionario, las detenciones masivas contra el ejército, funcionarios, profesores, estudiantes y reporteros responden a la busqueda de los aliados de Gulen, a quien calificó de “enfermo”: “Ese hombre enfermo que vive en Pensilvania se cree el mesías (…) Hemos visto de lo que es capaz. Él maneja una agenda oculta para apropiarse del Estado”, refutó


(Con información de El Mundo)


cdr

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password