Recomendamos también: Se desvela, 17 años después, quién ideó el polémico momento entre Justin Timberlake y Janet Jackson

Foto: Cordon Press

El concierto del intermedio de la Super Bowl es uno de los espectáculos más esperados por los fanáticos de la música y de los escenarios más deseados por los artistas. Y aunque todos los shows generan una gran expectación previa y una lluvia posterior de críticas, el de 2004, protagonizado por Justin Timberlake y Janet Jackson marcó un antes y un después en la historia de dicho espectáculo.

Fue justo al final de la actuación de los artistas cuando el que era entonces uno de los chicos de oro de la música mundial, arrancó parte del vestuario de la hermana de Michael Jackson, dejando al descubierto uno de sus pechos. El escándalo fue tan mayúsculo que a partir de entonces se introdujo en la retransmisión del concierto de la Super Bowl un retraso de varios segundos por si había que cortar la emisión. Janet Jackson fue la gran perjudicada de la cuestionable hazaña de su compañero de escenario, ya que lo que se bautizó internacionalmente como nipplegate marcó para siempre su imagen.

Hace solo unos meses que Justin Timberlake pedía perdón públicamente a su compañera de profesión, en un mensaje en el que se disculpaba también con Britney Spears y otras mujeres que a lo largo de su vida habían salido perjudicadas y heridas a causa de sus comportamientos. Pero la historia continúa ya que ahora ha sido Wayne Scot Luka, el estilista de Jackson para aquella actuación, quien ha contado con detalles la verdad de lo ocurrido sobre aquel emblemático escenario.

En una entrevista concedida a Page Six, Luka ha revelado que fue el cantante de Like i love you, inspirado por la épica actuación con besos de Madonna, Christina Aguilera y Britney Spears, quien sugirió crear un espectáculo que superase la mencionada y quedase en la memoria del colectivo popular.

Ver más en El Mundo

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password