Critican postura de México en resolución de OEA sobre Nicaragua

El Nuevo Diario

Tras su abstención en la Organización de los Estados Americanos (OEA) en la resolución para pedir al gobierno de Nicaragua la liberación de los presos políticos, así como elecciones libres y justas, la diplomacia mexicana ha recibido diversas críticas.

En la sesión del Consejo Permanente de la OEA realizada el pasado miércoles se votó una resolución sobre la situación política en Nicaragua, en donde a unas cuantas semanas de las elecciones hay al menos 150 presos políticos, entre los que se encuentran siete candidatos presidenciales.

La resolución solicita la liberación de los presos políticos y la realización de elecciones libres y justas al gobierno de Daniel Ortega. La iniciativa obtuvo 26 votos a favor y siete abstenciones, entre las que destacaron las de México y Argentina.

El expresidente de Costa Rica, Óscar Arias, fue especialmente severo con la representación mexicana ante la OEA y su postura hacia lo que ocurre en Nicaragua, a la que calificó de “vergonzosa” y acusó que no le importa el dolor de ese pueblo.

“Es muy vergonzosa la actitud del gobierno mexicano de abstenerse en la reunión de la OEA. Demuestra que no le importa el sufrimiento del pueblo nicaragüense ni que la dictadura de Ortega-Murillo realice una elección fraudulenta e inaceptable para cualquier gobierno al que le quede una gota de dignidad”, expresó el exmandatario, quien obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 1987.

También advirtió antes de los comicios de noviembre próximo en el país gobernado por Daniel Ortega: “Sería muy penoso que el gobierno de López Obrador se una mañana al de Cuba y Venezuela reconociendo las elecciones en Nicaragua”.

Sobre ese aspecto agregó que imagina que “en la cancillería mexicana hay muchos funcionarios con simpatías hacia regímenes como el de Nicaragua y el de Venezuela”.

Los resultados de ello, consideró Arias, serán malos: “Creo que el presidente López Obrador no le da mucha prioridad a los pronunciamientos que hace su cancillería, y la verdad es que las consecuencias internacionales de esos pronunciamientos son muy negativas para el gobierno de México y su pueblo”.

Carlos F. Chamorro, director del medio nicaragüense Confidencial, escribió en Twitter: “México y Argentina: ¿abstención o complicidad? López Obrador y Fernández lideran el club de los 7 que no condenan en la OEA violaciones a DDHH en Nicaragua por la dictadura Ortega-Murillo, y la supresión de derechos políticos con 7 candidatos y 150 presos, en vísperas de elecciones”.

El representante de Uruguay ante la OEA, Washington Abdala, dijo que “no terminó de comprender a los países que no entienden que la dictadura nicaragüense es de un grado de violencia extrema. ¿Qué se necesita para comprender que no se les está permitiendo a los candidatos ser libremente candidatos, que hay un pueblo desesperado clamado por libertad?”.

En Twitter Erika Guevara Rosas, la directora para América Latina de la organización Amnistía Internacional, señaló como “vergonzoso” que siete Estados, entre los que estuvo México, “se hayan abstenido de condenar la situación política en Nicaragua”.

En México el senador Emilio Álvarez Icaza lamentó la postura de México, y escribió: “México abandona su historia. Deja de ser el faro guía de la defensa de los DDHH en América Latina”.

Por su parte, para el diputado Gabriel Quadri se trató de una vergüenza más en política exterior ya que México se negó a apoyar una iniciativa para asegurar elecciones limpias y libres en Nicaragua y Venezuela.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password