La COVID-19 no se vence “un país a la vez”; pide la ONU prepararse para la “próxima pandemia” mediante la solidaridad mundial

“La COVID-19 no puede ser derrotada un país a la vez”, afirmó el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, quien, no por vez primera pidió acción mundial coordinada en tres ámbitos: responder con solidaridad para detener el virus, reforzar los sistemas de atención médica básica y la cobertura de salud universal, y prepararse para la próxima emergencia sanitaria mundial.

Los líderes mundiales deben presentar con urgencia un plan mundial para lograr el acceso equitativo a vacunas, pruebas y tratamientos contra la COVID-19, dijo Guterres en un mensaje de video para la Asamblea Mundial de la Salud que se realiza en Ginebra.

“Esto comienza financiando el Acelerador (de Acceso a Herramientas para la COVID-19) ACT y su Mecanismo COVAX para desplegar herramientas vitales en los países más pobres del mundo a escala mundial”.

Guterres repitió su llamado para establecer un grupo especial del G20 que reúna a todos los países con capacidades de producción de vacunas, la Organización Mundial de la Salud (OMS), los socios e instituciones financieras internacionales del Acelerador ACT y otras partes interesadas claves.

El grupo especial debe buscar al menos duplicar la capacidad manufacturera explorando todas las opciones, desde licencias voluntarias y transferencias de tecnología hasta agrupación de patentes y flexibilidad en los derechos de propiedad intelectual.

El grupo especial del G20 debe abordar la distribución mundial equitativa mediante el Acelerador ACT y su Mecanismo COVAX. Debe ser convocado a los más altos niveles por las potencias principales que cuentan con la mayor parte de la capacidad de producción y suministro mundial, junto con el sistema multilateral, enfatizó.

“Desde el comienzo de la pandemia de COVID-19 advertí sobre los peligros de una respuesta mundial de dos velocidades. Lamentablemente, a menos que actuemos ahora, enfrentamos una situación en la que los países ricos vacunan a la mayoría de su población y abren sus economías, mientras que el virus sigue causando un profundo sufrimiento al circular y mutar en los países más pobres. Otros picos y repuntes podrían cobrar cientos de miles de vidas y ralentizar la recuperación económica mundial”, reprochó.

La COVID-19 no puede verse como aislada de los problemas fundamentales de los sistemas de salud. Con los sistemas de atención médica básica correctos, el mundo se recuperará más rápidamente de esta pandemia y evitará la próxima antes de que se afiance, afirmó.

“Nuestros esfuerzos por recuperarnos de la COVID-19 no deben ser a costa de otra atención médica esencial, desde los servicios reproductivos para mujeres hasta la vacunación de niños y la cobertura de salud mental”.

Agregó que unos sistemas de salud básica robustos son un comienzo, pero no son suficientes. El mundo necesita un compromiso político al más alto nivel para transformar el sistema existente a través de un enfoque coordinado a nivel internacional de toda la sociedad y todo el gobierno.

El funcionario aseguró que la OMS, organismo de la ONU, debe estar en el centro de la preparación mundial contra pandemias. Necesita “recursos sostenibles y predecibles” y debe ser empoderada por completo para hacer el trabajo que se le exige.

El mundo necesita un marco de cooperación internacional y una solidaridad apta para el futuro, nuevas soluciones para un financiamiento sostenible y predecible, y capacidad nacional de prevención, detección y respuesta a brotes de enfermedades, dijo finalmente.


Agencia Xinhua

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password