Clinton culpa a Putin y al director del FBI de su derrota presidencial; “buscó socavar nuestra democracia”, dice

Internacional

Un ataque en su contra por parte del presidente de Rusia, Vladimir Putin y una carta del director del FBI, James Comey con nuevos cuestionamientos sobre el hallazgo de otros polémicos correos electrónicos de cuando fungía como secretaría de Estado, son las razones que este viernes Hillary Clinton presentó en una reunión con los donantes de su campaña para justificar su derrota presidencial ante el magnate y ahora político, Donald Trump, según The New York Times (NYT).


Rusia "buscó socavar nuestra democracia" mediante ataques cibernéticos contra blancos democráticos, como el Comité Nacional Demócrata y los correos electrónicos del jefe de su campaña, John Podesta, afirmó la política de Chicago, citada por el NYT.


Para ella, el ataque de Putin tiene que ver "un problema personal", pues recordó que en varias de sus declaraciones cuestionó las elecciones legislativas rusas de 2011 y denunció que estuvieron “amañadas”. "Putin me culpó públicamente del torrente de indignación de su propio pueblo, y esa es la línea directa entre lo que dijo entonces y lo que hizo en esta elección", indicó.


Asimismo, Clinton volvió a asegurar que la carta del director del FBI, James Comey, pocos días antes de los comicios con nuevos cuestionamientos sobre los emails enviados desde su servidor privado cuando era secretaria de Estado le costó la batalla en varios estados. "Votantes de estados clave se decidieron en mi contra en los últimos días a raíz de la carta del director Comey del FBI".


Y lo último que dijo al respecto fue que "este no es solo un ataque contra mí y mi campaña, aunque eso puede haber agregado combustible. Este es un ataque contra nuestro país".


Por su parte, el presidente electo tuiteó hace unas horas que "si Rusia u otra entidad realizaban ataques informáticos, ¿por qué la Casa Blanca esperó tanto tiempo para reaccionar? ¿Por qué sólo se quejaron después de que Hillary perdiera?".


Dichas reacciones son las consecuencias “inevitables” que la administración de Barack Obama anunció sin dar detalles para antes de entregarle a Trump las llaves de la Oficina Oval. “Creo que no hay duda de que, cuando cualquier gobierno extranjero intenta lograr un impacto en la integridad de nuestras elecciones, debemos actuar. Y lo haremos, en el momento y lugar que nosotros elijamos. En parte puede ser explícito y publicitado, en parte no”, declaró Obama.


En tanto, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov dijo que “hay que dejar de hablar sobre esto o aportar alguna prueba, en caso contrario resulta ya bastante indecente y deshonesto".


(Con información de AFP, The New York Times, El País y El Mundo)


cdr

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password