Recomendamos: El castillo de Drácula se convirtió en un centro de vacunación anti Covid

Foto: AP

El Castillo de Bran, en Rumania, conocido como el “Castillo de Drácula”, también se ha transformado en un centro de vacunación contra el Covid-19 para viajeros.

Ahora, podrá combinar, como ya está ocurriendo en muchos destinos turísticos de todo el mundo, negocios con placer.

El castillo de Bran, que una vez fue hogar ocasional de Vlad III, fue construido en el siglo XIV por los rumanos como una fortaleza para protegerse contra los invasores turcos otomanos.

Se colocó en la cima de un acantilado, de modo que uno podía vigilar a los enemigos que se aproximaban a lo largo de la carretera que estaba debajo y conectaba Transilvania con el sur de Rumania.

UN CASTILLO DE TERROR

El castillo de Bran tiene 60 habitaciones, a las cuales se pueden llegar por medio de las escaleras. Estas habitaciones están conectadas por pasajes subterráneos, en los que hay armas, armaduras, muebles antiguos y objetos de los siglos XIV a XIX.

El castillo de Bran sirvió por muchos años como residencia real y fue regalado por el pueblo de Brasov a la reina María de Rumania.

Actualmente es un museo el cual mantiene sus puertas abiertas a los turistas.

Representantes del castillo, que se hizo famoso por Bram Stoker que ubicó allí su novela gótica, han anunciado que quienes opten por ser vacunados por ellos recibirán un “certificado de vacunación en el castillo de Bran” y acceso gratuito a la exposición de instrumentos medievales de tortura.

El antídoto utilizado, según informó el diario rumano Libertatea, será el de Pfizer y no habrá necesidad de concertar citas.

Ver más en Clarín

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password