Premio Nacional de Protección Nacional

Caso Serena Williams: sigue la disputa, ahora por racismo

El diario australiano The Herald Sun publicó una caricatura en la que se ve a Williams mientras salta sobre su raqueta destrozada junto a un biberón, mientras al fondo se ve a Ramos preguntándole a Naomi Osaka, la otra finalista, si le podía dejar ganar. Hasta J. K. Rowling ha deplorado esa imagen.

Tras la disputa que sostuvo el pasado sábado con el árbitro portugués Carlos Ramos durante la final del Torneo Abierto de Estados Unidos, las polémicas sobre la conducta de Serena Williams y sus repercusiones continúan.

En The Washington Post la reportera de deportes Sally Jenkins publicó un texto en el que deploró que Ramos “no sólo robase a una, sino a dos jugadoras” durante la final femenil del certamen tenístico.

La periodista (que obtuvo el galardón Chairman Press en 2017) puso mayor énfasis en la conducta del árbitro que en la de la deportista: “Williams pudo abusar de su raqueta, pero Ramos hizo algo peor: abusó de su autoridad”. Y añadió: “Los campeones se calientan, su naturaleza es estallar. Todos los buenos jueces de cualquier deporte entienden que parte del objetivo de su trabajo es ayudar a calmar el momento, a bajar los ánimos, no encenderlos y ser un administrador tranquilo del evento, más que permitir que su propio temperamento juegue un papel determinante en él”.

La tenista ha obtenido otros apoyos importantes, como los de la Federación de Tenis Estadounidense, la Asociación de Tenis Femenino e importantes figuras de ese deporte, como Billie Jean King y Andy Roddick.

Pero el caso ha rebasado los planos meramente deportivos y hasta de sexismo: también ha habido expresiones que han sido calificadas como racistas. En un periódico de Australia, The Herald Sun, fue publicada una caricatura de Mark Knight en la que se ve a Williams mientras salta sobre su raqueta destrozada junto a un biberón, mientras al fondo se ve a Ramos preguntándole a Naomi Osaka, la otra finalista, si le podía dejar ganar.

La caricatura se volvió viral, por lo que la discusión por el episodio deportivo ya también se ha vuelto sobre el racismo, ya que las figuras de las dos tenistas en la imagen respondían a estereotipos, según sus críticos.

El autor negó las acusaciones de racismo y afirmó que su única intención fue resaltar el comportamiento de Williams. El periódico lo respaldó.

Pero las respuestas a la imagen fueron prontas: la escritora J. K. Rowling, autora de la saga Harry Potter, comparó la caricatura con otras anteriores que han sido consideradas racistas por la manera de representar a las personas afroestadounidenses.

La novelista escribió en su Twitter: “Muy bien por reducir a una de las mayores deportistas de las historia a estereotipos racistas y sexistas y convertir a una segunda gran deportista en un accesorio sin rostro”.

A su vez la Asociación Nacional de Periodistas Negros en Estados Unidos expresó en un comunicado que el dibujo de Knight es “repugnante en muchos niveles”, y remató: “No solamente rebosa de racismo, con caricaturas sexistas de ambas tenistas, sino que la descripción de Williams tiene un aire innecesario de Sambo” (referencia a un antiguo personaje en el que se usaban expresiones racistas).

También Michael Cavna, en The Washington Post, consideró que la caricatura es racista: el dibujo era “racista”: “Knight dibuja trazos del rostro que reflejan las caricaturas deshumanizantes tipo Jim Crow (leyes que establecían la segregación en Estados Unidos), tan frecuentes en los siglos XIX y XX”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password