En campaña, Trump propone eliminar ciudadanía por derecho de nacimiento

Reuters

Durante una entrevista para Axios on HBO, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó que podría poner fin de forma unilateral a la ciudadanía por derecho de nacimiento. Esto lo ha afirmado a unos días de las elecciones intermedias en su país y en un contexto en el que quiere resaltar su política antiinmigrante.

Con ello, el mandatario se opone a una tradición de 150 años, cuando en la Constitución de Estados Unidos se incluyó el siguiente párrafo: “Todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos y sujetas a su jurisdicción son ciudadanos de Estados Unidos”.

Trump ya amagó con firmar un decreto en sentido contrario a lo que hoy marca la Constitución de su país. Comentó: “Siempre me han dicho que se necesitaba una enmienda constitucional. ¿Sabe qué? No hace falta. Ahora dicen que puedo hacerlo solo con una orden ejecutiva”. Y añadió que “está en proceso. Ocurrirá con una orden ejecutiva”.

Sin embargo, para lograr hacer cambios constitucionales se requiere el apoyo de dos tercios de la Cámara de Representantes y del Senado, así como de tres cuartas partes de los congresos de los estados en una convención.

Ya antes, en una conversación con Fox News, el presidente dijo que construiría ciudades de tiendas de campaña para albergar a los migrantes que atraviesan México y que buscan llegar a la frontera con Estados Unidos.

Pero ya antes su gobierno anunció que desplegaría 5 mil 200 soldados para proteger la frontera, además de que ha advertido de la invasión de inmigrantes indocumentados si su frontera no cuenta con un muro.

Sobre su idea de quitar la ciudadanía por nacimiento, Trump dijo a Axios: “Somos el único país del mundo en el que una persona entra, tiene un bebé y el bebé es esencialmente un ciudadano de Estados Unidos durante 85 años con todos esos beneficios. Es ridículo. Y tiene que terminar”, agregó el mandatario.

Sin embargo, pese a esos deseos de Trump, no es tan fácil realizar ese cambio. Según Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, no se puede terminar con la ciudadanía por derecho de nacimiento con una orden ejecutiva, sino que implica un proceso constitucional muy largo.

Si Trump emitiera el decreto ejecutivo, esto sería impugnado en tribunales.

Al respecto, la Unión Estadounidense de Libertades Civiles dijo que el presidente “no puede borrar la Constituciòn con un decreto, y la garantía de ciudadanía de la enmienda 14 es clara. Este es un intento transparente y descaradamente anticonstitucional para sembrar la división y avivar las llamas del odio antiinmigrante en los próximos días”, dijo Omar Jadwat, de la Unión.

Por su parte, la directora de Human Rights Watch en Estados Unidos, Nicole Austin-Hillery considera que “apesta a oportunismo político. Amenaza con avivar el miedo y la incertidumbre, y con cortar las vidas de incontables familias de la noche a la mañana”.

(Con información de CNN y Europa Press)

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password