Recomendamos también: Bruselas pide incrementar el número de vacunaciones rápidamente

Foto: EFE

En medio del ruido de estos días, con incesantes críticas sobre la estrategia europea de vacunas, la capacidad de producción de las dosis, las renqueantes campañas de pinchazos en los diferentes países, y asfixiados por la creciente marea de contagios que parece extenderse por el continente tras las fiestas navideñas, la Comisión Europea ha dado este viernes un paso al frente para anunciar la compra de 200 millones de nuevas inyecciones de la vacuna de Pfizer/BioNTech, con opción de compra de otras 100.

Hasta ahora había adquirido 300 millones de este laboratorio, por lo que, sumadas a las 160 millones de pinchazos de Moderna, el contrato coloca a la UE con una remesa real de 760 millones de dosis de las vacunas con el visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento.

“Hemos asegurado un número de dosis suficientes para vacunar a 380 millones de europeos, que es más del 80% de la población europea”, ha dicho Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión, en una rueda de prensa este viernes. En ella, ha exigido también un esfuerzo adicional a los Estados miembro para “intensificar” las campañas de inmunización. “Tenemos que incrementar el número de vacunaciones rápidamente”, ha reclamado la presidenta del Ejecutivo comunitario.

Von der Leyen también ha mostrado inquietud por la situación epidemiológica en el continente, la cual, aunque con diferencias por territorios, muestra un rotundo mapa con prácticamente toda la UE en rojo, según el semáforo de riesgo elaborado por Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades (ECDC), con cerca de la mitad de los ciudadanos bajo algún tipo de confinamiento, y el temor a un incremento en las infecciones.

La presidenta ha reconocido que habrá “meses difíciles en la primavera” debido a la confluencia de dos tendencias. Por un lado se encuentra el avance en la vacunación, que “será un proceso lento”, ha dicho. “No es posible vacunar a todos a la vez. Hay que ir paso a paso”. Y por otro lado se encuentran los contagios: “Aún es un gran motivo de preocupación. Es exactamente el punto en el que nos encontramos ahora”, ha asegurado.

En su opinión, cuando miremos atrás, se verá este arranque de la campaña de vacunación como “un camino accidentado”, como suele pasar con los inicios, pero en el que los Veintisiete han estado haciendo “todo lo posible”. “El principio siempre es difícil. Porque tienes que tratar con un procedimiento completamente nuevo. Es un reto logístico porque esta vacuna requiere una cadena de frío continua. Pero es impresionante ver cómo los Estados miembro se están moviendo rápidamente para adaptarse”.

La Comisión defiende la estrategia de duplicar el pedido a Pfizer/BioNTech por el hecho de aprovechar una logística ya conocida y desplegada por los países, que no requiere de una nueva aprobación por parte de la EMA, y en cuya capacidad de producción la UE invirtió desde el principio, a través de la Comisión y de préstamos del Banco Europeo de Inversiones. “Es el momento de recoger los beneficios”, dijo la jefa del Ejecutivo comunitario.

La semana pasada, Ugur Sahin, consejero delegado de BioNTech, la compañía alemana creadora de la vacuna, criticó la estrategia de vacunación seguida por la UE en una entrevista en Der Spiegel, en la que se mostró sorprendido por la decisión de Bruselas de haber encargado demasiadas pocas dosis de su fármaco. Pero también aseguró que estaban estudiando fórmulas para incrementar la capacidad de producción con Pfizer, la compañía estadounidense con la que se ha asociado para la fabricación.

Ver más en El País

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password