Blatter se va; tras escándalo de corrupción renuncia a la presidencia de la FIFA

Etcétera
Internacional

En los últimos días Joseph Blatter estuvo en el ojo del huracán. Presidente del máximo organismo rector del futbol profesional desde 1998, fue reelegido el pasado viernes en Zúrich. Después de la detención de altos funcionarios de la FIFA acusados de corrupción, una avalancha de críticas cayó sobre sus hombros. Después de intentar limpiar su nombre con declaraciones que afirmaban que la corrupción estaba lejos del futbol, finalmente presentó su renuncia. “Mi mandato no cuenta con el apoyo de todos”, declaró el dirigente, que ya convocó a un congreso extraordinario para elegir a su sucesor.

Blatter tiene 79 años, nunca jugó al futbol profesionalmente y durante su mandato varias ocasiones se vio envuelto en la sombra de la corruptela. El futbol es un gran negocio que mueve millones de pasiones y de dólares. Hace seis días el FBI señaló un caso de corrupción que supuso la detención de siete miembros de la junta directiva de la FIFA. Más tarde, cuando fue reelegido como presidente, Blater enfatizó que él era el hombre indicado para recuperar la confianza en el organismo; y que los casos de corrupción no le afectaban directamente ni a él ni a la FIFA. “Los delitos cometidos se circunscriben a América del Norte y del Sur. Nos vemos afectados porque las personas detenidas ocupaban cargos en la organización, pero la FIFA no tiene un papel directo”, se defendió el suizo. Sin embargo, el Departamento de Justicia de Estados Unidos insistió en que las prácticas de corrupción en el interior del organismo son “desenfrenadas, sistémicas y arraigadas”.

“No necesitamos una revolución, sino una evolución. Me hacen responsable de esta tormenta. De acuerdo. Asumo la responsabilidad y estoy dispuesto a seguir adelante“, esgrimió Blatter al enfrentarse a las críticas y cuestionó sin asomo de veguenza: “¿Qué es el tiempo? A mí me parece que ha sido muy poco el que he pasado en la FIFA”. Asimismo, lanzó una propuesta concreta: crear una oficina que reúniera a futbolistas, ligas y clubes profesionales, misma que fue interpretada como una forma de restar poder a la UEFA, presidida por el francés Michel Platini, exfutbolista que se enfrentó insistentemente al poder del suizo y que amenazó con abandonar a la FIFA junto con el resto de la confederación europea, si no había cambios profundos al interior del organismo rector del futbol mundial. Finalmente, Joseph Blatter renunció.

(Con información de El País, de España)

gapu

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password