Aumenta el feminicidio en Latinoamérica y el Caribe: Cepal

En 2019 fueron registrados 4 mil 640 feminicidios en 24 países latinoamericanos y caribeños, lo que significó un aumento de 31.5 por ciento respecto a 2018, informó la Comisión Económica para América Latina (Cepal), organización que se manifestó preocupada por esa situación.

En el contexto del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Cepal dio a conocer los datos de su Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe: en 18 países de la región y en seis caribeños hubo, al menos, 4 mil 640 casos de feminicidio. En 2018 hubo 3 mil 529.

Ese dato indica, estableció la Cepal, que persiste la violencia contra mujeres y niñas, lo que conduce a altas tasas de feminicidio.

El organismo internacional dio a conocer otras cifras dramáticas, como que encuestas realizadas por seis países indican que entre 60 y 76 por ciento de las mujeres ha sido víctima de la violencia de género, además de que una tercera parte de las mujeres sufre violencia física, psicológica y sexual por parte de quien fue o es su pareja.

Los países que registraron más casos de feminicidio fueron Brasil, con mil 941, y México, con 983; sin embargo, por número de feminicidios por cada 100 mil mujeres, los países más afectados fueron Honduras, con 6.2; El Salvador, 3.3; República Dominicana, 2.7, y Bolivia, 2.1.

La Cepal también reportó que los gobiernos la han informado de más de 90 medidas que han instrumentado contra la violencia de género, y algunos de ellos han establecido como esenciales los servicios de atención a las mujeres. Pero la situación actual, en la que varios de ellos son vía remota, han aumentado el riesgo de impunidad y la disminución de atención hospitalaria para víctimas de la violencia de género.

La secretaria ejecutiva de la Comisión, Alicia Bárcena, expresó que “la violencia de género ocurre de forma sistemática en nuestra región. No conoce fronteras, afecta a mujeres y niñas de todas las edades y sucede en todos los espacios: en los lugares de trabajo, en el marco de la participación política y comunitaria, en el transporte y en la calle, en la escuela y en los centros educativos, en el ciberespacio y, sin duda, en los propios hogares. Es lo que en el sistema de las Naciones Unidas hemos llamado una ‘pandemia en la sombra’”.

Bárcena también comentó que en realidad el número de feminicidios cometido puede ser aun mayor, y añadió que el virus del machismo se transmite de generación en generación a través de patrones discriminadores, patriarcales y violentos. “El feminicidio es la cara más brutal de la violencia”, dijo la funcionaria.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password