Joyeria de plata mexicana para cautivar

Académicos e intelectuales se pronuncian contra intolerancia y defienden derecho a disentir en EU

Foto: AFP

Un grupo de más de 150 intelectuales, escritores y académicos suscribió una carta abierta en la cual se pronuncian en contra de la intolerancia de lo que denominan “el activismo progresista estadounidense” hacia las ideas discrepantes, situación que produce un empobrecimiento del intercambio público y genera un clima de intimidación y autocensura en los ámbitos de la academia y la cultura.

El documento fue publicado en la revista Harper’s y firmado por personalidades como Noam Chomsky, Salman Rushdie, J.K. Rowling, Francis Fukuyama, David Brooks, el ajedrecista Garry Kasparov y el historiador mexicano Enrique Krauze, entre otras. En él se hace un reconocimiento de las recientes protestas sociales contra el racismo porque reivindican el derecho a una sociedad más justa e igualitaria, sin embargo, alertan que también han dado pie a un conjunto de actitudes morales y compromisos políticos que exacerban las posturas radicales que buscan inhibir la diversidad de ideas.

“Las fuerzas del liberalismo están ganando terreno en el mundo y tienen a un poderoso aliado en Donald Trump, quien representa una verdadera amenaza a la democracia, pero no se puede permitir que la resistencia imponga su propio estilo de dogma y coerción”, indican los firmantes.

La carta alerta que las expresiones de cero tolerancia hacia conductas como el sexismo, homofobia y racismo, han sido usadas como pretexto por algunos grupos para alentar posiciones extremistas que buscan acallar cualquier discrepancia. Ejemplo de ello, son los vetos hacia expresiones culturales o corrientes académicas por considerar que se “desvían de las normas”.

 “Los responsables de instituciones, en una actitud de pánico y control de riesgos, están aplicando castigos raudos y desproporcionados en lugar de aplicar reformas pensadas. Hay editores despedidos por publicar piezas controvertidas; libros retirados por supuesta poca autenticidad; periodistas vetados para escribir sobre ciertos asuntos; profesores investigados por citar determinados trabajos”, se expone en la misiva.

Los intelectuales que suscriben este pronunciamiento subrayan la necesidad de un debate abierto sobre los límites entre la tolerancia cero hacia los abusos y la tentación de cancelar cualquier disidencia. En este sentido, advierten que la reciente cruzada del presidente de Estados Unidos, Donald Trump en defensa de los monumentos, la cual más que una defensa de la cultura o la historia, busca estigmatizar la protesta social y exacerbar sentimientos de odio hacia quienes protestan.

Recuperan las declaraciones que sobre este tema hizo el mandatario estadounidense: “En nuestras escuelas, nuestras redacciones, hasta en nuestros consejos de administración hay un nuevo fascismo de extrema izquierda que pide lealtad absoluta. Si no hablas su idioma, practicas sus rituales, recitas sus mantras y sigues sus mandamientos, serás censurado, perseguido y castigado”.

Reiteran que un gobierno como el de Donald Trump es una amenaza para la democracia, pero advierten que los intentos de censura y restricciones al libre intercambio de ideas no sólo pueden proceder de un gobierno con vetas autoritarias, sino también de una sociedad intolerante que no admite posturas distintas a las suyas. De ahí, que reivindicaron que el derecho a disentir debe ejercerse plenamente, sin que ello tenga consecuencias funestas para nadie.

“La manera de derrotar malas ideas es la exposición, el argumento y la persuasión, no tratar de silenciarlas o desear expulsarlas. Como escritores necesitamos una cultura que nos deje espacio para la experimentación, la asunción de riesgos e incluso los errores. Debemos preservar la posibilidad de discrepar de buena fe sin consecuencias profesionales funestas”, concluye la carta.

(Con información de El País)

arg

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password