Cinque Terre

Marco Levario Turcott

[email protected]

Director de etcétera

MVS y Sosa Plata, mucho ruido y pocas nueces

Ayer, varios medios pretendieron hacer creer que MVS despidió a Gabriel Sosa Plata como defensor de la audiencia y que, además, la empresa optó por la defensoría de la audiencia de la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT) como algo indebido. No es así, en julio pasado la revista etcétera documentó que este mes de agosto finalizaba el contrato del ombudsman, cuyas funciones iniciaron en septiembre de 2013 con una percepción mensual cercana a los 40 mil pesos; el propio Sosa Plata aclaró a Dario Ramírez (Artículo 19) que no había sido empujado por afuera de la puerta, como expuso en Twitter el activista. Respecto al segundo punto, la decisión de la radiodifusora (independientemente de nuestra opinión) está apegada a derecho. El Artículo 259 de la ley de telecomunicaicones establece que “los concesionarios que presten servicio de radiodifusión deberán contar con una defensoría de audiencia, que podrá ser del mismo concesionario, conjunta entre varios concesionarios o a través de organismos de representación”.

Hasta aquí los hechos. Otro camino es el punto de vista que cada uno de nosotros tenga de la actuación del defensor de la audiencia –para nosotros fue más un intenso defensor de Carmen Aristegui que, siendo consistente con sus denuncias debió renunciar el 13 de marzo, cuando se dio la ruptura entre la empresa y la periodista–. En el otro aspecto, MVS toma una decisión legal sin duda, pero cuestionable (creemos), pues unifica en criterios corporativos o de corte gremial lo que valdría la pena que cada medio definiera como sus parámetos éticos y deontológicos. Esa es el ámbito de la opinión, reiteramos, que simpre valdrá la pensa deslindar de la información. Para no confundir a las audiencias o hacer militancia con ruido en vez de nueces-

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password