Cinque Terre

Marco Levario Turcott

[email protected]

Director de etcétera

El enojo de Aristegui porque AMLO se reunió con Joaquín Vargas, y otros resentidos

El próximo Presidente es libre de reunirse con los periodistas y los directivos de medios de comunicación que quiera, y con quienes no, también.

Escribo aquella obviedad porque el lunes Andrés Manuel López Obrador se reunió con Joaquín Vargas de MVS y directivos de Radio Fórmula y Reporte Índigo, y más de uno levantó la ceja, lanzó la insidia –o sea palabras ambiguas sobre el significado de esas reuniones– o de plano se enojó, como ocurrió con Carmen Aristegui, quien piensa que su diferendo con MVS pudo ser el tema central entre el concesionario de la radiodifusora y el próximo mandatario, y así, muy a su estilo, descalificó dicha reunión (yo creo que eso es demasiada pretensión de la periodista, pero esa es otra cosa).

Desde luego, aquellos encuentros –tanto los que se publicitan como los que no– son muy importantes en el andamiaje informativo y editorial que definirá en buena medida la calidad de nuestro intercambio público, y el próximo mandatario y su equipo ya verán con quienes platican o no, le guste o no a los propietarios de medios o a los periodistas relegados, más aún, a quienes hacen de las relaciones públicas una labor determinante para definir incluso sus contenidos y su ingreso económico por vía de la publicidad oficial (esos perfiles buscan que sus servicios sean requeridos). Hay otros enojos con López Obrador al respecto, pero son menores, digamos que sólo ayudan para registrar que quienes tienen vocación de sirvientes reclaman al amo que no los considere ni para la propina.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password