Cinque Terre

Marco Levario Turcott

[email protected]

Director de etcétera

Editorial: Salinas Pliego: un multimillonario que desprecia la ley y la democracia

Ricardo Salinas Pliego no tiene lealtad más que con el dinero y en esa ruta, hay que decirlo, ha tenido éxito. Nadie puede regatear el tesón y la inteligencia que se requieren para ello y, al mismo tiempo, no puede negarse que la ruta que ha caminado está llena de componendas con el gobierno y, entre éstas, una manera eficaz de usar las concesiones de radiodifusión o para congraciarse con el poder o para presionar y finalmente negociar porque sus principios los sintetiza el dinero.

Este hombre de negocios ha sabido hallar clientelas en estratos sociales menos favorecidos para darles acceso a bienes –mediante facilidades de pago que aumenta exponencialmente su valor pero que de otra manera éstos no podrían acceder a ellos– que para “venderles” información y entretenimiento basuras. Es decir, les ha vendido productos mucho más caros y les ha ofrecido contenidos deplorables en televisión. Ahora en este sexenio, Salinas Pliego cristalizó una alianza más firme y duradera con el gobierno que las que había fraguado años antes y eso le ha permitido diversificar sus negocios porque, al amparo del poder, ahora es lo de menos la venta de publicidad que, aunque significativa para las arcas del magnate, ahora es un atisbo de los negocios jugosos que emprende.

El magnate es un espejo fiel del gobierno actual, lucra con las necesidades de los pobres y con sus niveles culturales para inyectarles emociones. “Sin miedo al éxito”, ha sido una frase más o menos recurrente entre los jóvenes que juegan en las redes sociales aunque, en serio, es parte de una “filosofía” (por decirlo de algún modo) de Salinas Pliego para incentivar el esfuerzo de quienes trabajan para él y para tratar de trascender ese esquema emotivo en la sociedad mexicana. En esa ruta, sin embargo, ha quedado exhibido como lo que es: un vulgar e ignorante (aunque exitoso) mercachifle sin interés en la salud de los mexicanos -hay que recordar siempre que durante la pandemia ha llamado a continuar las actividades en el país y ha obligado a trabajar a sus empleados en condiciones de alto riesgo– y sin interés en el derecho que estos tienen para jubilarse con la plena colaboración de la parte patronal.

Ricardo Salinas Pliego tendrá dinero. Pero lo que no tiene ni podrá comprar jamás es una mínima empatía con los sectores menos favorecidos. A esos los usa, igual que el gobierno.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password