Cuentos

Tras la ceca y la meca

Yo, como puede usted observar, ya no soy joven, y lo que no he visto de la vida no merece la pena verlo. –Vladimir Nabokov   Lo del abuelo eran…

Leer más

Una identidad para confiar

A estas alturas conozco a la gente. Sé que la mayoría no me creerá. Argüirá que fui presa de esa común alucinación infantil que brota de la necedad de no…

Leer más

Ítalo Estupiñan

El domingo primero de agosto de 1971 no es importante porque yo cumpliera cinco años, es importante porque ese día, en el Estado Azteca, los Cremas del América fueron campeones…

Leer más

El preciso delirio de Wilhelm Reich

Mi transcurso ha sido menos tormentoso. En la adolescencia elegí un guía de pensamiento –Eduardo Vázquez Martín– al que pedí que me prescribiera una lista de lecturas básicas para ser…

Leer más

Diccionario digital

Andrade, Virgilio: Verdadero Santo porque sí hace milagros. Bronco: Avatar de un caballito de carrusel Culos: Recurso a través del cual los portales noticiosos buscan la mayor cantidad de clics….

Leer más

La vecindad Casa Blanca

No sé qué me agobia más, si lavar tantos trastes y el ardor en los bordes de las uñas, o tirar cantidades ingentes de comida a la basura, en el…

Leer más

Ana

El frío es seco esa noche en la ciudad de Puebla. El termómetro marca dos grados. Ana sale del carro y cruza el jardín de rosales y duraznos. Entra a…

Leer más

Al aire libre

Abe no soportaba habitar entre dos infinitos, uno expandido hacia lo mayúsculo sin forma y otro recogido hasta lo minúsculo fantasmagórico. Sencillamente no aguantaba mirarse arrojado entre esas dos inmensidades…

Leer más

Esto no es París

“Te distraes y puedes pensar que estás en París”, dice Norza mientras recorremos Recoleta, el barrio donde me alojo. El comentario no es una trivialidad turística: describe perfectamente una subjetividad…

Leer más

La memoria de Natalia

El parque está abrumado de niños que gritan. Por eso apenas llama la atención la imagen de aquella anciana sentada en lo que parecen los restos de un ahuahuete. La…

Leer más

Hubo una vez, en el teatro Blanquita

Piensen en que hace cuarenta años en la ciudad de México, los primeros días de noviembre trancurrían frescos y apacibles. Imaginen las luces verdes, blancas y rojas que adornaban las…

Leer más

No soy una diosa

Norman era un sujeto muy simpático. Cuando tosía su garganta temblaba como las carúnculas del guajolote macho cuando emite su estruendoso llamado de cortejo. Hace años que ese estremecimiento formaba…

Leer más

Página 5 of 7

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password