Cinque Terre

etcétera

Llega cien años después un mensaje en una botella

Marianne Winkler, trabajadora postal jubilada, quien vacacionaba con su marido en una de las playas de la isla de Amrum, Alemania, encontró en el mar el que podría ser el mensaje en una botella más antiguo, con 108 años. Divisó la botella y descubrió que contenía una postal enviada por la Asociación Biológica de la Marina de Plymouth, Inglaterra. El mensaje pedía que el receptor colocase una nota que explicara dónde y cómo había encontrado la botella y devolviese la postal. Se prometía una recompensa.

Luego de que el matrimonio siguiera las instrucciones, el revuelo no se hizo esperar: la botella era una de las 1.020 que George Parker, un antiguo presidente de la entidad, había arrojado al mar entre 1904 y 1906 como parte de una investigación sobre las corrientes marinas profundas.
Otras botellas habían sido encontradas por pescadores y otras habían llegado hasta la orilla en los meses posteriores a su lanzamiento. Con esos datos, Parker pudo descubrir que las corrientes profundas del Mar del Norte fluían del este hacia el oeste.
El resto de las botellas no habían sido encontradas, hasta que se produjo este hallazgo. La promesa que hiciera el investigador Parker se cumplió y la asociación ha enviado a Marianne Winkler un antiguo chelín junto a una nota de agradecimiento.
(Con información de ABC.es y The Telegraph)

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password