José Carreño Carlón

    [email protected]

    Director de la División de Estudios Profesionales de la Universidad Iberoamericana y titular de la Cátedra Unesco/UIA.

De Lenin a Trump. La presidencia de Trump cumplió el lunes diez días que trastornaron al mundo con su...

Leer más

Guerra de narrativas. A 48 horas de la investidura de Donald Trump, entre fricciones y provocaciones que involucran ya...

Leer más

Del Jordán al Potomac. Es “justo lo que la gente necesita escuchar precisamente ahora”, escribió el crítico de ópera...

Leer más

México: predicciones de Año Nuevo. Los balances de 2016 realizados estos días por los medios, así como sus escenarios...

Leer más

Benevolente incertidumbre. Estamos llegando al colmo de sobrevalorar la incertidumbre. La invocamos como una especie de tregua suspensiva de...

Leer más

Hacia el año I. No parecería remoto que los tiempos de la economía global y la política internacional se...

Leer más

Fidel en la morgue. Se llama o se llamaba morgue al archivo —antes físico, hoy electrónico— en que los medios almacenan obituarios precocinados de personajes de la vida pública que se acercan al final. Seguro desde hace décadas estaban por allí los fólderes de Fidel Castro. Y, probablemente, desde su quebranto de salud hace 10 años y su relevo del poder, los redactores de esos servicios forenses del periodismo llevaron al congelador —en espera del último suspiro— el expediente de su existencia informativa. Fidel desaparecía de la agenda noticiosa igual que, en los años noventa del siglo pasado, habían sido borrados del mapa mediático los jerarcas de los regímenes del socialismo real. Se dijo entonces que el final del siglo XX se había anticipado con la disolución del bloque soviético, tras la caída del Muro de Berlín, en 1989. Pero esta semana he oído repetir en la FIL Guadalajara que en Latinoamérica la conclusión del siglo XX se habría demorado hasta el viernes anterior, ya entrado el siglo XXI, con la muerte del portador de la utopía socialista en este hemisferio, devenida tiranía sin libertades ni bienestar; del impulsor del ciclo guerrillero que finalmente termina, del inspirador de dictadores y caudillos populistas en la región....

Leer más

Nacionalismo autoritario. A realizar ejercicios sobre el impacto en la política interna de los países en el ‘nuevo mundo trumpiano’, incita el artículo de ayer del columnista principal de asuntos internacionales del Financial Times, Gideon Rachman, con el título Marine Le Pen looms over a Trumpian world. A propósito de las posibilidades de esta candidata populista ultranacionalista —y furiosa anti inmigrante— en las elecciones de mayo próximo en Francia, el analista recuerda que hace un año vislumbró en ese mismo diario londinense una “visión de pesadilla para 2017” bajo las presidencias de Trump, Le Pen y Putin. Tras la victoria del magnate estadounidense, la siguiente pregunta, escribe ahora Rachman, es si, en efecto, la ultraderechista francesa llegará al Palacio del Eliseo, con el probable colapso final de la Unión Europea y del Euro, y el florecimiento del nacionalismo autoritario en Europa: de Moscú a Varsovia a Budapest y a París. Pregunta ciertamente difícil por los efectos predecibles —dentro y fuera de Estados Unidos— tanto de materializar los anuncios trumpianos como de incumplirlos....

Leer más

¿Espejo neoconservador? Una semana después del que pudiera ser el hecho global de más graves efectos en la vida de varias generaciones de México (y del mundo), una buena parte de los definidores de la agenda pública nacional (declarantes y comentaristas) sigue procesando la elección de Trump en Estados Unidos con las mismas rutinas y la misma pobreza con que suelen parlotear ante cualquier gesto intrascendente de algún actor público local. Entre las muestras más pueriles de lo anterior están los espacios dedicados a especular sobre si las urnas de la Unión Americana fortalecen o debilitan a uno u otro miembro del gabinete mexicano en el ánimo presidencial o a uno u otro prospecto de los partidos para la sucesión de 2018. Pero no es más rica la contribución al debate de las voces ideologizadas. En la derecha cerril se tiende a celebrar el triunfo de Trump porque éste incorporó en su entorno a exponentes del pensamiento neoconservador, que en la campaña se vieron distantes. Se frota las manos —esta derecha— con la idea de un festinado efecto ‘espejo’ entendido como disparador automático de una regresión en México de las libertades de las personas en el plano de las vidas privadas, así como del laicismo y el predominio de las visiones científicas sobre las religiosas en la educación, a partir de la...

Leer más

De dinosaurios. Lo más probable es que al despertar hoy, el día después de la elección, la incertidumbre todavía siga allí, como el dinosaurio de Tito Monterroso. Todo un contraste con el pasado del apacible sueño democrático en el que, cada cuatro años, Estados Unidos y el mundo se iban a dormir la noche de la jornada electoral, generalmente despejada ya la incertidumbre y restablecida la certeza sobre el futuro de la nación. Incluso las pocas ocasiones en que la definición se llevó al día siguiente (KennedyNixon) o hasta el otro mes (W. Bush­Gore), el triunfo de uno u otro no amenazaba con alterar los acuerdos fundamentales de la convivencia interna ni los compromisos internacionales de la superpotencia. Al contrario, en las horas siguientes a la elección los hasta entonces adversarios reafirmaban valores comunes y hacían votos por honrar los pactos con el exterior. La campaña podía ser competitiva, divisoria, pero culminaba con un mensaje de unidad y reconciliación. Esta vez, con independencia de los números definitivos y de los comportamientos...

Leer más

Página 2 of 11

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password