Cinque Terre

Alejandra Escobar

[email protected]

Editora de etcétera

En la mira de diputados, la fusión Disney-Fox

  • Todos los partidos representados en la Junta de Coordinación Política, hicieron un llamado al IFT y a la COFECE para detallar los términos de la compra-venta.
  • El diputado del PT, Gerardo Fernández Noroña, advirtió sobre lo que podría ser un “escándalo mayor” de tráfico de influencias entre el IFT y Disney.

Lo que se venía manejando como un proceso técnico-regulatorio de aprobación de la compra de activos de 21st Century Fox por parte de Walt Disney Company por parte de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), se convirtió, en un plazo menor a una semana, en un escándalo de tráfico de influencias, corrupción y desdén institucional.

La compra-venta, valuada en 71 mil 300 millones de dólares, fue aprobada por los accionistas de las empresas el julio de 2018, y enviada a los órganos reguladores mexicanos el mes de octubre pasado, sin embargo, en un rasgo muy particular de la estrategia diferenciada de Disney para nuestro país, aquí sí se contempla la unión, bajo una sola empresa, de las señales deportivas de las marcas Fox Sports e ESPN.

Esta situación, por su potencial anticompetitivo y monopólico, pronto atrajo la atención de instancias como la Procuraduría Federal del Consumidor, el Senado de la República y hoy de la Cámara de Diputados, quienes se han pronunciado respecto de los notables riesgos para las audiencias que implica este acuerdo. Sin embargo, los principales interesados, la Cofece y el Ifetel, hasta el momento, han sido meros espectadores de la polémica y han desatendido, reiteradamente, los llamados de las instituciones arriba citadas.

Esto, a pesar de versiones periodísticas que denuncian el tráfico de influencias que podría existir en las entrañas del acuerdo, hechos revelados por medios como Reporte Índigo y El Heraldo de México, quienes informan sobre la cercanía entre los cabilderos de Disney, Eduardo Pérez Motta y Ernesto Estrada González con Georgina Santiago Gatica, hoy cabeza de la Unidad de Competencia Económica del IFT.

Este hecho, según fuentes en el Palacio Legislativo, fue el detonante que llevó al diputado Gerardo Fernández Noroña a promover un punto de acuerdo para citar a una reunión de trabajo a la Cámara a los titulares del IFT y Cofece, Gabriel Contreras y Alejandra Palacios, para explicar a los legisladores su proceder en este acuerdo. El legislador del Partido del Trabajo refirió la cercanía de la funcionaria y los cabilderos, como “un escándalo mayor”.

Por si fuera poco fue una organización civil, el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones, quien reveló que la fusión Disney-Fox, relativa a los mercados regulados, había sido autorizada por la Cofece, hecho que tuvo que reconocer hoy esta dependencia encabezada por Alejandra Palacios.

Como se observa, el comportamiento de los órganos autónomos plantea serias preocupaciones respecto de su conducción en el caso de aprobación del acuerdo Disney-Fox.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password