Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Licitaciones, se tardaron 5 años

La última vez que en México se licitó espectro radioeléctrico fue en el 2010. En aquel entonces se trató de la famosa Licitación 21, que tuvo más de 100 amparos, y donde el ganador terminó siendo Nextel (hoy perteneciente a AT&T).

Tuvieron que pasar cinco años para volver a licitar frecuencias en una economía que se mueve rápido, y donde los servicios móviles de telefonía e Internet, son clave. Ahora el Instituto Federal de Telecomunicaciones se decide a lanzar una nueva licitación en la banda 1.7-2.1 Ghz, donde se pondrán a disposición del mercado 80 Mhz. Y la sorpresa: todos podrán participar… con reglas.

Todos participan

El IFT, presidido por Gabriel Contreras, planea licitar las frecuencias en enero del 2016. Previo a ello, pone las bases de la licitación a consulta de los interesados. Y como le decíamos: está por definirse la participación de las compañías dependiendo de los límites de adquisición de espectro o el incremento que puedan tener para determinada sub-banda.

En las anteriores licitaciones la Comisión Federal de Competencia ponía límites a las compañías, dependiendo el espectro que tuvieran en cada zona. Por ejemplo, si Telcel, Telefónica o Iusacell tenían más espectro en determinada zona, ya no podían ir por más frecuencias.

Este es el tipo de cuestiones que se determinará.

Ya veremos cómo se determina la participación de Telcel, Telefónica, AT&T y otros operadores de mercado que hoy en día también dan servicio de telecomunicaciones, como por ejemplo las cableras.

“Subasta Combinatoria de Reloj”

El IFT planea una subasta distinta, la Combinatoria de Reloj, utilizada en otros países y termina subastando la totalidad del espectro.

Ya veremos en la consulta las definiciones: los límites de adquisición del espectro, el empaquetamiento que pueda tener en bloques, los precios mínimos de referencia.

Lo bueno: El IFT empieza a sacar al mercado más espectro. Y esto puede redundar en mejores servicios móviles y más competencia.

Deuda pública, el debate

Primero lo hizo el análisis de Banamex. Después el de Tendencias. Ambos coinciden en que la deuda pública está aumentando, si tomamos en cuenta los Requerimientos Financieros del Sector Público, que es donde vienen las deudas anteriores de rescates carreteros, rescate bancario, rescate de banca de desarrollo, pasivos de pensiones, etcétera.

Tendencias señala que la deuda ha llegado al 47%. Pide al Congreso que actúe para bajar la deuda pública, pues no debería superar el 40 por ciento.

Lo que Luis Videgaray, secretario de Hacienda, ha dicho es que ellos sí van a reducir el déficit público a 0.5% del PIB, y ello garantiza que no habrá más deuda.

El tema no sólo son los Requerimientos Financieros del Sector Público, sino la deuda emitida por gobierno federal, Pemex, CFE y banca de desarrollo, en pesos y dólares. El debate es importante. Y desde luego se reconoce un esfuerzo de ajuste en el gasto al disminuir el déficit fiscal, pero aún así la deuda está ahí.

Los dos México: The Economist

Así titula The Economist su artículo principal de esta semana. El semanario económico tiene razón: hay dos Méxicos, uno moderno, productivo, exportador, el otro con pobreza, informalidad, falta de infraestructura y centralismo.

Para The Economist nuestra economía va en el rumbo adecuado. Pero es notorio que las reformas son necesarias, pero no suficientes. Hace falta políticas específicas de crecimiento e inclusión de la población marginal y las pequeñas empresas.

México puede ser un buen modelo de desarrollo si logra resarcir su principal pobreza: la enorme desigualdad. No hay más. Así como hicimos las reformas tendemos que adentrarnos en políticas de mercado interno, que también pasan por alentar la pequeña empresa formal, dignificar los salarios mínimos, e incentivar los empleos. El espaldarazo de The Economist como buen modelo no deja de llamar la atención sobre el problema de la pobreza.

 


 

Este artículo fue publicado en Excélsior el 21 de Septiembre de 2015, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página

 

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password