Cinque Terre

la redacción

¿Qué pasó en Guatemala?: una lujosa boda y el “error” de viajar en avión privado

La boda de alto nivel celebrada este fin de semana entre personajes que, en el discurso, pertenecen a bandos contrarios: Santiago Nieto y Carla Humphrey, desató una especie de comedia de enredos que puso de manifiesto la fragilidad del discurso ideológico que anima a la Cuarta Transformación.

Titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, él, y consejera del Instituto Nacional Electoral, ella, su enlace, verificado en Guatemala, convocó invitados de las altas esferas de la política, la cultura y los medios de comunicación.

Dos nombres saltaron a los medios: Paola Félix, ahora exsecretaria de Turismo de la Ciudad de México, y Francisco Ealy Ortiz, director general de El Universal, uno de los diarios más atacados por el presidente Andrés Manuel López Obrador, debido a que frecuentemente publica piezas informativas nada gratas al gobierno federal.

Los contrayentes celebraron su boda en Guatemala y sus invitados viajaron para acudir a la fiesta. Entre los 300 asistentes se encontraban Paola Félix y Francisco Ealy Ortiz. Ella viajó a bordo del avión privado del empresario, junto con miembros de la familia de Ealy, la asistente de él, y otras amistades, según informa este lunes El Universal.

Entre esas otras amistades estaba el productor Alejandro Gou, quien recibió un contrato por adjudicación directa por parte de la Secretaría de Turismo de la Ciudad de México para organizar el famoso Desfile de Día de Muertos.

En el aeropuerto de Aurora, el avión pasó un control migratorio y, al encontrar a bordo miles de dólares en efectivo, retuvo su avance hasta aclarar la situación. Esto ocurrió el viernes 5.

El sábado 6 de noviembre, el periodista Darío Celis escribió en su cuenta de Twitter que la titular de Turismo de la CDMX había sido “detenida” el viernes 5 en el aeropuerto de Aurora, Guatemala, por haber intentado “introducir de forma ilegal” 25 mil dólares en efectivo a aquel país. Otras versiones señalaron que eran 35 mil.

En respuesta, Félix escribió, también en su cuenta de Twitter, que efectivamente viajaba a bordo de dicho avión, pero que no había sido detenida y que esa cantidad en dólares no le pertenecía.

Dijo también que ponía a consideración de la jefa de gobierno su renuncia al cargo. Como sabe el lector, Claudia Sheinbaum aceptó la renuncia, no sin antes enfatizar que el único “error” de Félix fue viajar en avión privado, pues ello contradice la postura del “señor presidente” de siempre viajar en avión comercial.

Al respecto del dinero surgieron dos versiones: la de Darío Celis afirma que el dinero lo portaba Paola Félix.

La otra versión, que fue publicada por primera vez por el diario Reforma y luego avalada por El Universal, afirma que el dinero era propiedad de Ealy Ortiz, que era custodiado por su asistente y que había sido debidamente declarado al salir de México-

Según la versión de Reforma y El Universal, ese dinero era para pagar un tratamiento médico para el director del diario. Hasta aquí la síntesis.

Ahora, algunas puntualizaciones relevantes.

El error de viajar en avión privado

El domingo, en conferencia de prensa, Sheinbaum señaló que el único “error” de Paola Félix Díaz fue haber viajado en avión privado, ya que ello contradice el ejemplo que brinda siempre López Obrador.

Sheinbaum negó enfáticamente que el dinero en efectivo haya sido propiedad de la exfuncionaria. Era “de otra persona”, dijo, sin mencionar para nada al director de El Universal.

Ya se sabe que los viajes en avión comercial y no en avión privado son uno de los principales gestos públicos con que AMLO afirma guardar austeridad, aunque los viajes que realiza todas las semana representan también una fuerte erogación, aunque se hagan en avión comercial.

Dijo Sheinbaum que Félix “sí que cometió un error al haberse subido a un avión privado. No va con los principios que representamos. Viajó en un avión privado y no debería haber sido así”.

“Si el presidente de la República viaja en avión comercial y decidió que ya no existiera el avión presidencial para beneficio propio, pues así debemos actuar todos los que somos parte de esta transformación de la vida pública de México”, dijo, obsequiosa.

Un día antes, el sábado, Sheinbaum dijo que había aceptado la renuncia de Félix.

Darío Celis

El periodista publicó el sábado 6 que Félix había sido detenida. Como dijimos arriba, ella negó tal extremo y exigió a Celis retractarse o de lo contrario, lo demandaría por “daño moral”.

Sin embargo, Félix renunció, su renuncia le fue aceptada y al momento, el periodista no se ha retractado.

Un punto central a destacar es que Celis no mencionó que el vuelo en que viajaba Félix y Alejandro Gou había sido fletado por Ealy Ortiz.

Celis trabaja para los diarios El Financiero, El Heraldo de México y también para Grupo Imagen.

Alejandro Gou

El empresario y productor Alejandro Gou, que viajaba en el mismo avión que Félix y que Ealy Ortiz fue beneficiado con el contrato para producir el Desfile de Día de Muertos.

Siguiendo la línea dictada por el gobierno federal y el gobierno capitalino, el “concepto” de tal evento se centró en la fundación de México Tenochtitlan, como puede verse en el video que el productor colgó en sus redes sociales el pasado 1 de noviembre.

Esta asignación fue responsabilidad precisamente de Paola Félix, exsecretaria de Turismo y Gou cobró por el trabajo más de 15 millones de pesos.

La Fórmula 1 y la comparecencia de Lorenzo Córdova

Tal como apuntó el director de etcétera, Marco Levario Turcott, en un video difundido el domingo en redes sociales, Paola Félix determinó ausentarse de sus obligaciones en el mismo fin de semana en que se celebró en la capital la Fórmula 1, un evento automovilístico que atrae visitantes de todo el país y el mundo y que genera un derrama económica de miles de millones de dólares a la ciudad.

No fue la única ausencia por causa de la fiesta: la novia, Carla Humphrey, consejera electoral, se excusó de acudir a la comparecencia del consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova.

El Universal y su manejo informativo

La relación con el caso que tuvo el director del diario, Ealy Ortiz, no fue abordada por el diario hasta este lunes 8 de noviembre.

Durante el sábado y la mitad del domingo, el diario tampoco informó nada respecto a Paola Félix.

La primera información que lanzó fue justamente la nota sobre la declaración de Sheinbaum, en el sentido de que el error de la exfuncionaria fue viajar en avión privado. Lo hizo el domingo pasado el mediodía.

Este 8 de noviembre, en la pieza titulada El incidente en el aeropuerto de Guatemala, fimada por “periodistas de El Universal”, el medio fijó su postura oficial.

Señaló que el vuelo fue rentado por Ealy Ortiz y que “su asistente portaba dólares en efectivo, de origen legal y fiscalmente justificado, que serían utilizados en una segunda escala del viaje, en Estados Unidos, a fin de cubrir gastos personales ligados a procedimientos médicos a los que el licenciado Ealy Ortiz se somete de forma regular”.

Enfatiza el texto que el dinero se reportó conforme a las normativas:

“Como demuestran copias de los comprobantes respectivos, dicha cantidad fue reportada por ella ante funcionarios fiscales en el aeropuerto de Toluca antes de partir. Ellos le pidieron firmar un segundo formato, de colaboración con Guatemala, cuyas autoridades, le dijeron, serían informadas. Los referidos comprobantes fueron enviados a la empresa guatemalteca que alojaría a su llegada al avión rentado”.

Indica que al llegar a Guatemala, la asistente del empresario informó que portaba dólares, pero que “en un descuido omitió especificar el monto”, lo que provocó que las autoridades guatemaltecas retuvieran la aeronave en tanto se aclaraba la situación.

“Una vez aclarado que el dinero había sido reportado desde México, todos los viajeros del avión, ella incluida, reanudaron sus actividades programadas”.

El diario responsabiliza a “personas no identificadas” de haber filtrado “a medios de comunicación mexicanos aspectos del incidente, incluso documentación de la fiscalía de Guatemala con datos personales de los afectados”.

Manifiesta que con ello se quiso dar a lo ocurrido un aspecto “cuestionable” en torno al “festejo social”.

Los novios

A pesar de que la ideología de la Cuarta Transformación es la tan cacareada “austeridad republicana”, la boda entre el titular de la UIF y la consejera electoral fue por todo lo alto.

En medios de comunicación se filtraron detalles del lujoso menú y los nombres de algunos invitados: la senadora Josefina Vázquez Mota; la Fiscal Anticorrupción, María de la Luz Mijangos; la gobernadora de Campeche, Layda Sansores; el exgobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz; el diputado federal Sergio Gutiérrez Luna; la priista Carolina Viggiano y el empresario José María Riobóo.

Llama la atención que a la boda de uno de los más útiles alfiles del presidente Andrés Manuel López Obrador estuviera invitado el director del diario que tanto ha insultado en sus conferencia mañaneras y tenga como invitados a supuestos adversarios políticos de la 4T, miembros del llamado “bloque conservador”.

También, que la novia sea parte del también tan denostado INE.

Otro detalle central respecto al enlace fue que los asistentes firmaron un acuerdo de confidencialidad, para no divulgar videos o fotografías del evento y así mantener la opacidad ante los medios y redes sociales.

La boda de Paola Félix

Quizá la recordarán como la “funcionaria que se casó en pleno semáforo rojo”. Ella es Paola Félix, que celebró su boda en enero de 2021, lo que molestó a la jefa de gobierno. Esa vez la perdonó. Este segundo escándalo ya no.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password