El culto a la memoria de Playboy

“Antes, Playboy hacía famosas a las mujeres que posaban para la revista, ahora las mujeres famosas aumentan la fama de Playboy” -etcétera

Que la icónica y sensual Marilyn Monroe haya sido la protagonista de la primera portada de Playboy (diciembre 1953) es hoy un momento indeleble en la historia. Por esos tiempos, Monroe se consolidó como una de las mejores actrices de Hollywood y a su vez, como una de las más hermosas del planeta, incluso hoy sus fotos se aprecian como verdaderas obras de arte.

Resulta bueno pensar que a partir de esa colaboración tanto Marilyn como la revista acariciaron la fama y la admiración, después de todo, dinero, grandes portadas y mucho trabajo vino a partir de ello.

Por seis décadas Playboy convirtió los desnudos en su escudo, pero en los últimos años, en su afán de no ser censurados en redes sociales y de llegar a públicos más jóvenes que residen en lo digital, los ejecutivos de la revista han dado múltiples saltos, como abandonar los característicos desnudos, para luego retomarlos de forma parcial, apelando a que esa es su esencia; aunque una posibilidad aún no confirmada es que las ventas tuvieron que ver con esta última decisión.

En octubre de 2015 Playboy anunció que ya no haría más portadas con mujeres desnudas y en diciembre de ese mismo año informó que la actriz y modelo Pamela Anderson sería la protagonista de su último número con desnudos. Cabe resaltar que Anderson posee el récord de más apariciones dentro de la publicación. Ha protagonizado 14 portadas y 15 reportajes desde 1989.

“Para cerrar esta era en la historia de la revista, sólo tenía sentido poner en su portada a la playmate (en la época de Marilyn eran llamadas la “novia del mes”) más famosa de la historia de la revista: Pamela Anderson”, escribieron en un comunicado.

<Entonces, la primera tapa sin desnudos circuló en febrero de 2016, protagonizada por la modeloSarah McDaniel. Además estuvo acompañada por un cintillo con la frase “heyyy ;)”, haciendo referencia a Snapchat, la popular red social de fotos y videos, misma que le ha ganado terreno a Instagram y Facebook.

Sin embargo, el pasado 13 de febrero, luego de contemplar la idea de vender Playboy al mejor postor, los directivos decidieron volver a sus raíces: los desnudos. Así lo anunció el director creativo de la firma, Cooper Hefner (hijo del fundador, Hugh Hefner).

“Seré el primero en admitir que el modo en el que la revista mostraba la desnudez era anticuado, pero quitarla por completo fue un error. La desnudez no fue nunca el problema. Hoy recuperamos nuestra identidad y reclamamos quienes somos”, escribió en febrero en su cuenta de Twitter.

Así, bajo el lema “La desnudez es normal”, la modelo estadounidense Elizabeth Elam fue la primera en volverse a quitar la ropa en la pasada edición de marzo.

En lo que va del año, los grandes pechos y traseros no faltan entre las páginas de la aún popular publicación, no obstante sigue sin haber fotografías de desnudos frontales completos, algo que por supuesto ocurría hace más de dos años. Periodistas se niegan a afirmar en sus notas, que será algo que jamás volverá a ocurrir.

Incluso, en su propósito de llegar a más personas –ser incluyentes– llevaron a las páginas de la publicación el velo islámico o como muchos le llaman, el hijab. La encargada llevar el mensaje visual fue la periodista de 23 años Noor Tagour, quien considera que como musulmana puede acceder a diversos roles sociales sin renunciar a expresar públicamente su religión. Las fotos se publicaron en octubre de 2016 y forman parte de los ejemplos de la revista por renovarse y escabullirse de cualquier crisis como la disminución de venta de ejemplares impresos, que golpeó a muchos medios tras la fuerza que tomó el Internet y los contenidos digitales en los últimos años.

Culto a la memoria

Entre todos estos cambios, recientemente, Playboy quiso demostrar en una publicación que la “belleza es atemporal”, por lo que renunciaron por un momento a las clásicas portadas, para recrear las más emblemáticas tapas de hace 30 años.

Siete mujeres posaron de nuevo ante el lente de los fotógrafos Ben Miller y Ryan Lowry. Entre ellas, la ex esposa de Hefner, Kimberley Conrad (1989- 010) y la primera playmate afroamericana en aparecer en el magazine (1990), Reneé Tenison.

El resultado fue publicado en decenas de medios de comunicación, y en redes sociales; usuarios celebraron que mujeres de 50 y 60 años fueran tomadas en cuenta para festejar la belleza. De acuerdo al sitio de la revista, lo anterior se hizo para “celebrar a las mujeres que hicieron lo que Playboy es, “una celebración exuberante de la belleza, el sexo y la belleza del sexo”.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password