Cinque Terre

María Cristina Rosas

[email protected]

Profesora e investigadora en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Coronavirus: medidas extraordinarias

En el momento de escribir estas líneas (15 de marzo), el coronavirus Covid-19, según los datos proporcionados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se ha propagado a 143 países/territorios/áreas del mundo. Se tienen 153 mil 517 casos confirmados en el planeta, de los que 81 mil 48 corresponden a la República Popular China (RP China) —donde se originó la ahora pandemia— y 72 mil 469 fuera del gigante asiático.[1]

El epicentro del Covid-19 se ha trasladado de Asia a Europa, donde Italia enfrenta la peor crisis de salud pública de su historia reciente, con 21 mil 157 casos confirmados y mil 441 defunciones, lo que ha llevado al personal médico y autoridades a tomar decisiones gerontocidas: dejar morir ancianos para apoyar a quienes tienen más posibilidades de sobrevivir. El problema, según han confesado diversos médicos italianos, es que no hay camas suficientes en terapia intensiva y entonces los galenos deben decidir todos los días a quién salvar.[2]

En Italia la esperanza de vida es una de las más altas del mundo (82. 54 años), pero también donde la tasa de fertilidad es de las más bajas (apenas 1.35 hijos por mujer). La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que, en 2050, Italia será, junto con España y Japón, el país con más ancianos en el mundo.

Antes de la llegada del Covid-19 a Italia se habían venido produciendo recortes presupuestales en el sector salud. La caída de la natalidad y el desempleo han generado graves problemas para el sistema de pensiones del país, donde, actualmente, 100 trabajadores mantienen a 37 ancianos, en tanto que para 2050 la cifra se elevará a 62 ancianos.[3]

Con ese perfil demográfico, en un país con 60 millones de personas, el Covid-19 ha evidenciado las limitaciones del sistema de salud, colocando a Italia en situación de cuarentena y aislamiento por parte de sus vecinos de la Unión Europea y también por muchos países del mundo como, por ejemplo, Argentina —donde los vínculos familiares, culturales, comerciales, son estrechos.

En cualquier caso, es de esperar que la virulencia del Covid-19 amaine en algún momento en Europa y que el epicentro se traslade a otras latitudes. A juzgar por la evolución de la enfermedad en el mundo, todo parece indicar que América Latina y muy posiblemente América del Norte, podrían convertirse en el nuevo epicentro. Esto es porque, de todos los países del continente americano donde se tienen casos confirmados, más de la mitad se encuentran ya en la fase 2 o de transmisión local, y ello ha ocurrido muy rápido. Entre los países en esa situación figuran Brasil, con 121 casos; Chile, 61; Argentina, 45, y Perú, 43. Como se explicará en líneas subsecuentes, es muy posible que México ya se encuentre en la fase 2 y no lo sepa, debido a la lentitud con la que las autoridades han actuado para confirmar los casos sospechosos y para aplicar medidas más decisivas en aras de contener y mitigar la propagación de la pandemia en el territorio nacional.

Cuartoscuro

El terremoto del Covid-19 y su epicentro

Si el epicentro de la enfermedad era la RP China y ahora se encuentra en Europa, en particular en Italia (si bien España, con 5mil 753 casos confirmados; Francia, con 4 mil 469, y Alemania, con 3 mil 795, también tienen una situación preocupante que los ha llevado a cerrar fronteras, a cancelar clases en escuelas y universidades y a interrumpir todas las actividades no esenciales para mitigar la pandemia), es razonable suponer que, al paso de las semanas, el epicentro de la enfermedad podría trasladarse a otra región o continente. ¿Qué pasaría si esa región es América Latina, o, como se perfila hasta ahora, América del Norte? Estados Unidos, país donde el sector salud ha sufrido recortes por parte de la administración de Donald Trump, quien ha perfilado una agenda distinta a la de Barack Obama en materia de salud,[4] es, en el continente americano, quien más casos confirmados presenta —mil 678 y 41 decesos—, seguido de Canadá —con 244 casos pero sólo un fallecimiento—, lo que revela las enormes y conocidas diferencias en los sistemas de salud de ambos países.

Dada la vecindad geográfica, ¿por qué México no ha cerrado la frontera norte y cancelado vuelos hacia y desde Estados Unidos al territorio nacional —y, ciertamente, los vuelos hacia y desde Europa y todo el cono sur/Centroamérica?

La situación en la frontera sur es preocupante. Guatemala, cuyo presidente, Alejandro Giammatei, decretó el “estado de calamidad” —equivalente a emergencia nacional— ante el primer caso de coronavirus hace un par de días, tuvo el domingo su primera víctima fatal. El primer caso fue el de un joven guatemalteco que viajó a Italia y volvió a Guatemala en un vuelo de Aeroméxico[5], y se encuentra actualmente hospitalizado. El segundo es el de una persona de 86 años que tenía diversos problemas de salud. Viajó a España y volvió a Guatemala asintomático; sin embargo, hace dos días se empezó a sentir mal y falleció el 15 de marzo.[6]

Allí hay dos temas preocupantes para México. El primero es que el primer paciente infectado en el vecino país del sur estuvo en Italia y luego regresó a su país en un vuelo de Aeroméxico. Si portaba la enfermedad, ¿a cuántas personas podría haber contagiado? Este hecho debería ser argumento suficiente para cerrar la frontera sur.

El segundo aspecto es que en ninguno de los informes que día a día publica la OMS a propósito de la manera en que evoluciona el coronavirus en el mundo, figura Guatemala. Considerando que dichos informes se generan a partir de la información que los países entregan a la OMS en cumplimiento del reglamento sanitario internacional de 2005, que Guatemala no figure en el mapa de la OMS obedece, presumiblemente, a que sus autoridades de salud no están notificando al organismo internacional sobre la situación. Ya se verá si el 16 de marzo en el informe de la OMS finalmente se documenta la presencia del coronavirus en Guatemala, pero en momentos en que la información es esencial para enfrentar la pandemia los países no pueden darse el lujo de ser omisos.

¿Qué medidas adoptar?

Si las naciones han tomado medidas extraordinarias para contener la pandemia, cabe preguntar por qué México ha tardado tanto en responder en la misma dirección. Muchas personas acusan falta de vigilancia epidemiológica en puertos y aeropuertos. El propio subsecretario de Salud Hugo López-Gatell señaló que, ante las restricciones de viaje impuestas por Estados Unidos a las naciones europeas, México podría beneficiarse al convertirse en una suerte de “tercer país” para quienes quisieran arribar al vecino país del norte.

Esa declaración es irresponsable y puede provocar que sea Estados Unidos quien cierre la frontera con México, algo que naturalmente podría ocurrir si el epicentro de la enfermedad se traslada a América Latina o al territorio nacional en la tan anunciada fase 2 en la que ya se encuentra la mayor parte de los países del cono sur.

A propósito del cono sur, son muy ilustrativas y pertinentes las medidas anunciadas por el presidente de Argentina, Alberto Fernández, ante la pandemia. Se trata de un decálogo que incluye:

1) Suspensión de las clases hasta el 31 de marzo en nivel inicial, primario y secundario. Los alumnos, por tanto, no van a tener clases por 14 días.

2) Licencias para todos los adultos de 60 años, embarazadas y menores de 60 años en condiciones de riesgo, por ejemplo, personas que viven con hipertensión o diabetes. Esto aplicará tanto en el ámbito privado como en el público.

3) Se cierran fronteras durante 15 días y nadie va a poder ingresar a la Argentina, salvo los argentinos nativos o extranjeros residentes en ese país.

4) El cierre de las fronteras no es restrictivo para quienes deseen salir del país, solo para los que entran.

5) Cierre de todos los parques nacionales del país.

6) No se va a desarrollar ningún tipo de espectáculo, teatros, cines, deportivos o musicales que “signifiquen un número importante de gente que se reúna en ese encuentro”.

7) Los argentinos varados en países de riesgo van a ser llevados de vuelta a la Argentina.

8) Si el futbol se juega a puertas cerradas, no hay inconveniente.

9) El lunes 16 se reunirá el gabinete económico y social y se evaluará la posibilidad de disminuir el tránsito en el área metropolitana de Buenos Aires.

10) Todos lo que puedan hacer trabajo a distancia, que lo hagan.[7]

La idea del mandatario argentino es analizar en ese lapso si la propagación del Covid-109 amaina o hay que tomar medidas complementarias. En una entrevista de radio dejó entrever que analiza aplicar una cuarentena obligatoria en todo el país. Mientras tanto, 270 extranjeros que no cumplieron con la cuarentena impuesta fueron expulsados.[8]

Algunas de esas medidas podrían parecer exageradas, pero son explicables ante la evolución mostrada por la enfermedad en el país sudamericano y obedece igualmente al escenario regional imperante. Con todo, la decisión de proteger a las personas mayores de 60 años dándoles licencia laboral y a personas embarazadas y/o que viven con hipertensión y diabetes es muy importante y debería ser replicada en todas partes.

amlo.org.mx

¿Cuántos casos confirmados de Covid-19 tiene México?

México oficialmente todavía no se encuentra en la fase 2, aunque es muy probable que haya llegado a ella sin saberlo. El problema, ciertamente, es la incapacidad de las autoridades para realizar los exámenes médicos requeridos a quienes presentan síntomas. La prueba, que tiene un costo de 2 mil 300 pesos —si es que la persona no está asegurada—, no se puede aplicar masivamente todavía. Ello no sólo retarda el flujo de información sobre la evolución de la pandemia en el país, sino que retrasa igualmente el decreto de emergencia nacional y las medidas de contención y mitigación que se requerirían.[9]

Parte del éxito de Corea del Sur para contener y mitigar la pandemia estriba en que las autoridades, desde que se confirmó el primer caso de Covid-19 en el país (20 de enero), emprendieron una agresiva política encaminada a identificar de manera temprana la presencia del virus en las zonas críticas del país. A pesar de que Corea del Sur dio a conocer su primer caso confirmado el mismo día que Estados Unidos, a continuación el segundo sólo examinó a 4 mil 300 personas, mientras que las autoridades surcoreanas hicieron lo propio con 196 mil.[10]

En México es menester aplicar masivamente las pruebas e identificar las zonas críticas. Sin esa información, las medidas que se adopten, por más prudentes que sean, serán insuficientes y la enfermedad escalará en progresión geométrica en pocos días.

Un tema que debe tomarse con la seriedad que merece es el de la salud del Presidente de la República, que se encuentra comprometida. Es una persona de 66 años de edad con diagnóstico de hipertensión (se sabe que se le prescribió amlodipino, medicamento para lidiar con la presión arterial alta y para bloquear el calcio con efectos vasculares), lo que lo ubica en el sector demográfico más vulnerable ante la enfermedad, según la información difundida por la OMS y prácticamente por todos los institutos de investigación de enfermedades que se han abocado a analizar los impactos del Covid-19 en diversos grupos de población.

El presidente gusta del contacto con las personas: estrecha manos, abraza mujeres, hombres, niños, carga infantes, los besa —como se difundió recientemente en medios de comunicación. Si el hecho de que el entonces mandatario Felipe Calderón visitara en 2009, en lo más álgido de la epidemia —devenida en pandemia— del A H1N1 a los pacientes en hospitales sin ninguna protección para sus vías respiratorias —sólo portaba una bata blanca— fue sumamente preocupante, la exposición del presidente López Obrador a riesgos innecesarios es reprobable.

Hasta ahora, numerosas figuras públicas, celebridades y políticos en el mundo se han contagiado y han adoptado las cuarentenas prescritas. La gran mayoría se contagiaron porque las actividades que realizan implican un contacto constante con diversas personas. En México, el caso de Jaime Ruíz Sacristán, titular de la Bolsa Mexicana de Valores y quien diera positivo al Covid-19 hace un par de días, ha sido ampliamente comentado y ejemplifica el riesgo de exposición a una enfermedad, que como es sabido, es altamente contagiosa. Es importante modificar la agenda presidencial, a manera de evitar que la salud del mandatario se vea comprometida.

Incredulidad y escepticismo: un paso atrás

Existen gobernantes en el mundo, además del presidente López Obrador, que se toman muy a la ligera la pandemia. Destacan dos casos: el del Primer Ministro de la Gran Bretaña, Boris Johnson, y el del oresidente de Brasil, Jair Bolsonaro. El primero está convencido de que la propagación de la enfermedad en su país es lo mejor, conforme a la premisa de que “lo que te no te mata te hace más fuerte”, y que ello puede generar inmunidad (sic).[11] A esta declaración la aderezó con la aceptación de que “muchos vamos a perder en las próximas semanas y meses a nuestros seres queridos.”[12] En consecuencia, no ha ordenado medidas que mitiguen el Covid-19 aunque en su país cuenta con mil 144 casos confirmados y 21 víctimas fatales.

Por su parte, Bolsonaro debería estar en cuarentena tras su visita a Estados Unidos, amén de que 11 de sus colaboradores dieron positivo a la enfermedad. El día de ayer se vio al controvertido presidente en actos proselitistas en los que estrecha las manos de las personas, tse toma selfies y despotrica contra las recomendaciones de las autoridades sanitarias, además de criticar la suspensión de los partidos de futbol y el cierre de escuelas.

Como se ve, es muy difícil para el sector salud de México, Gran Bretaña y Brasil contener la pandemia cuando los gobernantes son incrédulos y actúan con semejante irresponsabilidad.

Por cierto, ¿ya se ha ponderado la suspensión o posponer el Censo de Población y Vivienda por razones de salud pública? Según la información proporcionada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se calcula un avance de 50 por ciento en la encuesta nacional.[13] Con 150 mil encuestadores, el Inegi estará visitando, entre el 2 y el 27 de marzo, 51 millones de inmuebles, 45 millones de ellos viviendas para plantear el cuestionario cara a cara, sin necesidad, dice, de ingresar al domicilio.[14] Empero, como se ha visto, diversos estados de la República han adelantado la cuarentena. Si el censo continúa, este abonaría a los riesgos sanitarios existentes.

No está de más recordar que se avecinan fechas en que grandes contingentes de personas se desplazan con fines de peregrinaciones, o bien para atestiguar la Pasión de Cristo —en Iztapalapa y Cuajimalpa en la Ciudad de México—, eventos que reúnen a miles y hasta millones de personas, y que pueden ser focos de contagio. Será necesario que las autoridades actúen con responsabilidad y suspendan toda aquella actividad que pueda poner en peligro la salud de la población.

Por último, si bien el Covid-19 es la enfermedad con el más alto perfil en materia de salud a nivel global y en el país en estos momentos, no hay que descuidar la importancia de una visión integral en la agenda de salud de México. El Covid-19 es especialmente lesivo para adultos mayores y personas que viven con hipertensión y diabetes. Entre las principales causas de muerte en el país, como se explicaba en una reflexión previa,[15] las enfermedades del corazón —muchas de ellas asociadas a la hipertensión— y la diabetes ocupan los dos primeros lugares. En 2018, cada una provocó 149 mil 368 y 101 mil 257 decesos, respectivamente. De las 10 principales causas de muerte reportadas en ese año, estas dos enfermedades fueron responsables de 45 por ciento de todas las defunciones registradas. Si se suman los decesos provocados por influenza y neumonía (28 mil 332), significan 50 por ciento de las defunciones. Por lo tanto, es urgente, conforme a la epidemiología descrita, que las autoridades atiendan con una visión de conjunto la problemática de la salud pública. El número de víctimas fatales en México podría crecer de manera exponencial ante el Covid-19 debido a la cantidad de personas que viven con hipertensión y diabetes, muchas de ellas sin siquiera saber que tienen dichos padecimientos. No está de más recordar, por cierto, que el país enfrenta otras emergencias sanitarias por la influenza —que, se sabe, es mucho más letal que el Covid-19—, el dengue y, ahora también, el sarampión.[16]

Notas

[1] La RP China es la que ahora está restringiendo el ingreso de extranjeros a su país, en particular europeos, que son quienes tienen la mayor cantidad de casos confirmados a escala planetaria.

[2] Julio Algarañaz (10 de marzo de 2020), “Epidemia fuera de control. Coronavirus en Italia: confirman las declaraciones de un médico sobre la ‘masacre de ancianos’”, en Clarín, disponible en https://www.clarin.com/mundo/coronavirus-italia-confirman-declaraciones-medico-masacre-ancianos-_0_KTlbdnca.html

[3] HispanTV (29 de junio de 2018), “Italia cuenta con una de las mayores esperanzas de vida”, disponible en https://www.hispantv.com/noticias/italia/381276/esperanza-vida-sistema-sanitario-bienestar

[4] Ha reducido, desde 2018, el presupuesto de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC). Criticó fuertemente la Patient Protection and Afordable Care Act, mejor conocida como Obamacare, que, sin embargo, esta entró en vigor entre 2014 y 2019. Aun así, en mayo de 2018, la administración Trump se empeñó en desmantelar los programas de seguridad en salud. Timothy Ziemer, responsable del manejo de crisis ante la aparición de una epidemia/pandemia, fue retirado de sus funciones y su equipo de colaboradores que trabajaban en la agenda de seguridad y salud, fue desmantelado. En el mismo año, la CDC vio reducidos en 80 por ciento sus recursos para impedir el surgimiento de una epidemia en el mundo. Ante ello, la institución se vio obligada a centrarse en una decena de países, dejando de lado a otros, como por ejemplo, la RP China. Para enmendar el barco y ante el desastre sanitario provocado por el Covid-19 en Estados Unidos, el presidente Trump solicitó 2 mil 500 millones de dólares del fondo de emergencia para enfrentar la pandemia, tras haber declarado también el estado de emergencia nacional que le permite acceder a recursos para el mismo fin. Esto ocurre en un año electoral, donde las medidas para evitar la propagación de la enfermedad implicarán restricciones para mítines y otras actividades de las que habrá que prescindir en momentos en que Trump parecía imponerse a un partido demócrata fragmentado. El enojo de la población por la pésima respuesta de Trump, con todo y que designó al vicepresidente Pence al frente del equipo que coordina la respuesta ante la pandemia, amenaza con quitarle muchos votos en los meses por venir. Véase Chris Morris (February 26, 2020), “Trump administration Budget cuts could become a major problem as coronavirus spreads”, en Fortune, disponible en https://fortune.com/2020/02/26/coronavirus-covid-19-cdc-budget-cuts-us-trump/

[5] Abel Alvarado (13 de marzo de 2020), “Confirman primer caso de coronavirus en Guatemala”, disponible en https://cnnespanol.cnn.com/2020/03/13/alerta-confirman-primer-caso-de-coronavirus-en-guatemala/

[6] El Universal (15 de marzo de 2020), “Guatemala confirma su primer muerte por coronavirus”, disponible en https://www.eluniversal.com.mx/mundo/coronavirus-guatemala-confirma-su-primer-muerte

[7] Clarín (15 de marzo de 2020), “Alerta mundial: coronavirus en Argentina: una por una las 10 medidas que anunció Alberto Fernández para combatir la pandemia”, disponible en https://www.clarin.com/politica/coronavirus-argentina-10-medidas-anuncio-alberto-fernandez-combatir-pandemia_0_CkSGClvw.html

[8] Clarín (15.03.2020), “Pandemia: coronavirus en Argentina: expulsaron a 270 turistas que no cumplieron la cuarentena”, disponible en https://www.clarin.com/sociedad/coronavirus-argentina-expulsaron-270-turistas-cumplieron-cuarentena_0_bKdlNkpP.html

[9] Peniley Ramírez (13 de marzo de 2020), “Las cifras desconocidas del coronavirus en México”, en El Universal, disponible en https://www.eluniversal.com.mx/opinion/peniley-ramirez/las-cifras-desconocidas-del-coronavirus-en-mexico?fbclid=IwAR1cEM6FIyTTLrz5kl2MeVsVEVWeKZxGA0vSUMwByWdScIO1aETgOKCayyM

[10] BBC Mundo (12 de marzo de 2020), “Coronavirus: la exitosa estrategia de Corea del Sur para salvar vidas en medio de la pandemia del Covid-19”, disponible en https://www.bbc.com/mundo/noticias-51838817

[11] Este tipo de creencias y el movimiento antivacunas ampliamente extendido en Europa, es responsable del resurgimiento de enfermedades a las que ya se les tenía a raya, como el sarampión.

[12] Economía Digital (15 de marzo de 2020), “Reino Unido quiere que el coronavirus circule para crear inmunidad”, disponible en https://www.economiadigital.es/politica-y-sociedad/reino-unido-quiere-que-el-coronavirus-circule-para-crear-inmunidad_20043741_102.html

[13] Enrique Sánchez (2 de marzo de 2020), “Despliega INEGI a 150 mil encuestadores para Censo 2020”, en Excélsior, disponible en https://www.excelsior.com.mx/nacional/despliega-inegi-a-150-mil-encuestadores-para-censo-2020/1367327

[14] Ibid.

[15] María Cristina Rosas (marzo 2, 2020), “El coronavirus y el sistema de salud en México”, en etcétera, disponible en https://www.etcetera.com.mx/opinion/coronavirus-sistema-salud-mexico/

[16] El movimiento antivacunas es uno de los principales responsables del brote de sarampión que enfrenta la Ciudad de México. En medio de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, la Ciudad de México tiene confirmados 16 casos de sarampión, nueve de ellos adultos y todos ellos con historial de ausencia de vacunación o bien, aplicaciones incompletas de la inmunización. Véase Infobae (16 de marzo de 2020), “CDMX confirmó 16 casos de sarampión en medio de contingencia por coronavirus”, disponible en https://www.infobae.com/america/mexico/2020/03/16/cdmx-confirmo-16-casos-de-sarampion-en-medio-de-contingencia-por-coronavirus/. Véase también Arturo Ordaz Díaz (12 de marzo de 2020), “’Antivacunas’, posible razón del brote reciente de sarampión en la CDMX”, en Forbes, disponible en https://www.forbes.com.mx/antivacunas-posible-razon-del-brote-reciente-de-sarampion-en-la-cdmx/

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password