Cinque Terre

etcétera

AMLO y las cinco mentiras destacadas de la semana: “el gobierno de Claudia Sheinbaum es independiente”

Gracias por leer la entrega número doce de AMLO y las cinco mentiras de la semana.

Esta semana fue curiosa, ya que el presidente y su gabinete concentraron un gran número de mentiras de gran relevancia en apenas dos días: 13 y 14 de septiembre. Quizá se deba a que por las fiestas patrias, no hubo conferencia mañanera ni miércoles ni jueves.

Aún así, nuestra revisión arrojó que en esos dos días hubo al menos 15 mentiras muy evidentes y graves, de las cuales, como siempre, elegimos cinco.

Como quizá ustedes ya se habrán enterado, desde la semana pasada Las Cinco Mentiras ya tienen versión en video, consistente en una sucinta presentación con videos ilustrativos y breves comentarios.

Por supuesto, tanto el reporte escrito como el video son mutuamente complementarios. Podrán ustedes visualizar la versión en video en el canal de la Revista Etcétera, en donde además conocerán todos los materiales audiovisuales que presentamos para ustedes.

Hagan clic en la imagen para ir a nuestro canal de YouTube y por supuesto, sigan leyendo aquí, en nuestro sitio web. Continuamos.

MENTIRA 1

El gobierno de Claudia Sheinbaum es autónomo e independiente: AMLO. 14 de septiembre.

Esto es mentira. Lo cierto es que Sheinbaum encabeza un gobierno sumiso y obediente a los designios de AMLO, su mentor y líder político. Desde hace meses se muestra cada vez más “amloizada”: cambió la cromática de la capital a guinda, se queja de sus ‘adversarios’, da explicaciones absurdas y evade los temas, habla de “campañas negras”, exalta los logros de la Cuarta Transformación, ironiza y critica a los medios de comunicación y hasta hace chistes al estilo de su líder. Además, elogia al presidente en cada ocasión posible.

Con solo dos ejemplos dejaremos en claro que lo cierto es que el gobierno de Sheinbaum no tiene nada de autónomo, sino que es una sucursal de Palacio Nacional. De ahí que en redes sociales la hayan apodado “la Regenta”.

1.- Los informes sobre la rehabilitación de la Línea 12.  Es atribución exclusiva del gobierno capitalino dirigir todo lo relativo al Sistema de Transporte Colectivo Metro. No obstante, luego de la tragedia del 3 de mayo, fue el presidente quien tomó el control de la rehabilitación de la Línea, dio fecha de entrega, empeñando su palabra, anunció que Carlos Slim pagaría la reparación del tramo, y dijo que el gobierno federal haría entrega de la L12 a los capitalinos. Sheinbaum declaró el 23 de agosto que todos los informes sobre avances los daría directamente el presidente.

2.- “Claudia Sheinbaum, que la verdad, como es el caso de otros gobernantes, me ayuda, me aligeran la carga porque actúan con responsabilidad. No tengo que estar recordando, apurando a nadie”. AMLO dijo esto el 27 de agosto. Con esa declaración admitió que más que como gobernadora, Sheinbaum funge como parte de su equipo directo de trabajo. No la tiene que estar apurando, dijo. No tendría por qué, sin importar lo que hiciera, ya que una mandataria estatal no obedece al presidente de la República, ya que según la Constitución, se encuentran en un plano de igualdad.

MENTIRA 2

El gobierno de México compró vacunas para todas las personas de un año de edad en adelante y se aplicarán con base en el consenso científico internacional. Hugo López-Gatell. 13 de septiembre.

Abordar el verdadero circo que es la información contradictoria sobre el tema de la compra de vacunas no es sencillo. Tal como dijo el 13 de agosto pasado el periodista Raymundo Riva Palacio: en México las vacunas sobran, “pero al mismo tiempo faltan”.

Con ello, quiso decir que al analizar los informes ofrecidos  durante muchos meses por Marcelo Ebrard sobre vacunas compradas, apartadas, prometidas o apalabradas, la cantidad que México debiera tener es absolutamente sobrada, incluso para regalar. Pero la población no está viendo esos ríos de vacunas en todas partes.

En los puestos de vacunación, a los que todos hemos acudido, se nos dice que las vacunas se aplicarán “conforme vayan llegando”. ¿No se supone que estaban aquí ya?

Veamos: somos casi 127 millones de mexicanos, siendo casi 38 millones los menores de 18 años. Es decir, la población adulta, la que el gobierno acepta vacunar, es de menos de 86 millones de personas.

En al menos tres ocasiones, el gobierno federal ha dado cifras que indicaban que México estaba totalmente provisto de vacunas suficientes para TODA la población: el 13 de octubre de 2020, Ebrard dijo que se habían comprado vacunas para 116 millones de personas. El 16 de febrero dijo que se había hecho un trato “prepagado” para un total de 232.33 millones de vacunas con distintas farmacéuticas.

Luego, en marzo de este año, el titular de la Secretaría de Hacienda, Arturo Herrera, confirmó que se habían contratado casi 234 millones de vacunas, con lo que el abasto estaba 60% sobrado.

Mientras, Ebrard anunciaba más y más compras. Y además, se le pidieron regaladas a Joe Biden. Se le pidieron donadas al mecanismo COVAX de la ONU. Si creemos las cifras oficiales, ya la hicimos.

Entonces, ¿por qué el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo, el 27 de julio, que su gobierno no estaba dispuesto a comprar vacunas para los niños por presiones de las farmacéuticas? Esa declaración indica, inequívocamente, que al contrario de lo que presumieron Ebrard y Arturo Herrera, no se cuenta con excedentes.

Así, que en efecto: Gatell mintió al afirmar que el gobierno ya compró vacunas suficientes para todos las personas mayores de un año. Si no, no hubiera dicho que vacunar a un niño es quitarle una vacuna a un adulto en riesgo. Porque las vacunas no sobran, aunque las cifras de Ebrard digan que sí.

Es verdad que las vacunas compradas con anticipación no llegan todas juntas, sino que se hacen entregas diferidas. Pero eso no explica que Ebrard siga buscando comprar más y hacer nuevos tratos, si supuestamente todo quedó resuelto desde febrero.

Pareciera que Ebrard y Herrera mintieron al informar que México había adquirido, en meses pasados, vacunas más que sobradas. O bien, Ebrard mintió respecto a la verdadera cantidad de dosis que llegaron al país. O mintió al decir se quedaron en México.

O peor aún: mintió al decir que llegaron y se preservaron de forma correcta, quedando disponibles para su aplicación.

Lo cierto es que existe información contradictoria, opaca y confusa en este tema. Que el presidente declara una cosa y sus funcionarios otra. Que los “datos duros” que nos presentan (tanto en la conferencia mañanera como en el sitio web de transparencia de la SRE) no son más que tablas hechas en Power Point que no demuestran absolutamente nada.

Que más allá de las declaraciones por los funcionarios, no sabemos en realidad cuántas vacunas están disponibles para los mexicanos. Porque una cosa es que las vacunas ya compradas puedan tardar semanas o meses en llegar y otra es que al presidente se les escape que no va a comprar más vacunas para los niños, porque eso es “comprar por comprar”.

Y, lo cierto también es que, entre los menores de edad los niños de 0 a 4 años son los más propensos a morir por COVID y que los que tienen de 0 a 14 años son los más propensos, de entre los menores, a contagiarse.

MENTIRA 3

Desde el principio consideramos que el subgrupo de niños con enfermedades crónicas podía vacunarse: Gatell. 14 de septiembre.

Tras sus miserables declaraciones sobre que cada vacuna que se le pone a un niño se le quita oportunidad de vacunarse, Gatell intentó corregir su enorme estupidez. Pero lo hizo de manera inepta, por supuesto.

Así, el 13 de septiembre anunció en La Jornada que se vacunaría a 1 millón de niños con enfermedades crónicas. Y el 14 de septiembre dijo que el gobierno mexicano “desde el principio” había considerado vacunar a este “subgrupo”.

Es una mentira.

Lo cierto es que en octubre de 2020 dijo que a “los niños y niñas no necesariamente vamos a tener la indicación para vacunarles, porque todos los ensayos clínicos de vacunas que hay en este momento, ninguno está estudiando, por todo un tema de ética de investigación, ninguno está incluyendo niños, personas menores de 18 años. De modo que no va a ser posible en ningún lugar del mundo tener la información necesaria para una autorización sanitaria que permita vacunar menores de 18 años”. Una mentira enorme. En esas fechas Pfizer estaba conduciendo un estudio para una vacuna para niños de 12 a 15 años, en Estados Unidos.

En diciembre de 2020 Gatell ya había modificado un poco su discurso, pues al hablar de niños y mujeres embarazadas dijo “en el momento en que se tenga evidencia de la seguridad y la eficacia de la vacuna en estas poblaciones, entonces se reevaluarán solicitudes de autorización de uso. En su momento, si la evidencia es convincente de que son productos seguros y eficaces se les darán estas autorizaciones y se procederá al uso en menores de edad y en mujeres embarazadas”.

Es septiembre de 2021 y en muchos países se ha aceptado la seguridad del uso de varias vacunas para niños mayores de 12 años y se los está vacunando.

Así, Gatell ahora se escuda en que los niños no lo necesitan, cuando en diciembre dijo que si los productos eran seguros se aplicarían a todos los menores, no solamente a los que tienen comorbilidades.

Hay más: el 24 de junio de 2021, la Cofepris autorizó el uso de la Pfizer para niños mayores de 12 años.

El 3 de agosto el gobierno federal declaró que “analiza la posibilidad” de vacunar a menores de edad con alguna “condición especial” que les pusiera en mayor riesgo. Pero solo si la evidencia científica así lo indicara.

¿Fue luego de eso que Gatell anunció que se vacunaría a los menores con enfermedades crónicas? Para nada. No se hizo nada.

Se tuvo que llegar a la protesta, a los amparos por parte de padres de familia y a más mentiras por parte del gobierno para que Gatell anunciara que se vacunaría solamente a un millón de niños, los que sufren enfermedades crónicas.

Eso, mientras otros países llaman libremente a todos los jovencitos a acudir a vacunarse.

¿Que lo pensó desde el principio? Para nada. Es una mentira más de cientos que el gobierno ha dicho en torno a la crisis sanitaria.

MENTIRA 4

El regreso a clases no incrementó contagios en menores de edad: Gatell. 14 de sept.

Sigamos con el tema de la pandemia y menores de edad. Esta cuarta mentira se refiere a otra de las facetas que han estado a debate: los contagios en menores y el regreso a clases.

A 14 días exactos del regreso a clases presenciales y, con el perfecto conocimiento de que las cifras sobre contagios y decesos no reflejan el exacto momento presente, sino que tienen un desfase de uno, dos o tres días, el subsecretario Hugo López Gatell afirmó que el regreso a clases no ha provocado un incremento en la tasa de contagios entre menores de edad.

Esto, al tiempo que en varios estados del país se informó del cierre de decenas de escuelas tras detectarse casos del virus entre los niños.

Y, también, mientras él mismo, Hugo López Gatell, mostraba a sus espaldas una gráfica que indicaba que al 14 de septiembre se tenían registrados 10 mil casos activos en menores de edad. Como dijimos antes, debido al desfase en que fluye la información, con absoluta certeza los casos son más numerosos.

Lo cierto es que Gatell escogió el día 14 tras el regreso a clases para defender el regreso a clases ordenado por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Y esto se debe sencillamente a que el virus tiene un periodo de incubación de 14 días.

Pero lo cierto es que es sumamente tramposo afirmar que no ha habido contagios cuando no ha habido tiempo de registrar los casos generados a partir del regreso a clases. Gatell mismo ha admitido que las cifras que presenta tienen un desfase, totalmente comprensible ya que hospitales, gobiernos y dependencias tardan en capturar y enviar sus respectivos reportes.

Citamos a la experta Laurie Ann Ximénez-Fyvie, quien el 14 de septiembre opinó sobre lo que dijo Gatell:

“Si bien no podemos todavía evaluar el impacto del regreso a clases, sí hay evidencias de cómo la combinación entre la propagación predominante de la variante Delta y el aumento en la movilidad de los menores de edad ha impactado sobre los casos de COVID-19 en este rango de edad”.

Reiteramos: “no podemos todavía evaluar el impacto de regreso a clases”. ¡Pero Gatell ya se da el lujo de afirmar que no hubo consecuencias!

MENTIRA 5

Para liberar a presos beneficiados por el decreto de amnistía, tenemos que enfrentar las “inercias burocráticas” del “no se puede” y el “no hay”: AMLO. 13 de septiembre.

Esta declaración, hecha sobre el tema de la liberación a presos ancianos, enfermos o que no hayan recibido sentencia conforme a los tiempos que estipula la ley, la hizo el presidente para quejarse de que la liberación de presos no se dio en cuanto su voluntad así lo quiso.

Lo cierto es que no se trata de inercias burocráticas ni mucho menos de “no hay”. Su propio Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, dijo que hay que “cumplir requisitos establecidos en la ley”.

Ahora, respecto a este tema, hay una faceta de gran trascendencia: lo que ha ocurrido con el periodista Carlos Loret de Mola y el señor Israel Vallarta, acusado de secuestro y protagonista de esa famosa escenificación de su detención y la de Florence Cassez organizada por Genaro García Luna.

Esa detención fue transmitida por Carlos Loret de Mola, quien ha afirmado siempre que fue engañado por la autoridad, que no sabía que se trataba de una detención escenificada (ya que la verdadera detención había ocurrido el día anterior, pero nadie la grabó). Loret ha admitido que se equivocó al no verificar, tal como debe hacer todo periodista, pero ha afirmado durante años que él no participó en la planeación, nadie le dijo que todo era fingido, ni tampoco (grave error) indagó al respecto.

Se recordará que en varias ocasiones tanto AMLO como otros miembros de su gobierno, como Jenaro Villamil, han apuntado hacia la conexión entre la situación de Vallarta, preso sin sentencia, y el montaje que achacan a Loret de Mola. Es decir, responsabilizan a Loret de que Vallarta esté en la cárcel.

El lector recordará que Israel Vallarta ha afirmado que él jamás formó parte de una banda de secuestradores y ha dicho haber sido víctima de Genaro García Luna y Loret de Mola, quienes lo usaron a él y a Cassez para sus fines particulares: presumir de combate al crimen, y lograr una gran exclusiva periodística, respectivamente.

Al ser sujeto de una detención escenificada, Vallarta puede beneficiarse de la amnistía, ya que sus derechos procesales fueron violados. Además, según dijo el secretario Adán Augusto López, se acreditó que Vallarta fue torturado. Esta y otras violaciones a sus derechos humanos y fallas procesales le permitirían salir libre en el caso del secuestro contra Cristian “R”, pero….

Resulta que además de este expediente, Vallarta está acusado de OTRO secuestro. En este proceso, dijo el titular de Segob, no se ha acreditado ni la tortura ni la violación de derechos humanos, por lo que la amnistía no lo beneficiará.

Así, lo cierto es que:

-No hay trámites ni inercias que impidan a AMLO liberar a presos. Tampoco es la cultura del “no hay”. Lo que existe es la ley, punto.

-Loret de Mola no es culpable de que Vallarta esté preso. Ni siquiera la amnistía de AMLO podrá liberarlo, ya que está acusado de otro secuestro.

*ofv

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password